Audi A3 Sedan 2020

22 abril, 2020
J. ROBREDO
El más clásico de la gama

Tras la reciente renovación del Audi A3 Sportback de 5 puertas, llega ahora la carrocería A3 Sedán, que estrena su segunda generación, ahora totalmente digitalizada y conectada, ofrecido con motorizaciones diésel y gasolina, estos últimos con hibridación ligera a 48V.

Frente al primer A3 Sedan de 2016, esta nueva generación estrena la nueva plataforma MQB II que mantiene la misma batalla conocida de 2,64 m, aunque mide 4 cm más de largo, lo que le deja en los 4 metros y medio justos, un poquito menos que sus rivales más directos, el BMW Serie 2 Gran Coupé (4,53 m) y el Mercedes Clase A Sedan (4,55 m), a los que también opone un precio algo menor (apenas 30.000 euros en la versión de acceso en gasolina, el tricilíndrico 30 TFSI de 110 CV). Frente al A3 Sportback ofrece un ligero incremento de precio (900 euros) a cambio de su carrocería tres volúmenes, con maletero independiente y más grande (425 litros, la misma capacidad de antes, y 45 más que el A3 Sportback). El resto de medidas apenas varía respecto a la generación anterior (2 cm más de ancho, -1,82 m- y uno más de alto -1,43 m-), si bien el puesto de conducción es ligeramente más bajo, lo que mejora la altura libre al techo delante en 2 cm.

Estéticamente el frontal lleva una gran parrilla “singleframe” más ancha que antes, con rejilla de panal, y los mismos faros del actual A3 Sportback, formando unos ángulos trapezoidales en su parte exterior que apuntan hacia abajo. Los faros son de diodos y en el nivel más alto los Matrix LED que alojan las nuevas luces diurnas digitales (con 15 diodos que pueden funcionar de forma individual). La cintura se eleva ligeramente hacia los grupos ópticos posteriores, con un perfil recto hasta el paragolpes trasero que resalta sus 15 cm más de largo respecto al Sportback.

La superficie cóncava bajo la línea de cintura resalta los faldones laterales, mientras que el techo desciende suavemente desde el pilar B, como en un coupé, rematando un deflector integrado en la tapa del maletero, que en opción se ofrece acabado en fibra de carbono. La aerodinámica mejora con todo ello, hasta alcanzar un Cd de 0,25 (por 0,29 en el Sportback), a lo que también ayuda la apertura variable de la parrilla, con dos módulos de lamas controladas eléctricamente que regulan el flujo de aire según la necesidad del momento, así como el carenado de bajos, el nuevo diseño de los retrovisores y la refrigeración activa de los frenos.

Los cambios a nivel de chasis son mínimos: repite el mismo esquema conocido de suspensión independiente McPherson delantera y la trasera semiindependiente por eje torsional en los modelos de menos de 150 CV, y ya independiente multibrazo en los de dicha o más potencia. En opción se puede optar por una suspensión deportiva más firme y baja, o por una suspensión con control variable de amortiguación. Además, el Audi Drive Select permite elegir entre diferentes ajustes de la suspensión, desde la orientada al confort a la más deportiva, con unos modos de conducción que también modifican la respuesta del acelerador y de la dirección progresiva, que varía su relación en función del ángulo de giro del volante.

Audi A3 Sedan 2020: interior vanguardista

En el interior encontramos el mismo salpicadero del nuevo A3, con la novedad de un salpicadero muy vanguardista que integra aireadores literalmente independientes a ambos lados el cuadro de instrumentación digital de 10,1” (25,6 cm de diagonal), que en opción puede subir a 12,3” -31 cm- con el Virtual Cockpit Plus, con tres modos de visualización. La consola se orienta hacia el conductor, como todo el puesto de conducción, y el sistema operativo admite el control gestual y por voz, contando también en opción con un sistema de lectura del cuadro “head up display” proyectado en el parabrisas.

La pantalla multimedia es como la del A3 Sportback y el climatizador cuenta con sus propios mandos y pantalla informativa. La mayor diferencia con la generación anterior es la sustitución de la palanca del cambio S tronic por un selector, más pequeño y sin conexión mecánica directa (por cable eléctrico, “shift by wire”). Luego, la conectividad ha sido muy ampliada (además de los sistemas Android Auto y Apple Car Play, está previsto también incorporar desde la segunda mitad del año el asistente de voz de Amazon, Alexa). Y como en los últimos Audi, desde la App de Audi (Connect Key) se puede abrir y cerrar el coche, arrancarlo, bloquearlo, etc… Todo desde un smartphone Android.

El sistema multimedia más avanzado (el MMI Navegación Plus), basado en la plataforma de tercera generación MIB 3, tiene una potencia de cálculo diez veces mayor que antes y conecta el vehículo a Internet mediante el estándar LTE Advanced, que permite a los pasajeros conectar sus dispositivos móviles a la red a través de un punto Wi-Fi, ofreciendo multitud de servicios del Audi Connect de serie, como información sobre el tráfico, noticias e información adicional (horarios de apertura, comentarios de usuarios, fotografías de los puntos de interés, etc).

