El BYD Tang EV se presenta en Pebble Beach

22 agosto, 2019
G. ROMERO-REQUEJO M.
El SUV eléctrico de lujo en el clásico de Monterey

El gigante chino BYD debutó con éxito en el mítico Concurso de Elegancia de Pebble Beach, California, celebrado del 13 al 18 de agosto, presentando su innovador Tang, un SUV de lujo con batería eléctrica de próxima comercialización en Estados Unidos, abriendo además una mesa redonda en el certamen anual sobre el futuro del transporte urbano.

El fabricante chino especializado en vehículos eléctricos ha elegido el selecto marco norteamericano para promocionar el BYD Tang EV, la versión totalmente eléctrica de su popular SUV de grandes dimensiones (4,87 m) que fue presentado oficialmente a finales de 2018 en el Salón del Automóvil de Guangzhou. Tras 4 exitosos años de ventas del modelo Tang PHEV (híbrido enchufable), la marca china lanza ahora la variante eléctrica de alta autonomía con la que pretende hacerle sombra al fabricante norteamericano Tesla, especializado exclusivamente en vehículos eléctricos.

Comercializado con 5 plazas en dos versiones Tang 600 de tracción delantera y Tang 600D con tracción 4×4, el primero ofrece una autonomía de 500 km, mientras que el segundo anuncia 20 km más. Sin embargo estas homologaciones corresponden al antiguo ciclo NEDC, con lo que en realidad podríamos estar hablando de rangos de 400 km reales, lo que no está nada mal para un SUV de su tamaño. Ambas versiones están equipadas con la misma batería de 82.8 kWh de capacidad, aunque el BYD 600D incorpora dos motores eléctricos con los que puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,4 segundos.

La competencia norteamericana la tiene en el Tesla Model X, un SUV de 5,04 m de longitud que acaba de ampliar recientemente su autonomía a 523 km, con una batería de 100 kWh de capacidad. Si lo comparamos con modelos eléctricos europeos de similares características encontramos el Audi e tron (4,90 m), que con una batería de 95 kWh logra algo más de autonomía, mientras que en un segmento inferior encontramos el Jaguar I-Pace (4,68 m de largo y 480 km de autonomía) y el Mercedes-Benz EQC (4,76 m de largo y 450 km de autonomía).

Para la compañía china, el BYD Tang representa un símbolo de su compromiso con la innovación, tanto en tecnología eléctrica como en diseño y le ha dotado de toda las características de seguridad y ayudas a la conducción, que incluyen el control de crucero adaptativo, frenado automático de emergencia, advertencia de cambio de carril, control inteligente de temperatura y un sistema de advertencia de colisión de peatones.

En cuanto a su posible venta en Europa, actualmente BYD comercializa exclusivamente en el viejo continente vehículos comerciales, autobuses, carretillas elevadoras y trenes ligeros, todos alimentados al 100% con electricidad. Sin embargo, la llegada tímida de marcas chinas como Dongfeng puede animar al gigante asiático a decidirse por la importación de sus modelos híbridos enchufables y eléctricos en los próximos años, en esta nueva era de la movilidad electrificada e inteligente, máxime cuando acaba de firmar un acuerdo con Toyota para la fabricación y desarrollo conjunto de modelos electrificados en el mercado chino.