El nuevo Kia Picanto

1 julio, 2011
MOTOR MUDIAL

Para Kia, el Picanto significó su desembarco en 2004 en uno de los segmentos más difíciles del mercado, el A o correspondiente a los coches pequeños urbanos, los más utilitarios pero también perfectamente dotados para la polivalencia demandada por el mercado, entre los 3,4 y los 3,8 metros de longitud normalmente. Un segmento muy competido por casi todos los constructores mundiales, especialmente nipones y europeos. Ahora, esta segunda generación del Kia Picanto fabricada en exclusiva con sumo esmero (léase calidad) en la planta surcoreana de Seosan viene a representar la de la madurez y la consagración, apoyada en los más de 1,1 millones de unidades vendidas de la primera generación en todo el mundo (en Europa, las ventas del primer Picanto han superado las 300.000 unidades).

Ya en la red de concesionarios de Kia Motors Iberia desde finales de mayo a un precio que parte de 7.491 euros (incluido el descuento por promoción de lanzamiento), el nuevo Picanto es un modelo completamente renovado bajo una apariencia mucho más dinámica y atrevida de lo habitual para un primer escalón de gama. Completamente modificado por fuera y por dentro, luce ahora la nueva parrilla característica de sus hermanos mayores (que la marca define como “hocico de tigre”) en la línea que marcaron los nuevos Sportage y Venga, combinado con una presencia más rotunda del paragolpes, con la gran abertura de la rejilla, con la matrícula en el centro, y unos faros más grandes y en posición más alta, extendiéndose hasta el principio de los pilares del parabrisas.

En conjunto, su frontal tiene ahora el mismo refinamiento del resto de modelos Kia, con un toque más deportivo y juvenil, obra del responsable de Diseño de Kia, Peter Schreyer, quien ha declarado que “visto de perfil, el nuevo Picanto muestra un estilo más destacado y una línea de carácter ascendente más prominente. El resultado es una mezcla de luces y sombras que divide la altura, lo que otorga al vehículo un mayor asentamiento.” Un proceso de madurez en suma que ha hecho del Picanto no sólo un coche de atractiva personalidad, sino además un vehículo seguro y de confianza, de proporciones armoniosas y un diseño dinámico capaz de atraer y encontrar aceptación en todos los públicos.

Con 5 y 3 puertas.- La novedad de su diseño se extiende a la configuración de su carrocería, que hasta ahora sólo se ha comercializado en cinco puertas, pero que en la nueva generación se amplía en Europa tanto en cinco como tres puertas, con una nueva carrocería más deportiva de tres dirigida a su clientela potencial más joven. Y en cuanto a su oferta motriz, el nuevo Picanto equipa dos nuevos motores eficientemente económicos de uno y 1,2 litros de cubicaje, el primero con 3 cilindros y el segundo con 4, con unos niveles de emisión de CO2 líderes en su clase, y que contarán (según los mercados donde se comercialice) hasta con la oferta de un propulsor para gas licuado de petróleo (GLP).

Pero no es sólo imagen: el nuevo Kia Picanto también crece en tamaño, con mayor batalla que le permite más espacio para los pasajeros y mayor capacidad de maletero. Ahora mide 6 cm más de largo que antes, llegando a los 3,60 m, lo que sigue siendo una longitud total muy contenida para un utilitario urbano como éste. La distancia entre ejes gana 1,5 cm, que aunque pueda parecer poco, en coches como éstos sí se nota, al situarse justo en el umbral de los 2,4 m, considerado hasta hace no mucho como ideal para el mejor compromiso entre estabilidad y manejabilidad en coches pequeños. No obstante, la modificación de la distribución del espacio interior ha permitido ampliar en mayor medida el espacio del habitáculo, ganando casi 4 cm en espacio libre para piernas (36 mm) y aumentando la capacidad del maletero en un 27%, llegando ya a los 200 litros, ampliables hasta los 870 abatiendo los respaldos del asiento trasero, provisto de 3 apoyacabezas regulables en altura al igual que los delanteros, un buen nivel para un vehículo eminentemente urbano como éste.

A cambio, bajo su plano de carga ya no tenemos una rueda de repuesto sino un “kit” antipìnchazo, dentro de un amplio cajón auxiliar que aumenta la versatilidad del modelo, lo que se completa con otra serie de huecos prácticos como el situado bajo el asiento del pasajero, portabebidas, bolsas en las puertas y detrás del respaldo de los asientos delanteros, portagafas, huecos en la consola central, etc.

