Prueba Exprés: Seat Arona 1.0 TSI (95) Xcellence

5 febrero, 2019
FRANCIS FERNANDEZ
Poco emocional pero agradable de conducir
A FAVOR EN CONTRA
Suavidad y silencio de marcha Comportamiento del tren trasero
Habitabilidad y maletero Alargamiento de la frenada
Consumo aquilatado Sonoridad del motor a alto régimen
Dotación generosa Aspecto de los plásticos
Posibilidades de personalización

En un segmento de mercado, el B-SUV, superpoblado de oferta de modelos de casi todas las marcas y al que el Seat Arona ha tardado mucho en llegar, su presencia un tanto falta de personalidad (copia al Seat Ateca) y sosa por fuera y por dentro no le favorece apenas. Sí convence por su agrado de conducción, habitabilidad y precio competitivo (19.060 € con los descuentos aplicados), con una dotación generosa del nivel Xcellence y un consumo muy razonable, lo que queda ensombrecido por la suspensión y lo alargada que resulta su frenada.

El Seat Arona, con sus 4,14 m de longitud, compite con modelos como el Citroën C3 Aircross, Ford EcoSport, Jeep Renegade, Hyundai Kona, Kia Stonic o Mazda CX-3 entre otros, aunque si buscamos los rivales comerciales más directos son el Renault Captur y el Peugeot 2008. Tendrá que defenderse del éxito de los coreanos Kona y Stonic, cuyo lanzamiento y ventas han sido muy destacadas.

El Seat Arona incorpora por primera vez en la marca la pintura bicolor

Seat Arona 1.0 TSI 95 CV Xcellence: Con toques de diseño inéditos

La marca española ha pretendido innovar, modificando en cierta medida sus habituales parámetros estilísticos hacia un tipo de diseño minimalista, adoptando pautas de diseño inéditas hasta ahora en Seat, como el techo de diferente color, combinándose con el acabado de la carrocería. El adorno metálico en el pilar C y todo el perímetro inferior de la carrocería protegido por un recubrimiento plástico especial, proporcionan al Arona un aspecto diferenciado del resto de la gama, aunque mantiene sus trazos bastante convencionales e incluso excesivamente sosos, por lo que estéticamente carece de la emocionalidad necesaria que acompaña a muchos de sus competidores.

En el interior más de lo mismo, pulcritud hasta el extremo, incluso podríamos acusarle de una cierta sosería y falta de imaginación, aunque se dice que tiene previsto adornar el salpicadero con incrustaciones de plástico según las versiones. Su habitabilidad es de las mejores en las plazas delanteras y correcta tirando a buena en las plaza posteriores, estorbando mucho el elevado túnel de transmisión y la intrusiva consola en la plaza central. Además, disfruta de un buen maletero de 400 litros, que cuenta con hueco bajo el suelo ya incorporado a esta medición.

El nivel de acabados y ajustes es solo correcto, en parte porque los plásticos utilizados en la zona baja y superior del salpicadero y los tiradores de las puertas son claramente mejorables. Duros y bastante ásperos al tacto, contrastan con el nivel del resto de materiales utilizados en el interior, sobre todo si nos vamos a las versiones más dotadas.

El sobrio salpicadero del Seat Arona podrá animarse con apliques plásticos de colores

En cuanto a los asientos tapizados en Alcantara son excelentes en todos los sentidos, cómodos, eficaces en curva y muy agradables al tacto aunque la forzosa e inútil forma de su zona superior no contribuye a sujetar mejor la zona inferior de los hombros. Confort y seguridad están a un buen nivel, lástima que no se haya previsto mayor modularidad de los asientos, máxime siendo un SUV.

Seat Arona 1.0 TSI 95 CV Xcellence: Una suspensión mejorable

Al margen de su estilo, las innovaciones técnicas del Arona derivan de la utilización de la plataforma modular MQB-A0 que ya está presente en otros modelos de Seat como el Ibiza, así como en sus primos Volkswagen T-Cross y Skoda Kamiq. Esta plataforma permite gracias a su versatilidad, diversas dimensiones en lo que a longitud y distancia entre ejes se refiere, pero sobre todo supone implementar en el vehículo controles de seguridad casi a la carta, eligiéndolos del “almacén de sistemas” que el grupo ha puesto a disposición de sus marcas y que Seat aprovecha para su Arona.

En el caso del Seat Arona de pruebas, nosotros destacamos sobre todo la posibilidad de montar el Sistema ACC (Control de Crucero Adaptativo) con función Stop&Go y frenada de emergencia, que nos proporciona la seguridad de que el vehículo va a actuar en el caso de que nos despistemos, frenando de forma autónoma si nos acercamos peligrosamente al coche que nos precede, para evitar el impacto contra él.

