El Porsche Carrera GT cumple 20 desde la presentación del prototipo

16 noviembre, 2020
JORGE FERNÁNDEZ
Su primer Supercar

A finales del mes de septiembre pasado se cumplieron 20 años de la presentación del prototipo del Porsche Carrera GT, el primer Supercar de calle de la marca de Stuttgart, que se situó como referencia en el mercado.

Nos encontramos en el año 2000, concretamente es el 28 de septiembre, de madrugada, antes de que salga el sol. El lugar es París. En ese momento y lugar, Walter Röhrl, bicampeón mundial de rallyes, conduce un prototipo del Porsche Carrera GT descapotable por las calles de París, pasando por la Plaza Charles de Gaulle, también conocida como plaza de l’Étoile (por la forma de su pavimentado), con el Arco del Triunfo como testigo.

El riesgo, controlado por su reconocido piloto, era lograr que sus enormes ruedas de 20 pulgadas no patinaran en el húmedo adoquinado, ya que estaba lloviznando, y mostrar a los aficionados al motor, escoltado por los gendarmes motorizados en su recorrido hasta su destino final, el Louvre, la nueva obra de arte creada por el equipo de Diseño de Porsche, liderado por entonces por Harm Lagaay.

Este modelo se convirtió en ese momento en un referente de los superdeportivos de la época. Estaba basado en el prototipo Porsche LMP2000 (código interno 9R3), un modelo de carreras diseñado para competir en la carrera más famosa de resistencia con 24 horas de duración, Le Mans. Este primer prototipo del Porsche Carrera GT montaba un motor V10 de 558 CV, y tenía gran cantidad de elementos fabricados con fibra de carbono, algo totalmente nuevo en esa época.

Pero sin embargo, el modelo definitivo de producción se retraso y no llegó hasta su presentación en el Salón de Ginebra de 2003. Esta circunstancia se debió a varios motivos, y entre ellos estaba la aerodinámica con el efecto suelo incluido, ya que el alerón trasero extensible eléctricamente tenía que soportar velocidades de hasta 330 km/h.

El Porsche Carrera GT de serie que salió a la venta en 2003 era algo diferente, ya que el motor aumento la cilindrada de 5.5 a 5.7 litros, y la potencia aumentó hasta los 612 CV. La caja de cambios manual contaba con seis velocidades, y sus 1.380 kg ofrecían una relación peso/potencia de solo 2,25 kg/CV. Este peso tan bajo se consiguió gracias al uso extensivo de materiales ligeros, como el plástico reforzado con fibra de carbono utilizado en el chasis monocasco y el soporte del motor, así como kevlar moldeado, discos de freno cerámicos o el primer embrague del mundo bidisco cerámico en seco (PCCC), con 169 mm de diámetro.

Sus prestaciones eran igual de espectaculares, con el 0 a 100 km/h en 3,9 segundos, 0 a 200 km/h en solo 9,9 segundos, y una velocidad máxima de 330 km/h. Se fabricaron 1.270 unidades entre 2003 y 2006, con un precio de 452.690 euros.

20 años después se ha pretendido repetir la estampa, con un Porsche Carrera GT recorriendo las mismas calles, pero debido al Covid-19 esto no ha sido posible. Las restricciones en París lo han impedido. Sin embargo, ha sido Berlín, concretamente la plaza de París frente a la Puerta de Brandeburgo, la ciudad y el lugar que ha acogido este homenaje a tan ilustre vehículo, encontrándose también con la misma lluvia el pasado mes de octubre.

Galeria de fotos