Kia XCeed: SUV Compacto del Año 2020

7 agosto, 2020
M. M.
La polivalencia sencilla, dinámica y divertida

Nuestro premio para el SUV Compacto del Año 2020 ha recaído en un modelo que ya goza en sus variantes de turismo de una más que acreditada reputación: nos referimos a la última generación del compacto de la coreana Kia, el Ceed, que ha añadido en la misma no sólo dos versiones familiares (una más tradicional, la Tourer, y otra más deportiva, el Proceed, convertido en “coupé de 5 puertas”), sino una cuarta carrocería “semi-SUV” con la que bajo el nombre de XCeed rescata el auténtico espíritu “crossover” con el que ofrecer un todo camino compacto con las virtudes de un turismo tradicional y las ventajas de un SUV urbano.

Diseñado en el centro de I+D de la marca coreana en Fráncfort, y realizado sobre la plataforma y carrocería del Ceed 5 puertas que Kia monta para Europa en su planta eslovaca de Zilina, de donde salen los Ceed berlina, Tourer y Proceed, el XCeed es una realidad en nuestro mercado donde se comercializa desde el pasado otoño, con el atractivo añadido de contar, como todos los Kia, de una garantía de 7 años o 150.000 km.

Estetica diferenciadora de la gama Ceed

Aunque Kia afirma que sólo las puertas delanteras son comunes con la berlina, siendo los convenientes aditamentos con los que se logra dar una impresión de coche totalmente distinto. Se trata de hacer del Kia Ceed un discreto todo camino, con una aceptable funcionalidad esporádica “off road” pero sin merma de un comportamiento dinámico más cercano al de un turismo compacto que al de un SUV de mayores dimensiones.

De este modo, el Kia XCeed se presenta como un “crossover” mediano basado en la gama Ceed, con una carrocería bien diferenciada que mantiene un estilo deportivo, con la misma cintura baja de la berlina pero sin renunciar a una posición de conducción más alta, como gustan los usuarios de los SUV (el asiento del conductor va situado algo más de 4 cm más alto que el del Ceed berlina).

Estéticamente, este Kia XCeed estrena una parrilla frontal más prominente, mayores tomas de aire inferiores y nuevos faros de diodos que repiten el patrón de los “cubos de hielo” de 4 focos” bajo un diseño más anguloso. Hay nuevos insertos metalizados (molduras de taloneras, barras de techo, marcos en paragolpes, difusor trasero…) y una amplia oferta de colores de carrocería (12, con uno nuevo y exclusivo del XCeed, el amarillo Quantum).

Las llantas son de aleación de serie, de 16” con neumáticos Michelin 205/60 R16 (más propias para un uso mixto asfalto/tierra) o bien de 18” (en opción o por nivel de acabado) en 235/45 R18, de Continental esta vez (SportContact) para uso mayoritario sobre asfalto. Queda claro pues, que su vocación es la de un todo camino ocasional.

Aunque estampa y funcionalidad varían poco respecto al Ceed berlina, sí destacan sus paragolpes más prominentes, que elevan su longitud total a los 4,40 m (8,5 cm más que la berlina), y su mayor altura libre al suelo, que sube poco más de 4 cm (17,4 cm con llantas de 16” y 18,4 cm con llantas de 18”) para facilitar el uso “off road”.

La altura total sube así a casi metro y medio (1,49 m) con las barras de techo, con un poquito más de anchura (1,83 m, +2,5 cm) pero sin variar su batalla (2,65 m) ya que la plataforma sigue siendo la de la berlina. Queda pues un poco más grande que ésta, pero lejos aún del auténtico SUV compacto de Kia, el Sportage, más largo (+9 cm) y alto (+15 cm), lo que permite a ambos mantener su propio nicho de mercado.

Mecánicas gasolina, diésel o hibridadas

En la concesión de este premio, el jurado de Motor Mundial ha valorado la creación de un turismo a medio camino entre un compacto clásico y un todo camino, con una suspensión suavizada para evitar rebotes sobre mal piso, una dirección más asistida para favorecer la conducción sobre tierra y viajes largos, su completo equipamiento y ayudas a la conducción, junto a sus modernas motorizaciones turbo en gasolina de 3 y 4 cilindros (a las que se añade una microhíbrida ”mild hybrid” a 48 voltios y hasta otra híbrida enchufable).

Kia ofrece este XCeed con tres motores de gasolina y dos diésel, todos de inyección directa y turboalimentados, arrancando en gasolina con el tricilíndrico 1.0 T-GDi de 120 CV y 17,5 mkg, seguida del 4 cilindros 1.4 T-GDi de 140 CV y 24,7 mkg, culminando con el 1.6 T-GDi de 204 CV y 27 mkg, mientras que en diésel la oferta se centra en el 1.6 Smartstream, en 115 y 136 CV.

Y salvo el nivel de acceso en gasolina (1.0 T-GDi) que sólo viene de serie con cambio manual de 6 relaciones, todos los demás motores pueden combinarse con dicho cambio manual o bien con el automático 7-DCT de doble embrague y 7 marchas, otro punto a su favor para alzarse con nuestro premio, junto a la ampliación de su oferta motriz de una versión híbrida enchufable PHEV.

El Kia XCeed PHEV va más allá, permitiendo la circulación en modo sólo eléctrico (EV) y “cero emisiones” al unir el motor 1.6 GDi de gasolina más otro eléctrico de 44,5 kW, con una potencia conjunta de 141 CV. Alimentado por una batería de 8,9 kW/h, anuncia una autonomía eléctrica de hasta 60 km, con un cambio DCT de 6 velocidades.