El maletero del Seat Arona, regulable en dos alturas, cubica unos muy aprovechables 400 l

El comportamiento del Arona es variable en función de la velocidad a la que circulemos y del trazado. Esto puede parecer lógico en un principio, pero después de haber conducido hace poco tiempo un Ibiza con el motor diésel de 115 CV y acabado FR con neumáticos 215/40 en llanta 18, podemos decir que no se parece prácticamente en nada, y que es el Arona el que sale peor parado sin duda. Y sobre todo la frenada, que este coche alarga demasiado y a la que falta más contundencia.

Por tarados de suspensión, blandos en amortiguación, y su mayor altura del centro de gravedad, registramos más movimientos de la carrocería que el Ibiza en cualquier terreno, a pesar de que el balanceo no sea exagerado. Su estructura técnica es similar en su arquitectura a la del Ibiza, con un sencillo eje de ruedas tiradas mediante eje torsional, que cumple ligeramente las veces de barra estabilizadora. A pesar de su sencillez, que proporciona excelentes resultados en los otros modelos que lo montan, en el Arona no mantiene el mismo nivel y genera cierta inseguridad.

Según subamos la velocidad de crucero y ataquemos las curvas con más decisión, la zaga toma demasiado protagonismo haciéndose notar cada vez con más nitidez, y no precisamente para ayudarnos a entrar en la curva, lo que sería de todo punto deseable, ya que no vira plana en exceso. Por supuesto al final tenemos al sistema de control de estabilidad para poner las cosas en su sitio, aunque tenemos que hacer un notable ejercicio de fe en la electrónica.

Muy cómodos los asientos del Seat Arona en acabado Xcellence

La sensación de no ir demasiado sujetos por el tren trasero no es precisamente agradable. Este excesivo movimiento del tren trasero se ha traducido en una llamada a los compradores para modificar la sujeción del cinturón central, porque en el caso de ir la banqueta posterior ocupada por los tres pasajeros, en apoyos firmes podría soltarse ese cinturón de su anclaje.

Seat Arona 1.0 TSI 95 CV Xcellence: un motor fuera de serie

Sin embargo, lo que estropea en parte el bastidor, o mejor dicho, los reglajes del Arona probado, lo arregla sin duda el motor. Hay que perder el miedo a este tipo de motores de tres cilindros. Su única pega pueden ser las vibraciones y ruido desagradable cuando superamos las 5.000 rpm. Pero el resto de juicios son todos positivos. Bien por su elasticidad, conseguida gracias a los suaves reglajes del sistema de sobrealimentación y mejor por sus consumos, con 6 litros de media con ciudad, tramos de curvas y autopista. Si solo medimos carretera podremos bajar hasta los 5,5 litros sin problemas, y si la marca hubiera pensado en poner la caja de seis relaciones, ajustando lógicamente los desarrollos de 4ª y 5ª, los consumos pensamos que serían aún más brillantes.

Este motor de 95 CV nos llevara a buenos niveles de velocidad máxima, aunque tardaremos en conseguirlos, ya que sus aceleraciones no son demasiado notorias, con 11,6 segundos en llegar a los 100 km/h, debido en parte por la potencia del motor, pero también por los 1.165 kg de peso, realmente no exagerado, pero ligeramente superior a lo que estamos acostumbrados en coches tipo polivalente (segmento B) de su longitud.

El acabado Xcellence del Seat Arona incluye el Radio CD Media System Plus con pantalla táctil a color de 8″

Del resto de los elementos mecánicos: frenos, manejo del cambio, dirección; los juicios son muy favorables. Salvo a alto régimen, como hemos comentado, el Arona es un vehículo suave, incluso silencioso y muy agradable de conducir. Lo que no es tan defendible es el precio. Está bastante separado de sus competidores directos, a pesar eso si, de que la unidad de pruebas contaba con una generosa dotación.

Seat Arona 1.0 TSI 95 CV Xcellence: equipamiento alto de gama

Teniendo por encima solo el acabado deportivo FR, el nivel Xcellence es el tope de gama por exclusividad, incluyendo entre otras cosas el control de crucero adaptativo, sensores de lluvia y luces, función Coming & Leaving Home, retrovisor interior automático, cámara trasera, Radio CD Media System Plus con pantalla táctil a color de 8″, 6 altavoces y Bluetooth, conectividad Full Link, climatizador automático bizona, retrovisores exteriores plegables eléctricamente, sensor de aparcamiento delantero y trasero con asistente de aparcamiento automático, sistema de apertura y arranque sin llave, asiento del conductor y pasajero regulables en altura, espacio de almacenamiento bajo los asientos delanteros, reposabrazos central delantero, bolsas en parte trasera de asientos delanteros, barras de techo cromadas, carrocería bicolor, marcos de las ventanas cromados con logo crossover cromado, y techo interior en negro.

