Skoda Kamiq

6 marzo, 2019
J. ROBREDO
Llega el SUV urbanita

La marca checa del grupo Volkswagen tiene ya listo el tercer SUV de su gama, el Skoda Kamiq, que llegará al mercado para final de año completando su oferta por abajo, en el segemnto B-SUV, empezando su nombre por K, como sus hermanos mayores Karoq y Kodiaq.

Basado en la plataforma MQB (en su versión corta A0), este Skoda Kamiq comparte su chasis con el de los Seat Arona e Ibiza, así como con otros primos del mismo segmento en las otras marcas del grupo Volkswagen, como los Audi A1 Sportback, y los Volkswagen Polo y T-Cross. Sin embargo es algo mayor que todos ellos: inspirado en el “concept” Vision X, mide 4,24 m de largo por 1,79 de ancho y 1,53 de alto, sobre una batalla de 2,65 m. O sea es 12 cm más largo que un Arona, pero todavía 14 cm más corto que su hermano mayor, el Skoda Karoq, de forma que se presenta como un SUV urbano a caballo entre el Skoda Fabia y el nuevo Skoda Scala (frente al que este Kamiq tiene una posición de conducción más alta y 4 cm más de altura libre al suelo). Dotado sólo con tracción delantera, ofrece una buena habitabilidad interior con un generoso maletero (400 litros, lo mismo que el Arona), que sin ser tampoco de los más grandes, llega a los 1.395 litros con los asientos traseros abatidos.

Luce una estética campera, como es de esperar, pero menos acusada que otros de sus competidores del segmento, jugando a la ambivalencia entre SUV y turismo “crossover” (monta llantas de 16” a 18” de diámetro, en guardabarros sin protección especial), aunque hay la posibilidad de que se ofrezca un kit “off road” más específico (y hasta una futura versión Scout dotada esta vez ya de tracción 4×4).

La zaga del nuevo Skoda Kamiq nos recuerda a la trasera del nuevo Skoda Scala

Dotado de un diseño muy en la linea de los otros SUV de la marca, en su frontal destacan los faros en dos pisos; arriba, unidos a la parrilla, las luces diurnas, y en el medio, por abajo, los faros principales, que pueden ser integrales de diodos en opción, contando en este caso con función direccional en la iluminación de los antinieblas. Además, los intermitentes son secuenciales (por primera vez en un Skoda), luciendo en forma de barrido de dentro hacia afuera, como en otros modelos recién llegados del Grupo Volkswagen. En cuanto a su zaga, su diseño recuerda mucho al nuevo Skoda Scala, en la disposición de portón y grupos ópticos también con iluminación LED.

La suspensión es la clásica por eje delantero McPheron y torsional trasero, pero se ofrecerá una con un tarado normal y otra con suspensión discretamente rebajada (-1 cm) y amortiguación variable (con dos niveles, normal y sport). También hay un pack de protección de bajos, pensado para quienes sí van a utilizarlo a menudo sobre tierra.

En el interior del Skoda Kamiq el salpicadero repite el mismo del Skoda Scala (aunque sin el volante achatado) y cuenta con un cuadro de instrumentación digital opcional configurable (como en el Karoq), con pantalla de 10,25”, más la pantalla central táctil multimedia, que puede ser de 6,5” (Swing), 8” (sistema de infoentretenimiento Bolero) o hasta de 9,2” (sistema Amundsen), según nivel de acabado o el equipo de conectividad elegido. Otro detalle de moda es la iluminación ambiental interior en colores (en este caso sólo tres: blanco, rojo y anaranjado), y como coche procedente de un país frío, puede disponer de asientos calefactados tanto delante como detrás, así como en volante y parabrisas.

El moderno y limpio salpicadero del Skoda Kamiq incluye una enorme pantalla central de tipo flotante

Skoda Kamiq: practicidad “Simply Clever” por definición

Como buen Skoda, no le faltan detalles prácticos, como el plegado del respaldo del asiento del acompañante delantero (opcional), permitiendo transportar objetos largos de hasta 2,45 m de longitud. Detalles a los que se unen otros ya conocidos bajo su filosofía “simply clever” (la linterna extraíble del maletero, -de serie desde el nivel Ambition- que hace también las veces de luz para el mismo, el rascador de hielo en la tapa del depósito, el paraguas interior, o las más modernas protecciones de los bordes de puerta, que se despliegan automáticamente al abrirlas y se retraen al cerrarlas).