Todo esto se aplica siempre sobre el Kia Picanto de 5 puertas, pero hay que tener presente que ahora también contará en pocos meses con una carrocería de tres, con un diseño exclusivo de los montantes posteriores, y distintos paragolpes y parrilla frontal que refuerzan su carácter más dinámico y deportivo, con una imagen que resalta la anchura y fuerza del vehículo.

Y manteniendo siempre su buena penetración aerodinámica, plasmada en un Cx de 0,31, de los mejores entre todos los modelos del segmento A. Por ello, Kia confía en que la versión de 3 puertas alcance hasta un tercio de las ventas europeas del nuevo Picanto, siendo un elemento clave para la captación de la clientela potencial más joven. Esta versión de tres puertas está prevista que llegue al mercado para el próximo otoño.

Profunda revisión.- El interior ha sido revisado en su totalidad con soluciones innovadoras como el volante multifunción de dos brazos regulable en altura y achatado en su zona inferior o los cómodos asientos delanteros de formas anatómicas y equipados con los precisos elementos de seguridad, así como el cuadro de instrumentos provisto de dos grandes relojes principales y otro secundario, todos bien visibles y de fácil lectura, con un salpicadero de atractivo diseño y cuidada terminación que destaca por su funcionalidad y calidad de materiales, con cuatro salidas de aire y una incipiente consola central en voladizo donde van los mandos de la climatización y bajo ella un amplio receptáculo por delante de la palanca del cambio ligeramente sobreelevada.

La nueva carrocería emplea un mayor número de chapas de acero de alta resistencia, con refuerzos en forma de anillo en torno a los montantes central y posterior, en la plataforma del habitáculo y en el techo. Además, se ha incorporado un soporte adicional en la zona delantera entre el capó y las columnas de la suspensión para procurar una rigidez extra adicional. Asimismo se ha mejorado la seguridad frente a los peatones en caso de atropello, con un nuevo travesaño por debajo del paragolpes delantero de modo que la zona superior pueda absorber parte de la energía del golpe, con una zona deformable por delante del parabrisas y retrasando el cierre del capó en 5 cm sobre la línea central del coche. Y todo ello sin ganar peso, sino todo lo contrario, ya que se ha conseguido rebajar una media de 10 kg el peso final del coche, nada desdeñable si tenemos en cuenta el relativo bajo peso total de un vehículo del segmento A.

Además, para una mayor protección contra impactos laterales, los pilares centrales y los largueros laterales van reforzados con placas de acero de alta resistencia, prologándose los travesaños de refuerzo de las puertas mas allá del montante central, e incorporando bloques absorbentes de poliuretano dentro de los paneles de las puertas delanteras. Y hay que destacar que todas las versiones del Kia Picanto, desde la más básica, montan seis airbag de serie (delanteros, laterales y de cortina).

La dirección cuenta con una moderna servoasistencia eléctrica de serie en todas las versiones, habiéndose puesto el acento en lograr un buen compromiso entre precisión, tacto y esfuerzo (3,4 vueltas de volante entre topes), con una agilidad más que asegurada, dado su contenido tamaño (menos de 10 m de diámetro de giro).

En el apartado de suspensiones y trenes rodantes, Kia mantiene el práctico y efectivo esquema del modelo anterior pero mejorado y perfeccionado en varios puntos para aumentar tanto el confort de marcha como la estabilidad dinámica. En las suspensiones, la delantera tipo McPherson aumenta ahora su ángulo de ataque (4,1º) para una mayor estabilidad en recta, al tiempo que monta muelles un poco más blandos con mayor recorrido de rueda, que ahora lleva unos topes de compresión más cortos. Y en el eje posterior semitorsional, se aumenta la rigidez del mismo un 60% (para reducir el subviraje), adoptando también muelles más blandos e igualmente topes de compresión más cortos, con casquillos de tirantes más grandes para mejorar la estabilidad sin perjuicio del confort. Con todo ello la ganancia en confort de marcha es muy apreciable.

Los frenos mantienen el esquema mixto de discos delanteros y tambores traseros, siendo los primeros ventilados de 241 mm de diámetro, y los tambores traseros de 180 mm. El sistema antibloqueo ABS es de serie en toda la gama, y va acompañado de la distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBD), la asistencia a la frenada de emergencia (BAS) y además, las luces de aviso (a través del triple parpadeo de las de freno) de ésta (ESS). Con todo, con este equipamiento la marca confía en lograr la máxima calificación (5 estrellas) en las pruebas de choque EuroNCAP, tal y como ya ha sucedido con modelos como el Kia cee’d y el Kia Venga.

