Mazda CX-30

13 marzo, 2019
J. ROBREDO
Nuevo SUV compacto en Ginebra

El nuevo Mazda CX-30 ha compartido la novedad en el stand ginebrino de la marca de Hiroshima junto al nuevo Mazda3, como un SUV compacto intermedio entre el CX-3 y el CX-5, que se presenta como el segundo modelo de la nueva generación Mazda ya estrenada con el Mazda3. Su denominación como Mazda CX-30 deja entrever que quizá veamos más tarde un CX-50, ambos destinados a sustituir a los actuales CX-3 y CX-5 de la familia SUV de Mazda.

Hasta el último momento confundido con un posible Mazda CX-4 su lanzamiento ha sido una sorpresa en Ginebra, dada la actual vigencia de los Mazda CX-3 y CX-5, recién actualizados y en su mejor momento de venta, aunque este nuevo Mazda CX-30 no llegaría al mercado hasta finales de 2019. Cierto es que el Mazda CX-3 adolece de ser algo pequeño como SUV compacto (por otro lado muy cercano en su estampa al CX-5), pero no parece que haya sitio para tres modelos tan próximos unos de otros en tamaño, aunque la vocación de este CX-30 parece más deportiva, con un diseño claramente continuista con el CX-5 aunque algo más atrevido, con la característica parrilla en forma de ala típica de Mazda más afilada y un perfil más anguloso en el paragolpes. El lateral presenta un diseño cóncavo bajo el perfil diagonal y una popa inspirada más en la del nuevo Mazda3 que en la de los CX-3 y CX-5.

Mide 4,40 m de longitud por 1,80 de ancho y 1,53 de alto, esto es, 6 cm más corto y casi 10 cm más alto que el Mazda3, que también tiene más batalla (2,72 m por 2,67 m el CX-30), aunque sí la parte fundamental de la estructura del Mazda3. Frente al Mazda CX-3 (realizado sobre la plataforma del Mazda2) mide 12 cm más de largo, y frente al Mazda CX-5 es 15 cm más corto, lo que le sitúa un poco en tierra de nadie. Su diseño general repite el código “Kodo” de Mazda, y su arquitectura técnica se corresponde con la de los nuevos Mazda con mecánicas “SkyActiv”. Tras el nuevo Mazda3, será el segundo Mazda en incorporar el revolucionario motor de gasolina Skyactiv-X, y podrá contar con tracción total i-Activ AWD.

Los pasos de rueda traseros sobresalen notablemente del habitáculo, que se va estrechando a medida que se acerca al techo

El Mazda CX-30 llega en un momento de máxima competencia en el segmento de SUV urbanos, tanto por arriba ( BMW X2, Mercedes GLA, Volvo XC40…) como por abajo ( Skoda Karoq, Kia Niro, Jeep Cpmpass, Seat Ateca…) o por en medio ( Nissan Qashqai, Mitsubishi Eclipse Cross, Toyota CH-R…).

Presentado en Ginebra en el exclusivo rojo granate metalizado de la marca (Sould Red Crystal), el Mazda CX-30 también se ofrece en dos nuevos tonos de gris, (Machine Gray y Polymetal Gray). A nivel de chasis, tenemos la suspensión conocida por eje anterior McPherson y posterior semitorsional, sobre una estructura “sándwich” de doble panel, que mejora el aislamiento reduciendo ruidos al dejar un espacio entre la carrocería y el piso del suelo (que bien podría servir en el futuro para alojar baterías)… Su tren rodante no es tampoco nada espectacular (felizmente), recurriendo a llantas de 16” y 18” de diámetro, con neumáticos de 215/55 y 215/45 en cada caso.

Mazda CX-30: amplitud interior

En el interior, no parece que haya menos amplitud que en un CX-5 salvo que es 4 cm más estrecho, sin grandes sorpresas de diseño, sobrio y austero, pero armonioso, con calidad y todos los elementos al alcance de la mano. Sobre el salpicadero hay un voladizo adicional que recorre horizontalmente la parte superior del cuadro de instrumentos hasta llegar a la moldura de la puerta del copiloto, creando una sensación de amplitud. Por su parte, la palanca de cambios, los posavasos y el mando HMI se sitúan al pie de la consola, mientras que sobre ésta tenemos una pantalla central multimedia MZD Connect de 8,8” (22,4 cm), con conectividad compatible con Apple CarPlay y Android Auto, que se conectan por USB con la interfaz HMI del sistema.

Llama la atención su cuidado equipo de sonido de serie, con 8 altavoces (de 3 litros para graves en los laterales de la rejilla del parabrisas, de 2,5 cm para agudos en la base de los pilares izquierdo y derecho, y de rango medio -8 cm- en la sección superior de las molduras de puertas). Y en opción puede montar un equipo Bose con 12 altavoces (añade un altavoz central de 8 cm, un par de satélites traseros y un subwoofer).

