Mercedes-AMG A 35 4Matic

20 noviembre, 2018
G. ROMERO-REQUEJO
El Clase A más explosivo

Con el nuevo Mercedes-AMG A 35 4Matic, la marca de la estrella inicia el desdoblamiento de su gama compacta más deportiva en la nueva Clase A, que se completará el próximo año con la variante más cañonera Mercedes-AMG A 45.

Mercedes presentó recientemente en el Salón de París su variante compacta deportiva basada en la nueva Clase A, denominada Mercedes-AMG A 35 4Matic, con cambio de doble embrague DCT Speedshift con 7 marchas, tracción total y el motor 2.0 turbo potenciado ahora hasta los 306 CV.

Lógicamente, este Clase A AMG no pretende rivalizar con el anterior Mercedes A 45 AMG de 360 CV, sino iniciar el desdoblamiento de su oferta más prestacional, de forma similar a la que la marca ha hecho en algunos modelos superiores y que Audi hace sistemáticamente con sus versiones S y RS. Es decir, una versión deportiva un tanto “civilizada” y otra más radical de carácter “racing”, dentro de lo que la marca considera sus versiones “Driving Performance”. De ahí que Mercedes no cierre la puerta al próximo AMG A 45 4Matic, que también llegará al mercado al año que viene, partiendo del mismo bloque pero ya con cerca de 400 CV.

Impresionante zaga del nuevo Mercedes-AMG A 35 4MATIC

Pero de momento tenemos este Mercedes-AMG A 35 4Matic, que por ahora se sitúa como el escalón de acceso a la familia Mercedes-AMG, lo que no le quita para ofrecer unas prestaciones al nivel de sus rivales más directos, el VW Golf R y el Audi S3, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h, algo lógico ya que se mueven en pesos y potencias similares.

Estética inconfundible AMG

Su imagen exterior presenta los elementos típicos de los Mercedes-AMG sobre la conocida estampa de la nueva Clase A, entre ellos la parrilla frontal con dobles lamas, el faldón delantero estilo AMG Line con perfiles en las tomas de aire, un deflector inferior frontal y los adornos cromados sobre las lamas de las tomas externas de aire. De lado se aprecian las nuevas llantas de aleación de 18″ (de 19″ en opción) con diseño de dobles radios y más aerodinámicas, y los embellecedores laterales AMG Line, mientras que en la zaga destacan el faldón trasero con el nuevo escudo difusor, el alerón de techo y las bocas redondas de las dos salidas de escape.

Y en el interior, llama la atención el volante AMG de nueva generación, con achatado inferior, forrado de cuero perforado en la zona de agarre y con costuras de contraste en rojo. Las levas de cambio en el volante están galvanizadas y como novedad, integra botones Touch Control  que reaccionan mediante movimientos de barrido del dedo horizontales y verticales. Además de los controles tradicionales, como opción puede añadirse un selector giratorio de los programas de conducción.

El Mercedes-AMG A 35 4MATIC incluye las pantallas del MBUX con configuraciones AMG

Su cuadro digital repite el sistema multimedia Mercedes User Experience (MBUX) común a los demás modelos de la nueva Clase A, pero con tres menús de visualización, más un cuarto especial AMG, donde el conductor puede elegir varios parámetros distintos como temperatura del motor (y del aceite), configuración, fuerza G y datos del motor. También es específico para esta versión la función AMG Track Pace que almacena permanentemente más de 80 parámetros específicos del vehículo, mostrando datos de telemetría en circuito (tiempos por vuelta, por sectores, cronos de aceleración y frenada, etc) llevando ya grabadas las de circuitos de carreras tan emblemáticos como Nürburgring o Spa Francorchamps).

Propulsor y chasis, auténtico AMG

Pero las señas esenciales de identidad de este AMG A 35 4Matic están en su mecánica de gasolina, con el motor “M 260” de 4 cilindros y dos litros de cubicaje del nuevo Clase A. Según AMG se ha buscado en esta planta motriz una máxima rapidez de respuesta con la máxima elasticidad y una sonoridad sugestiva, mediante una mariposa de regulación en la salida del colector de escape que varía el sonido del motor según el programa de conducción elegido, entre un tono más suave o más ronco. Este motor es un desarrollo del 2.0 turbo de 224 CV que monta el A 250, pero modificado con un turbocompresor de doble entrada (twin-scroll) y otras modificaciones (como el mando variable de las válvulas Camtronic, gestión térmica inteligente del motor y el aceite, inyectores piezoeléctricos de alta precisión y el encendido por chispas múltiples. El resultado son 306 CV entre 5.800 y 6.100 rpm con un par máximo de 40,8 mkg (de 3.000 a 4.000 rpm), suficientes para situarle en el núcleo duro de los compactos más deportivos, con un consumo oficial promedio NEDC de 7,4 l/100 km (169 g/km de CO2).

La tracción total AMG Performance 4Matic incorpora reparto inteligente entre ambos ejes

A nivel de chasis, se han practicado algunos cambios en la suspensión delantera para aumentar su rigidez de cara a aumentar la precisión de la dirección y del tren delantero, con una placa de aluminio atornillada bajo el soporte motor que aumenta la rigidez a la torsión en la sección delantera del vehículo. Además, ahora lleva delante dos tirantes diagonales adicionales de refuerzo en los bajos del vehículo, que contribuyen aumentar la rigidez del conjunto y su resistencia a la torsión. Cambia también la alineación de las ruedas (con mayor caída negativa) y trae de serie amortiguación variable, con tres niveles de ajuste diferentes.