En definitiva, la apuesta de Seat en este segmento es bastante sólida con el Ibiza e incluso como vemos en los resultados comerciales, bastante brillante. Pero el comportamiento del Seat Arona 1.0 TSI 95 CV es mejorable, y sus precios (sin descuento) resulten algo elevados (22.260 € con este nivel Xcellence), aunque el conjunto reúne los atributos para resultar interesantes para los clientes de la marca. No obstante, lo que hoy es atractivo mañana, por el peso de la competencia, puede quedar ligeramente desfasado y en ese sentido, el Arona está notando la presión de muchos rivales a sus espaldas.

En la banqueta trasera del Seat Arona caben dos adultos cómodos
Características Técnicas
MOTOR : Posición Delantero transversal
Combustible Gasolina 95 NO
Nº de cilindros y disposición 3 en línea
Cilindrada (cc.) Diámetro x carrera (mm) 999 – 74,5 x  76,4
Relación de compresión 10,5:1
Potencia máx ( CV a rpm) 95 a 5.000 – 5.500
Par máximo (mkg a rpm) 17,8 de 2.000 a 3.500
Material bloque-culata Aleación – Aleación
Distribución: Árbol de levas En culata (2)
Accionamiento Correa dentada
Válvulas En culata (4)
Refrigeración Líquido anticongelante
Alimentación (inyección) Inyección directa + turbo e intercambiador térmico
Encendido Electrónico integral
TRANSMISIÓN: Tipo de tracción A las ruedas delanteras
Embrague Monodisco en seco
Desarrollos de cambio (Km/h a 1.000 rpm) 7,3 – 14,0 – 21,4 – 31,1 – 40,7
SUSPENSIÓN: Delantera Independiente tipo McPherson con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos telescópicos y barra estabilizadora.
SUSPENSIÓN: Trasera Semiindependiente por eje torsional, resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos
FRENOS: Disposición doble circuito En diagonal
Servofreno – Antibloqueo ABS + ESP Si – Si + Si
Delanteros (diámetro en mm) Discos ventilados (276)
Traseros Tambores
DIRECCIÓN:  Tipo (asistencia) De cremallera – Si
Diámetro de giro (m) – Vueltas de volante 10,1 – 3,0
RUEDAS: Llantas (medida en pulgadas) Aleación  (6 x 16)
Medida neumáticos 215/45  R 18
Marca neumáticos Pirelli Cinturato P7
CARROCERÍA: Tipo  (nº de puertas) SUV (5)
Longitud – anchura – altura (m) 4,14 – 1,78 – 1,55
Batalla – Vías delantera/trasera 2,57 – 1,50/1,49
Peso en vacio (kg) 1.165
Capacidad depósito – Maletero (l) 40 – 400
Prestaciones
Procedencia de datos                                Motor Mundial             Oficial
Vel. maxima (Km/h)                                   –                                          173
Aceleración (seg.)
De 0 a 100 km/h                                            11,9                                    11,6
400 m salida parada                                     20,3                                    –
1.000 m salida parada                                 35,0                                    –
Recuperación (seg.)
Desde 80 a 120 km/h                                  9,6                                      –
Consumos
Datos oficiales de la marca
Urbano 6,1
Extraurbano 4,2
Mixto 4,9
Datos Motor Mundial
Promedio 90-100 km/h 5,5
Promedio 120/130 km/h 7,0
Ciudad 6,8
Medio 6,5
PRECIO DE VENTA AL PÚBLICO: 22.260 euros
GARANTÍA: 2 años sin límite de km
OPCIONES: (€) 
Pintura metalizada 450
Pintura bi-color 250
Faros delanteros y pilotos con LED 600
Alarma 250
Cuadro Digital Cockpit 310
Rueda de repuesto 100
Beats Audio System 6 altavoces + Subwoofer + Rueda de repuesto pequeña 500
Llantas de 18” 700

Galeria de fotos

foto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_01.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_02.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_03.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_04.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_05.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_06.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_07.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_08.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_09.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_10.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_11.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_12.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_13.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_14.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_15.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_16.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_17.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_18.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_19.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_20.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_21.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_22.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_23.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_24.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_25.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_26.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_27.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_28.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_29.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_30.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_31.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_32.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_33.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_34.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_35.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_36.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_37.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_38.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_39.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_40.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_41.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_42.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_43.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_44.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_45.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_46.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_47.jpgfoto: prueba Seat Arona 1.0 Xcellence 95 CV_48.jpg
Seat
Seat

Tno. 93 487 88 55
Garantía: 2 años sin límit