La parte superior del salpicadero presenta un voladizo adicional acabado con costuras de alta calidad desde donde surge una gran pantalla flotante

Según Mazda los asientos van en posición más baja de lo normal en un SUV (más los traseros que los delanteros), lo que resaltaría su carácter deportivo, y el maletero, con 430 litros, parece que está bastante aprovechado,situándose claramente por encima del CX-3 (350 litros) y ligeramente por debajo del CX-5 (460). Eso sí, su portón de 1,02 m de ancho puede contar con apertura y cierre automático “manos libres”, con un umbral de carga relativamente alto (73 cm), aunque todo depende de su altura final libre al suelo (que no parece ser mucho mayor de los 15 cm del CX-3).

Mazda CX-30: llamada a la hibridación suave

Mazda no ha facilitado aún muchos datos de las mecánicas de este nuevo CX-30, salvo que los motores de gasolina serán de la familia SkyActiv-G y el novedoso SkyActiv-X, yendo los primeros bajo una hibridación ligera “mild hybrid” (de ayuda suplementaria eléctrica pero no con tracción directa) a 24 voltios, una tensión distinta –e inferior– al actual estándar de 48 voltios, pero ya se sabe que en esto (como en casi todo todo) Mazda va siempre por libre, normalmente distinta de los demás…

Esta hibridación ligera recibe el nombre de M Hybrid y utiliza un motor eléctrico que asiste al motor principal, alimentado por una batería de ion-litio de 24 V y 600 kJ montada entre las ruedas. Por supuesto todos los motores cumplen la normativa Euro 6d-Temp, y en cuanto a la transmisión se ofrece la posibilidad de un cambio manual o automático, ambos con 6 velocidades. Y en los motores de gasolina, se espera que por fin se ofrezca la versión SkyActiv-X con la tecnología SPCCI de Mazda, con encendido por compresión controlado por chispa, que podría llegar para final de año o principios de 2020 (en todo caso la comercialización de este Mazda CX-30 no tendrá lugar hasta el último trimestre del año).

Los afilados grupos ópticos traseros poseen una matriz de luces LED que pone de relieve la forma cilíndrica y elaborada de las luces

Otra novedad que estrena este CX-30 es una versión mejorada de su tracción total AWD, denominada i-ACTIV AWD, que ahora cuenta con la detección de carga vertical en las 4 ruedas, actuando conjuntamente con el G-Vectoring Control Plus (GVC) para controlar el reparto del par motriz entre las ruedas delanteras y las traseras, mejorando la tracción y la estabilidad y teniendo en cuenta el giro del volante, presión del acelerador y el agarre de cada rueda. Luego, entre las ayudas a la conducción, tenemos el “head up display”, el asistente de tráfico y crucero (CTS, que sigue al coche precedente en las retenciones de tráfico), sensor de fatiga de conducción, de tráfico delantero (FCTA) o trasero, etc.

En definitiva, una nueva oferta SUV de Mazda que entra en liza en un momento especialmente concurrido del segmento, con el encanto añadido de una tecnología propia de tracción, una hibridación ligera distinta y un diseño diferente que sin ser rompedor, supone un estilo más dinámico y atractivo que el de la media general de los SUV del segmento. Ahora falta saber si el precio acompaña, y cuándo lo tendremos, con equipamientos y motores definidos, en nuestro mercado.

Galeria de fotos

foto: Mazda CX-30_01.jpgfoto: Mazda CX-30_02.jpgfoto: Mazda CX-30_03.jpgfoto: Mazda CX-30_04.jpgfoto: Mazda CX-30_05.jpgfoto: Mazda CX-30_06.jpgfoto: Mazda CX-30_07.jpgfoto: Mazda CX-30_08.jpgfoto: Mazda CX-30_09.jpgfoto: Mazda CX-30_10.jpgfoto: Mazda CX-30_11.jpgfoto: Mazda CX-30_12.jpgfoto: Mazda CX-30_13.jpgfoto: Mazda CX-30_14.jpgfoto: Mazda CX-30_15.jpgfoto: Mazda CX-30_16.jpgfoto: Mazda CX-30_17.jpgfoto: Mazda CX-30_18.JPGfoto: Mazda CX-30_19.JPGfoto: Mazda CX-30_20.JPGfoto: Mazda CX-30_21.JPGfoto: Mazda CX-30_22.JPGfoto: Mazda CX-30_23.JPG
Mazda
Mazda

Tno. 91 418 54 80
Garantía: 3 años ó 100.000