Y mediante el Audi Phone Box se conecta el teléfono móvil a la antena del vehículo y lo recarga de forma inductiva, además de contar con soporte para la carga inalámbrica del mismo. La radio digital DAB+ viene de serie, y en opción se ofrece la radio “online” y la híbrida, que cambia de forma automática entre FM, DAB y la reproducción «on line» según la intensidad de la señal. Y como en otros modelos del grupo Volkswagen, cuenta con conectividad Car-to-X, con otros vehículos conectados a estos servicios, con los que comparte información sobre límites de velocidad, zonas de peligro o ayuda a encontrar una plaza de aparcamiento.

Y en cuanto a las ayudas a la conducción, tenemos el Audi Pre Sense Front (frenada automática de emergencia, con sensor por radar y por cámara de vídeo para prevenir o amortiguar colisiones por alcances), el asistente antichoque (Collision Avoidance Assist), de serie, que también utiliza los datos de la cámara y del radar, el asistente de conducción adaptativa (Adaptive Cruise Assist), una innovación procedente de las gamas superiores de Audi que ayuda al conductor con el guiado longitudinal y lateral… Hay también un asistente de eficiencia (Efficiency Assist) que avisa de cuando conviene levantar el pie del acelerador (evaluando todos los datos, incluidos los del navegador), una alerta de salida del coche (Exit Warning), y el de tráfico transversal posterior cruzado (Cross Traffic Assist).

Audi A3 Sedan 2020: amplia variedad de propulsores

En el momento de su lanzamiento previsto para el próximo mes de junio, este nuevo Audi A3 Sedán se ofrecerá con tres motores: dos gasolina TFSI (1.0 y 1.5) y un diésel (2.0 TDI), con la ventaja de poder contar con una hibridación ligera a 48 voltios si montan el cambio automatizado de doble embrague S tronic.

Al inicio sólo hay dos motorizaciones disponibles en 4 cilindros, el 1.5 TFSI de gasolina con 150 CV (35 TFSI) y el diésel 2.0 TDI de igual potencia (35 TDI), seguidos de la versión de acceso en gasolina 30 TFSI (con el tricilíndrico 1.0 de 110 CV). El 35 TFSI cuenta con hibridación ligera a 48 voltios (con el cambio S tronic de 7 marchas) y desconexión selectiva de cilindros. También lo hay con cambio manual de 6 marchas y sin ser “mild hybrid”, mientras que el 35 TDI sólo trae el cambio S tronic (pero sin ser “mild hybrid”) y el 1.0 TFSI se ofrecerá tanto con cambio manual como en versión “mild hybrid” a 48 voltios y cambio S tronic de doble embrague y 7 marchas.

Más adelante (para después del verano, aunque tras la crisis del Covid-19 el retraso se prolongará varias semanas) estaba prevista la llegada de la variante de acceso en diésel 30 TDI con el mismo 2.0 TDI rebajado a 116 CV y cambio manual de 6 marchas, así como otras versiones más potentes, aunque de momento todo está paralizado a la espera de que se reanude la actividad industrial en las plantas de Audi.

El sistema “mild hybrid” de Audi es el mismo de otros modelos de la marca y de otras marcas del grupo Volkswagen: recupera energía durante las frenadas y retenciones, y aporta hasta 5 mkg de par motriz extra al motor de combustión al iniciar la marcha o acelerar desde bajas velocidades, además de permitir el rodaje “a vela” (por inercia) a este A3 sedán, con una reducción del consumo de gasolina en torno a los 0,4 l/100 km. Es incapaz de mover el coche por sí mismo, pero contribuye a ello y permite rodar a motor parado por inercia, dado que su batería de 48V suministra corriente a todos los elementos del coche que lo exijan. Y sobre todo, da acceso a la golosa etiqueta ECO de la DGT

De momento su venta ya se ha iniciado en Alemania desde finales de abril, con las primeras entregas en verano, aunque como ya decimos su lanzamiento se está viendo afectado por la pandemia del coronavirus. El precio en España del A3 Sedan 35 TFSI con 150 CV parte desde 29.970 euros, mientras que el 30 TFSI disponible poco después del lanzamiento, tiene un precio de salida desde 28.670 euros.

Galeria de fotos

foto: Audi A3 Sedan 2020_01.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_02.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_03.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_04.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_05.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_06.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_07.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_08.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_09.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_10.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_11.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_12.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_13.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_14.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_15.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_16.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_17.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_18.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_19.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_20.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_21.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_22.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_23.jpgfoto: Audi A3 Sedan 2020_24.jpg
Audi
Audi

Tno. 93 402 89 67
Garantía: 2 años sin límit