Mini Clubvan presentado en Ginebra

28 mayo, 2012
LUIS URBINA

La saga del nuevo Mini sigue creciendo y recuperando versiones que antaño tuvo el Mini clásico, más o menos reinterpretadas. Ahora le toca el turno al Mini Van, presentado en Ginebra a título de “concept” como Mini Clubvan, y que bien podría dar paso a un vehículo comercial ligero urbano con cierto toque “chic”.

La idea es combinar la imagen urbanita y un tanto “premium” del Mini con un uso práctico y funcional, con toda la capacidad de un comercial ligero y el “caché” de la familia Mini. Un estilo propio e inconfundible aplicado a un uso profesional de reparto y transporte ligero, con el encanto de la funcionalidad de una simple furgoneta.

El Clubvan Concept busca reconciliar cualidades contrapuestas, abriendo el camino hacia un concepto innovador, casi virgen, como es el segmento de los pequeños vehículos comerciales de carácter “premium”.
Desarrollado sobre la base del Mini Clubman (el Mini familiar de 3 puertas laterales), y mostrado en el pasado Salón de Ginebra de 2012, combina las cualidades dinámicas típicas del Mini con una mayor capacidad de transporte, aunque la marca no ha precisado su volumen en litros ni su carga en kilos. En todo caso el primero debe rondar el millar y medio, y la segunda acercarse a la media tonelada, que es estándar convencional de esta clase de vehículos.

Si el Clubvan deja de ser un “concept” y pasa, con más o menos cambios, a la cadena de montaje, el Mini Clubman mantendría su carácter de Mini familiar, y el Mini Clubvan pasaría a ser la furgoneta “premium” de la gama, diferenciada por su ausencia de ventanas posteriores y por su compartimento de carga cerrado (también detrás de los dos asientos delanteros). Con un volumen suficiente (no hay dato oficial) para labores de reparto urbano, y para empresas y profesionales que requieran cierta capacidad de representación (alta costura, galeristas de arte, profesionales de servicios especiales, “catering” a domicilio, etc).

Conserva la puerta lateral corredera (Clubdoor) al lado derecho que, junto a las dos delanteras (la del conductor y la de su acompañante) aumenta mucho su posibilidad de carga y descarga, junto a las dobles puertas traseras gemelas. Esta puerta Clubdoor se abre en sentido contrario y permite acceder cómodamente a cualquier parte del interior del coche. Por esta puerta lateral deslizante y por las dobles gemelas de atrás, Mini se permite afirmar que este Mini Clubvan furgoneta sigue teniendo “5 puertas”.

El compartimiento de carga empieza en la rejilla de separación fijada justo detrás de los dos asientos y llega hasta la doble puerta posterior. El piso de carga es completamente plano y se prolonga a lo largo de todo el interior, ofreciendo un volumen total aprovechable superior al máximo que ofrece el Mini Clubman. Hay 4 anillas de sujeción en el piso, la rejilla de separación de conductor y acompañante anclada en la carrocería (para que la carga no invada su espacio en caso de choque o frenada brusca), hecha en aluminio macizo por abajo con la rejilla superior en acero inoxidable, y los laterales y el piso del vano de carga llevan un forro textil de alta calidad en color antracita, con el guarnecido del techo, incluidos el habitáculo y el compartimiento de carga, también en color antracita.

El espacio interior de este Mini Clubvan puede aprovecharse de muchas maneras, pudiéndose adaptar el compartimiento de carga para colocar en él cajones o estanterías. Además, lleva dos enchufes a 12 voltios en la parte posterior que subrayan su carácter funcional. Además conserva opacas y pintadas las ventanas laterales traseras del Clubman, para ocultar el contenido de su compartimiento de carga y permitir su rotulación publicitaria sobre ellas. Estas ventanas son de policarbonato como las de la doble puerta posterior, también supertintadas para dificultar ver la carga.

Mini
Mini

Tno. 91 335 05 05
Garantía: 2 años sin límit