Motores de vanguardia.- La mecánica del nuevo Kia Picanto, pese a la modestia de unos propulsores de baja cilindrada en 3 y 4 cilindros, no deja sin embargo de incorporar soluciones de vanguardia sorprendentes en un vehículo de este segmento. De momento esta segunda generación Picanto sólo se ofrece en gasolina; ya veremos si más adelante, como sucedió con la primera, la oferta se amplía al tricilíndrico 1.1 CRDI. Pero ello no obsta para que se trate de motores de mínimo consumo y emisiones, que baten récords sobre todo lo conseguido hasta ahora en estos capítulos por la marca coreana.

Tanto en el 3 como en el 4 cilindros el bloque es de aluminio fundido, perteneciente a la familia de motores Kappa, con 71 mm de diámetro de pistones (y carrera llevada hasta los 84 mm en el tricilíndrico para compensar la ausencia del cuarto cilindro). De exclusiva fabricación coreana, estos motores Kappa cuentan con distribución variable CVVT dual, a base de ajuste variable continuo de las válvulas tanto en las de escape como en las de admisión, montando muelles de válvulas de baja fricción para contribuir a la disminución de las pérdidas energéticas. La culata sigue siendo biárbol (DOHC) con 4 válvulas por cilindro, con la transmisión de la distribución del motor a cargo de una cadena sin mantenimiento de larga duración, mientras que de la potencia a las ruedas se encarga una caja de cambio manual con 5 velocidades.

Así, en el 4 cilindros, que por ahora se reserva al nivel más alto de acabado (Emotion), tenemos una planta motriz de 1.248 cc que desarrolla 85 CV a 6.000 rpm entregando 12,3 mkg de par máximo a 4.000 rpm, un rendimiento francamente brillante para un motor de litro y cuarto de cubicaje y al nivel de los de la mayoría de sus rivales con motores 1.4, lo que le autoriza un nivel de prestaciones muy brillante para su condición de utilitario del segmento A: 171 km/h de velocidad punta y 11,4 segundos para cubrir el 0-100 km/h. Y sin embargo su consumo y emisiones se sitúan en el nivel más bajo de los modelos de su categoría, con 4,5 lts/100 km en el promedio oficial combinado, y tan sólo 105 grs/km de CO2 (no paga impuesto de matriculación).

Pero más revolucionario si cabe es el tricilíndrico 1.0, cuya arquitectura general comparte con su hermano de 4 pistones. Con 998 cc, mantiene la culata biárbol (ahora para 12 válvulas), la distribución dual variable CVVT por cadena de larga duración y la misma inyección secuencial multipunto. La relación de compresión (10,5 a 1) es también la misma, por lo que el rendimiento es igual de brillante e incluso térmicamente mejorado por la reducción de fricciones. La potencia máxima de este Picanto 1.0 es ahora de 69 CV a 6.200 rpm, apenas un 20% menos que el Picanto 1.25, mientras que el par se queda en 9,7 mkg a 3.500 rpm, cifras más que suficientes para su peso (845 kg), lo que le permite un dinamismo muy holgado (153 km/h de velocidad punta y 14,4 segundos para cubrir el 0-100 km/h, ampliamente satisfactorio en uso urbano, y a cambio los consumos y emisiones bajan a niveles ciertamente históricos: tan sólo 4,2 lts/100 km en el promedio oficial combinado, bajando la emisión de CO2 a menos de 100 grs/km (¡99!).

Cuatro versiones a elegir.- La oferta española del nuevo Kia Picanto se articula en torno a cuatro versiones, tres con un mismo motor 1.0 y la cuarta y más lujosa con el 1.25. Así, las tres primeras se corresponden con los acabados Basic, Concept y Drive, asociadas al motor de gasolina tres cilindros y un litro de cilindrada de 69 CV, mientras que el Kia Picanto Emotion se comercializará exclusivamente con el 4 cilindros 1.2 de 85 CV, y en ambos siempre con cambio manual de cinco velocidades. Hay que destacar el esfuerzo realizado por la marca coreana para dotar a este Picanto de un nivel de equipamiento mínimo francamente alto para un modelo del segmento A, incluso en las versiones más básicas. Así, todos los modelos de la nueva gama Picanto, desde la versión Basic, ofrecen de serie seis airbag, ABS+EBS+BAS, dirección asistida eléctrica, ordenador de a bordo multifunción, cierre centralizado de puertas, elevalunas eléctricos delanteros y sistema de anclaje Isofix para dos asientos infantiles, con una oferta de media docena de colores de carrocería, de ellos dos sólidos (blanco y azul) y cuatro metalizados (Lemon Grass, Bright Silver, Signal Red y Galaxy Black).