Interior de auténtico «premium»

La habitabilidad es la misma del Ceed berlina pero el maletero aprovecha el ligero mayor voladizo y sube hasta los 426 litros, 31 más que la berlina (prácticamente el mismo volumen de un Mercedes GLA). Además, con los asientos traseros abatidos llega hasta los 1.378 litros, pudiendo plegarse estos con el clásico plegado asimétrico 60:40 de serie, o bien en proporción 40:20:40, con tres respaldos independientes, opción ofrecida junto con la apertura “manos libres” eléctrica del portón. El piso del maletero lleva una bandeja para su ajuste a dos alturas, con una de ellas totalmente enrasada con la superficie de los respaldos plegados de los asientos traseros.

En el interior tenemos el mismo habitáculo y salpicadero del resto de la gama Ceed, aunque alegrado con algunos detalles exclusivos en amarillo. La tapicería puede ser textil, mixta de polipiel o de piel auténtica, y todos los asientos han sido realzados unos 4 cm, y el cuadro de instrumentación puede ser digital (de 12,3”) en opción, aunque de serie es analógico, igualmente la pantalla táctil multimedia puede ser de 8” (de serie) o 10,25” (opcional o según nivel de acabado).

El cuadro digital de 12,3” es de alta resolución (1.920 por 720 píxeles) y permite mostrar además del velocímetro y cuentavueltas otras informaciones relativas al trayecto, estado del vehículo, navegador, equipo multimedia, etc, gracias a una tarjeta de telefonía (eSIM) que permite vincular este dispositivo a un teléfono móvil. De esta forma, el conductor puede enviar una ruta al navegador antes de empezar el viaje o conocer datos de su vehículo o el punto exacto donde se encuentra.

La conectividad actúa tanto en entornos de Apple Car Play como de Android Auto, y las versiones equipadas con cambio automático DCT cuentan con un selector de modos de conducción (Drive Mode), cuyo aspecto cambia según esté seleccionado el modo Normal o Sport. En opción o según nivel, puede equipar climatizador dual, retrovisores eléctricos y calefactados, equipo hi-fi JBL premium, volante calefactado, asientos ventilados y calefactados, etc…

Un equipamiento de alto nivel

Porque otro factor singular del encanto de este XCeed de Kia es el de su elevado nivel de equipamiento, especialmente en relación a su tarifa de precios, lo que ha influido también en su victoria como SUV Compacto del Año. Tenemos 4 niveles de acabado y equipamiento: Concept, Drive, Tech y Emotion.

Desde el básico Concept este XCeed viene muy bien equipado, trayendo de serie hasta los faros de diodos. Y ojo, con un precio de apenas 19.000 euros con el motor 1.0 T-GDi de 120 CV o desde 20.370 con el 1.6 CRDi diesel de 115 CV. Luego, el nivel mejora en el Drive, y sobre todo en los Tech y Emotion, a la vez que se incrementa su precio (ya por encima de los 25.000 euros).

Por ejemplo, el nivel Emotion lo trae todo o casi todo, desde elementos de lujo (sensores de lluvia y luz, sensores de aparcamiento con asistente semiautónomo, techo panorámico practicable, cambio automático de luces, acceso y arranque sin llave…) hasta las ayudas de conducción (control de crucero activo con función de parada y arranque en atascos, sensor de presencia de vehículos en el ángulo muerto, aviso de colisión frontal con detección de peatones y ciclistas, asistente de cambio involuntario de carril, lector de señales de tráfico, etc… Aunque lo más atractivo se reserve a los packs opcionales (que por otra parte se suelen ofrecer como regalo de promoción).

Finalmente, no podemos olvidarnos de la importancia de la mejora en la conectividad del XCeed que Kia ha puesto a disposición de sus clientes en este modelo. Ya hemos citado su capacidad de conexión en entornos Android y Apple, pero es justo subrayar que la pantalla multimedia central de 10,25” (26 cm) es de serie en los niveles “Tech” y “Emotion” y se puede dividir hasta en tres zonas, para visualizar tres funciones a la vez. Va unida al navegador y al sistema UVO Connect, una aplicación para el teléfono móvil que permite localizar el coche, enviar direcciones al navegador y, según Kia, también abrirá las puertas de forma remota dentro de pocos meses.

El cuadro digital de 12,3” (31 cm) sustituye en opción al convencional con una configuración que no difiere mucho de éste, con dos grandes esferas a izquierda y derecha y un hueco central para el ordenador de viaje, indicaciones del navegador y sistemas de ayuda a la conducción. Este cuadro digital está incluido en los Packs “Yellow” (2.598 €) y “Premium” (3.272 €) exclusivos del nivel «Emotion», siendo el XCeed el primer Kia en Europa en utilizarlo. Por su parte, las versiones no equipadas con estos “packs” llevan el mismo cuadro del Ceed normal (sin pantalla central en el nivel “Concept” y con la de 8” del Ceed normal en el nivel Drive).

Pero es que lo que más nos impresiona de esta gama es que sin recurrir a los niveles más altos de motorización y acabado, tenemos en los medios –especialmente el Drive y el Tech- de 115 y 120 CV una respuesta dinámica muy lograda, un excelente grado de funcionalidad todo uso y un nivel de polivalencia tal que, en función de su ajustado precio (entre 20.000 y 23.000 euros) representan una opción sumamente atractiva en el segmento de moda, el de los semi-SUV “crossover”. Otra razón principal que explica la elección del Kia XCeed como SUV Compacto del Año de MOTOR MUNDIAL. ¡Enhorabuena!

Galeria de fotos