Y además, otras nuevas, como el portón trasero con apertura y cierre motorizados, (se abre y cierra pulsando un botón; y gracias a su función “tip-to-close”, también puede cerrarse tirando ligeramente del portón abierto). O el gancho de remolque retráctil, ahora con un botón para sacarlo o meterlo de forma automática. Claro está que muchas de estas argucias son opcionales o van unidas al nivel más alto de acabado, pero no dejan de ser ventajas comparativas frente a muchos de sus rivales.

Skoda Kamiq: motores conocidos

En el capítulo de motores, este Kamiq no sorprende, con cinco opciones (tres de gasolina, una diésel y una mixta gasolina/gas natural) ya presentes en los Skoda Fabia y Skoda Scala. El motor básico es 1.0 TSI. el tricilíndrico turbo de un litro y 95 CV y cambio manual de 5 velocidades. Con este mismo bloque se ofrece también la versión de 116 CV con caja de 6 marchas o DSG de 7 y, como tope de gama, el 1.5 TSI ACT de 150 CV con desconexión selectiva de cilindros, también con cambio manual o automático.

La oferta diésel se limita al 1.6 TDi de 116 CV (equipado con catalizador SCR y el sistema Adblue de inyección de urea), que podrá combinarse también con los dos cambios, manual y DSG 7. Y como oferta “ecológica” queda el 1.0 G-TEC, un motor de gasolina compatible con gas natural basado en el 1.0 TSI de tres cilindros, con 90 CV pero al menos con el cambio manual de 6 marchas. Todos cumplen la normativa Euro 6d-Temp y montan de serie sistema “stop & start”.

El cuadro digital configurable del Skoda Kamiq

Skoda Kamiq: ayudas a la conducción y conectividad

Las ayudas a la conducción están a la altura de lo que se espera de un último modelo. Así puede llevar programador de velocidad activo (con el cambio DSG, es capaz de detener el coche y volver a ponerlo en marcha de forma automática si la parada es inferior a 3 segundos), frenado de emergencia con detección de peatones, sensor de presencia en el ángulo muerto, alerta de tráfico posterior cruzado, cámara de visión trasera, cambio automático de luces, asistente de aparcamiento semiautomático (en batería y en línea), etc. Y además, un asistente de protección de pasajeros, que cierra las ventanillas y tensa los cinturones de seguridad si detecta una colisión inminente.

En cuanto a conectividad, puede montar una tarjeta SIM de telefonía que permite tener conexión a internet, lo que permite la llamada de emergencia (eCall) comunicando posición y estado del coche en caso de accidente. Además, a través de la aplicación Skoda Connect, el propietario puede abrir y cerrar el coche a distancia o consultar datos por teléfono (como, por ejemplo, el nivel de carburante). Y según el sistema multimedia elegido, es posible descargar aplicaciones con información meteorológica, de tráfico, estaciones de servicio, disponibilidad de aparcamiento, etc.

Galeria de fotos

foto: Skoda Kamiq_01.jpgfoto: Skoda Kamiq_02.jpgfoto: Skoda Kamiq_03.jpgfoto: Skoda Kamiq_04.jpgfoto: Skoda Kamiq_05.jpgfoto: Skoda Kamiq_06.jpgfoto: Skoda Kamiq_07.jpgfoto: Skoda Kamiq_08.jpgfoto: Skoda Kamiq_09.jpgfoto: Skoda Kamiq_10.jpgfoto: Skoda Kamiq_11.jpgfoto: Skoda Kamiq_12.jpgfoto: Skoda Kamiq_13.jpgfoto: Skoda Kamiq_14.jpgfoto: Skoda Kamiq_15.jpgfoto: Skoda Kamiq_16.jpgfoto: Skoda Kamiq_17.jpgfoto: Skoda Kamiq_18.jpgfoto: Skoda Kamiq_19.jpgfoto: Skoda Kamiq_20.jpgfoto: Skoda Kamiq_21.jpgfoto: Skoda Kamiq_22.jpgfoto: Skoda Kamiq_23.jpgfoto: Skoda Kamiq_24.jpgfoto: Skoda Kamiq_25.jpgfoto: Skoda Kamiq_26.jpgfoto: Skoda Kamiq_27.jpgfoto: Skoda Kamiq_28.jpgfoto: Skoda Kamiq_29.jpgfoto: Skoda Kamiq_30.jpgfoto: Skoda Kamiq_31.jpgfoto: Skoda Kamiq_32.jpg
Skoda
Skoda

Tno. 93 487 88 55
Garantía: 2 años sin límit