BMW Serie 8: Deportivo del Año 2019

3 julio, 2019
M. M.
El regreso del Gran Turismo deportivo

Con el nuevo BMW Serie 8, la marca bávara ha recuperado la mítica sigla de hace dos décadas, al mismo tiempo que hacía competir al prototipo M8 GTE, participando por primera vez desde 2011 en la emblemática prueba de resistencia de las 24 Horas de Le Mans, toda una declaración de intenciones que le han hecho merecedor de nuestro premio al «Coche deportivo del Año 2019».

Destinado a sustituir a la Serie 6, se estrenó con la elegante y deportiva carrocería coupé a la que pronto se sumó la variante descapotable BMW Serie 8 Cabrio, estrenando además otra carrocería Gran Coupé destinada a incorporar también la poderosa versión M8 con su motor V8 biturbo (ya introducida en los Coupé y Cabrio), el summum de la deportividad bajo la lupa de la división de vehículos deportivos BMW M GmbH, sucesora de la BMW Motorsport GmbH crada en 1972.

El nuevo buque insignia deportivo incluye largo un capó, una carrocería muy baja (1,34 m de alto) y una acertada mezcla de líneas aerodinámicas y futuristas que logran una armoniosa estampa deportiva y elegante, con perfil muy aerodinámico y las señas de identidad de todos los BMW, es decir, la parrilla de doble “riñón”, destacando también los abultados pasos de rueda, los estilizados faros de diodos, junto a una zaga muy lograda con los grupos ópticos apaisados.

Los BMW M8 Competition Coupe y Cabrio

Pero más allá del diseño, BMW ha recurrido a un uso masivo del CFRP, la fibra de carbono mezclada con plástico, presente en diversos elementos (carcasas de retrovisores, alerón trasero, difusor de suelo, etc) para contener el peso, dado su tamaño con 4,84 m de largo y 2,82 m de batalla, además de una notable anchura de 1,90 m sin incluir los espejos retrovisores.

El nuevo BMW Serie 8 comparte plataforma con la Serie 7, disponiendo inicialmente con dos motorizaciones, una diesel de 6 cilindros en línea y tres litros Twin Power Turbo, con 320 CV y 69,4 mkg de par (desde 1.750 rpm), denominada 840d y otra gasolina 850i, con un nuevo motor V8 biturbo de 4,4 litros de cubicaje que desarrolla 530 CV y 76,5 mkg entre 1.800 y 4.600 rpm, con distribución variable Valvetronic y Doble Vanos, e inyección directa hasta 350 bares, cumpliendo ambos la exigente normativa Euro6d. La primera acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanza los 250 km/h de velocidad punta, con un consumo promedio combinado de gasóleo entre 5,9 y 6,2 lts/100 km. La variante gasolina anuncia la misma velocidad punta (autolimitada) del 840d, y solo necesita 3,7 segundos para cubrir el 0-100 km/h, con un consumo mixto de 10,5 lts/100 km.

Ambos motores montan el cambio automático Steptronic Sport de 8 relaciones y la tracción total xDrive, con bloqueo electrónico del diferencial trasero (por un motor eléctrico) en el 850i. Comparten además la suspensión independiente por doble horquilla delante y multibrazo (con 5 tirantes) detrás, con unos trenes rodantes con llantas de 18” y distinta monta (245/45 delante y 275/40 detrás) en el 840d, que pasan a 19” (con 245/40 y 275/35 respectivamente) en el 850i. Y en opción, las llantas M de 20”, con neumáticos de cuasi competición.

La tercera y última carrocería en llegar al BMW Serie 8 es la Gran Coupé

Además, y como tope de gama, encontramos la última incorporación y la versión más deportiva BMW M8, dotada del mismo motor gasolina de 4.4 litros con mayor presión de soplado hasta alcanzar los 600 CV de potencia a 6.000 rpm y exprimido hasta los 625 CV en la variante M8 Competition, ambas con unos increíbles 76,5 mkg de par máximo. Estas dos versiones ultradeportivas cuentan el cambio automático M-Steptronic de convertidor de par y 8 relaciones y la tracción total M xDrive, que como en sus hermanos menores prioriza el eje trasero ofreciendo además un modo 4WD Sport y otro exclusivamente de propulsión trasera (2WD).

En el interior, encontramos una instrumentación completamente digital, minimalista y vanguardista a la vez, con un gran cuadro acompañado de una amplia pantalla táctil de 12,3” para el sistema multimedia. Y en ayudas de conducción, por supuesto todas, desde el control de crucero inteligente con Stop&Go, al asistente con control de dirección de mantenimiento de carril, pasando por la dirección activa (al eje trasero), asistente de aparcamiento automático, aviso de presencia en ángulo muerto, amortiguación variable, faros láser, etc, unos de serie y otros opcionales. El salpicadero es bastante sobrio, con muy pocos controles, aunque hay algunos directos, sin pasar por pantalla, como los del equipo de sonido o el climatizador.

El sistema multimedia parte del ConnectedDrive, con un gran número de posibilidades combinadas con los teléfonos “Smartphone” de última generación o con chip NFC. Con esta tecnología, se puede abrir la puerta con sólo acercar el teléfono al tirador e incluso hasta arrancar el coche si se coloca en la plataforma de carga inalámbrica. Además, sirve como soporte a través de una red WiFi para descargar las actualizaciones del software del BMW Serie 8 Coupé y utilizarlo como soporte para su instalación, toda vez que está previsto que el sistema BMW Operating System 7.0 se actualice y reciba novedades con mucha frecuencia.

En suma, todo un súper gran turismo dispuesto a plantar cara en un exclusivo nicho de mercado. El esperado regreso de un deportivo tan mítico como las siglas que representó su creación en 1989 y fiel representante de la máxima deportividad de la marca alemana gracias al modelo M de producción más potente de la historia de la marca, el BMW M8 Competition.

Galeria de fotos

foto: BMW Serie 8 Coupe 2018_01.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_02.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_03.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_03a.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_04.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_05.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_06.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_07.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_08.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_09.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_10.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_11.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_12.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_13.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_14.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_15.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_16.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_17.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_18.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_19.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_20.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_21.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_21a.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_21b.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_22.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_23.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_24.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_25.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_26.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_27.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_28.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_29.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_30.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_31.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_32.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_33.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_34.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_35.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_36.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_37.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_38.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_39.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_40.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_41.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_42.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_43.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_44.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_45.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_46.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_47.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_48.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_49.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_50.jpgfoto: BMW Serie 8 Coupe 2018_51.jpg
Bmw
Bmw

Tno. 91 335 05 05
Garantía: 2 años sin límit