Nuevo Opel Rocks-e, el primo del Citroën AMI

27 agosto, 2021
G. ROMERO-REQUEJO M.
Minicoche eléctrico urbano

Opel aprovecha la sinergia del grupo Stellantis para lanzar el nuevo Rocks-e, un cuadriciclo de dos plazas completamente eléctrico, basado en el Citroën AMI y pensado para moverse de manera sostenible por la ciudad.

El fabricante de automóviles de origen alemán introduce un nuevo modelo de acceso a la gama de vehículos eléctricos, por debajo del Corsa-e, asequible y barato de mantener, pensado como medio de transporte urbanita. El nombre “Rocks” posee una dilatada tradición para el fabricante de automóviles alemán, empleándolo hasta ahora en las versiones más desenfadadas y juveniles de estilo campero de sus polivalente urbanos ADAM Rocks y KARL Rocks, dotadas de un equipamiento específico y aspecto de todocamino urbano. Y a partir de ese concepto, el nuevo Opel Rocks-e está más preparado para ser conducido en las ciudades, ya que además de ser muy compacto y silencioso, es 100% eléctrico.

Este nuevo Rocks-e calca el moderno concepto de movilidad urbana sostenible presentado en 2020 por Citroën con el AMI, dirigido a aquellos usuarios de scooters o de pequeños utilitarios, con la ventaja de ir protegido contra la lluvia y el viento, no emitir CO2 localmente y poder ser conducido desde los 15 años con el permiso AM de ciclomotor (de 50 cc).

Su llamativo aspecto es casi idéntico al AMI, salvo por el distintivo exclusivo de la marca, el Opel Vizor y el empleo de llantas de 14″ de diseño diferenciado, manteniendo la curiosa apertura asimétrica de las puertas (la del pasajero se abre de modo tradicional, mientras que la del conductor se abre en sentido contrario), que abarata y simplifica la producción en serie del modelo. Este pequeño vehículo eléctrico pensado para poder transportar a dos personas con un ligero equipaje, mide 2,41 m de largo por 1,39 m de ancho (sin contar con los espejos exteriores) y 1,52 m de alto, lo que facilita su aparcamiento en las grandes ciudades y su maniobrabilidad (su diámetro de giro es de sólo 7,20 m).

Solo para dos

A pesar de poseer unas dimensiones compactas sus grandes ventanas de apertura batiente y un techo de cristal de tipo panorámico le confieren tanto una alta luminosidad interior como una óptima visibilidad hacia el exterior. El interior dispone de solo dos asientos, desplazados entre sí para que el pasajero delantero disponga de un cómodo espacio para las piernas y el conductor pueda desplazar su asiento longitudinalmente sin que le estorbe la visión del acompañante. Su habitabilidad es considerable, ofreciendo un amplio espacio en altura para las cabeza, incluso para personas de más de 1,90 m de estatura, pudiendo ofrece un espacio para equipaje (hasta 63 litros) a los pies del pasajero, además de un inteligente gancho para una bolsa de la compra de tamaño XXL.

El puesto de conducción es muy sencillo, dotado de un cuadro de instrumentos digital  que muestra la velocidad, el modo de conducción seleccionado (Drive, Neutral o Reverse), el nivel de carga de la batería, la autonomía restante y el kilometraje. También dispones de detalles prácticos, como un soporte para smartphones emplazado en la consola central y varios huecos portaobjetos sobre el salpicadero. Servicios como la aplicación “myOpel” amplían la información práctica.

Con enchufe convencional

El Opel Rocks-e está propulsado por un motor eléctrico situado en el eje trasero, alimentado por una batería de 5,5 kWh que le permite recorrer hasta hasta 75 km (autonomía WLTP), con un peso total de sólo 471 kg, incluyendo la batería. Limitado a 45 km/h de velocidad máxima, incorpora un cable de carga de 3 m de longitud (se guarda en la puerta del pasajero), con el que se puede cargar la batería en un enchufe convencional en solo tres horas y media, si bien está disponible un adaptador para poder enchufarse en los puntos de carga públicos. 

Disponible en tres niveles de equipamiento (estándar, Klub y TeKno) y una cierta personalización opcional, el Opel Rocks-e se podrá comprar por internet o directamente en los concesionarios de Opel desde el próximo otoño en Alemania, con la llegada prevista a otros mercados europeos para 2022. La marca anuncia que el precio de acceso en Alemania del nuevo Opel Rocks-e será muy inferior al de un coche pequeño (en torno a los 7.000 euros) y el coste mensual de la financiación será similar al de un abono para el transporte público (20 €/mes). Todavía sin confirmar, al igual que con la versión AMI Cargo, Opel podría ofrecer una variante comercial a partir de este nuevo Rocks-e.

Galeria de fotos