Si pasamos al nivel Concept, que es en realidad el básico funcional comercial (el Basic casi se reserva para los grandes pedidos de las flotas de alquiler), nos encontramos ya de serie con detalles muy notables para un modelo de este precio, como el radio CD con lector MP3, el cuadro de instrumentación con cuentarrevoluciones, las llantas de 14” con embellecedores, el asiento del conductor regulable en altura y sobre todo, el equipo de aire acondicionado manual, algo inusual en las versiones de acceso de los utilitarios urbanos, completado por un acabado exterior con paragolpes a juego con el color de la carrocería, etc.

Pero seguramente será el nivel siguiente, Drive, el preferido por la demanda de este pequeño gran coche, que por un precio realmente muy ajustado ofrece de serie detalles tales como llantas de aleación (de 14”), conectividad de audio ampliada (con tomas USB e iPod), reglaje interior de altura de cinturones de seguridad delanteros, alzacristales eléctricos tanto delanteros como traseros, retrovisores exteriores de ajuste eléctrico, un práctico cajón portaobjetos bajo el asiento del acompañante, etc. Y todo completado por detalles externos como las molduras protectoras también pintadas en el color de la carrocería ó el marco cromado de la parrilla frontal.

Por último, el Picanto Emotion representa la máxima opción de la gama, incorporando de serie ópticas de diseño “Led” –o sea, con las lámparas de diodos-, conexión “bluetooth” para uso manos libres del teléfono móvil, mandos de audio al volante, lunas tintadas que reducen el impacto interior de los rayos UV, retrovisores exteriores que se pliegan eléctricamente (y con luces por diodos de intermitencia incorporadas), faros antiniebla, control automático de la iluminación con los modos de «acompañamiento» y «bienvenida», sujetavasos doble plegable con iluminación ambiental, viseras parasol con espejos de cortesía iluminados, indicador de cambio de marcha (para promover un estilo de conducción económica), sensor automático de encendido de faros, remates interiores cromados, portagafas, etc. Sin olvidar por supuesto, su diferencia esencial respecto al resto de los acabados, constituida por el motor 1.25 de 4 cilindros y 85 CV. En realidad la única opción que deja es la pintura metalizada (280 euros), además de las de concesionario, que por ejemplo permiten ampliar el tren rodante del Picanto a llantas de 15”(con neumáticos de 175/50 R15).

Sin lugar a dudas, el nuevo Kia Picanto se puede definir muy bien como “un coche pequeño que ha crecido”, como dijo el director general de marketing de Kia Motors Corp., Soon Nam Lee. Un crecimiento en funcionalidad, capacidad, seguridad, servicio y prestaciones que no ha implicado un aumento de precio, sino que por el contrario, su tarifa es hoy más competitiva que nunca. Así, mientras que en la mayoría de los mercados europeos se escalona entre los 9.300 euros del Picanto Basic y los casi 13.000 del Emotion, en España Kia Motors Iberia lanza el modelo con una promoción especial que rebaja aún más unos precios especialmente competitivos. De este modo, el acceso de gama que representa el Picanto Basic, con 8.990 euros, se rebaja a menos de 7.500 gracias a esta promoción de lanzamiento que rebaja 1.500 euros por modelo (salvo en el nivel Drive, en que son 1.350). Un precio increíble para un coche nuevo, que supera incluso el de muchos proclamados y reconocidos modelos “low cost” de su categoría…

Luego, en el segmento central, el Picanto Concept y el Picanto Drive se quedan en un nivel extraordinariamente competitivo, muy poco por encima de los 9.000 y al filo de los 9.800 gracias a esta promoción, ya en un nivel de equipamiento (radio CD, llanta 14”, aire acondicionado…) muy completo. Y ni siquiera el Picanto 1.25 Emotion, con sus 85 CV y un equipamiento de lo más refinado (4 alzacristales eléctricos, retrovisores eléctricos y plegables, Bluetooth, llantas de aleación, faros antiniebla, sensor de luces…) sube mucho mas allá de los 11.000 euros.

Unos precios imbatibles para un coche de su calidad con 7 años de garantía, que sin duda van a ser un acicate esencial para hacer de este segundo Kia Picanto un vehículo práctico, de personalidad desbordante, cómodo y seguro, con un precio y una garantía sorprendentes. Un coche que da confianza.

Versiones del modelo: 'Picanto'

Kia
Kia

Tno. 91 579 64 66
Garantía: 7 años o 150.000 km