Se ha mejorado el guiado de ruedas del eje McPherson delantero mediante un brazo transversal por debajo del centro de las ruedas, y el refuerzo de las torretas con una barra de acoplamiento. Detrás, el eje trasero multibrazo sujeta sus 4 brazos a la carrocería de forma más rígida mediante portaejes. Los frenos repiten el equipo del A 45 AMG, con discos ventilados y perforados de 350 mm de diámetro delante, con pinzas fijas Monoblock de 4 pistones, y de 330 mm detrás, con pinzas flotantes monopistón. Por su parte, la dirección se define como “paramétrica deportiva” de asistencia eléctrica variable en función de la velocidad, diseñada para favorecer una conducción deportiva con una respuesta más rápida y directa al volante.

Máximo agarre en cualquier situación

La tracción total 4Matic ha sido retocada por el especialista de Affalterbach (la denomina tracción integral variable AMG Performance 4Matic) para una distribución más progresiva del par motriz entre ambos ejes, yendo desde una tracción exclusivamente delantera a un reparto igualado al 50/50 en cada eje. También el cambio automatizado de doble embrague DCT ha sido convenientemente reforzado (AMG lo llama Speedshift DCT AMG 7G) para facilitar cambios más rápidos, tanto para subir como para bajar de marcha. Con levas al volante, incluye también de serie la función Race-Start (un sistema “launch control” para lograr la máxima aceleración desde parado) activable desde el modo M de corta duración (el modo manual M retrasa los cambios a marcha superior hasta que el conductor lo activa a través de las levas al volante).

Asientos integrales deportivos con apliques en acabado aluminio, típico de AMG

Combinado con la tracción total, esta transmisión ofrece 5 programas de conducción AMG Dynamic Select (Slippery Way, equivalente a piso resbaladizo, Comfort, Sport, Sport+ y el individual personalizable a gusto del conductor), con opciones escalonadas entre el nivel Basic y el Advanced (al seleccionar los programas de conducción, el cuadro muestra el nuevo símbolo AMG Dynamics junto con el nivel correspondiente). Los modos Slippery y Sport+ son exclusivos de este Mercedes-AMG A35 4Matic, el primero pensado para circular sobre pisos muy deslizantes, mientras que el Sport+ cuenta con la función de cambio “doble embrague” que eleva momentáneamente el régimen del motor en las reducciones (como si se hiciera la maniobra “punta tacón” en un vehículo con cambio manual).

Pero la actuación electrónica sobre la mecánica de este Mercedes-AMG A 35 no acaba aquí; la tracción total 4Matic (que acopla el eje trasero al delantero a través de un embrague electromagnético) tiene dos modos de actuación, Comfort y Sport, según esté activado o no el ESP (el primero sólo actúa con el ESP, y el segundo con el ESP desconectado (ESP Off) o en modo parcial deportivo (ESP Sport). Y en todos los programas de conducción tenemos la función añadida del AMG Dynamics que permite la aplicación automática de los frenos en la rueda trasera interior en curva para corregir la trayectoria en caso de sobreviraje, y que actúa en dos niveles, el Basic (en los programas Slippery Way y Comfort) y el Advanced (en Sport y Sport+).

Opcionalmente, los más fanáticos del modelo podrán montar un Paquete Aerodinámico AMG, que mejora el comportamiento del vehículo a altas velocidades (desarrollado en el túnel de viento). El faldón delantero incluye un splitter delantero más grande y aletines adicionales en alto brillo, así como el alerón trasero fijo y otros detalles de la carrocería. También estará disponible el Paquete Night AMG, con elementos de contraste en negro, un efecto que se ve incrementado por el tintado de las ventanas traseras .

Ya a la venta, las primeras entregas del nuevo Mercedes-AMG A 35 4Matic se realizarán a partir del próximo mes de marzo de 2019, partiendo de 57.675 euros. La serie especial de lanzamiento Edition 1 sube hasta los 66.540 euros, incluyendo una mayor individualización al incorporar de serie los paquetes Aerodinámico y Nocturno AMG, el color exterior en azul denim con los soportes de los espejos laterales en “dorado tech” en y las secciones inferiores de las puertas, llantas Livorno de 19″ con tuerca central en “dorado tech. En el interior enfatiza la deportividad de esta versión con el volante y los asientos AMG Performance, estos últimos calefactados y tapizados en Artico/Dinamuca en negro/gris con acentos en azul y costuras de contraste en gris medio. Los acentos visuales se completan con la iluminación ambiente, detalles de acabado en aluminio y un anagrama “Edition” en el volante.

Versiones del modelo: 'A'

Galeria de fotos

foto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_01.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_02.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_03.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_04.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_05.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_06.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_07.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_08.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_09.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_10.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_11.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_12.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_13.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_14.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_15.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_16.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_17.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_18.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_19.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_20.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_21.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_22.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_23.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_24.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_25.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_26.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_27.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_28.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_29.jpgfoto: Mercedes-AMG A 35 4MATIC_30.jpg
Mercedes
Mercedes

Tno. 91 484 60 00
Garantía: 2 años sin límit