BMW M8 Competition Coupé y Cabrio

12 junio, 2019
J. ROBREDO
Excelencia deportiva

La división M de BMW se lanza a la ofensiva en el segmento más exclusivo de la marca bávara con el M8 Competition, el superdeportivo de la Serie 8 con su poderoso motor V8 biturbo potenciado, ofrecido tanto en carrocería Coupé como en  Cabrio.

El anuncio de esta versión BMW M8 Competition antes de que llegue al mercado el BMW M8 normal tiene una razón muy simple, y es que la marca alemana ha decidido que para Europa sólo venga la versión más potente (en otros países, el M8 tendrá hasta 4 versiones contando las dos carrocerías).

Estéticamente hay algunas diferencias entre estos BMW M8 Competition y el resto de la Serie 8: un frontal algo más agresivo con insertos en negro mate o brillo, tomas de aire más grandes, faros de diodos de distinta arquitectura interna, mientras que la zaga queda dominada por el alerón dinámico en fibra de carbono y la cuádruple salida de escape. Las dimensiones son las mismas de los Serie 8, con 4,86 m de largo por 1,90 de ancho y 1,36 de alto, sobre una plataforma de 2,82 m de batalla. El BMW M8 Competition Coupé lleva un techo de plástico reforzado con fibra de carbono para rebajar el peso, mientras que el Cabrio monta una capota de lona multicapa que se abre o cierra en 15 segundos apretando un botón.

La versión descapotable de este BMW M8 Competition se ofrece de forma simultánea al coupé desde el principio, ofreciendo la posibilidad de conducir sin techo a cambio de ganar un centenar de kilos en refuerzos que se traducen en una prestaciones puras algo menores. Los asientos deportivos del BMW M8 Cabrio disponen de «bufanda de aire caliente» para conducir descapotado también en tiempo frío (con las salidas del aire en los apoyacabezas), y los dos, cabrio y coupé, tienen ajuste eléctrico de asientos con función de memoria y asistencia de abatido semi-eléctrica para el acceso a las plazas traseras. Concebidos como 2+2, estos M8 ofrecen un maletero de 420 litros en el Coupé y 350 en el Cabrio, ampliables un poco más abatiendo los respaldos de las plazas traseras. con la tapa de apertura también eléctrica. El BMW M8 Cabrio lleva además arco de protección antivuelco y deflector cortavientos.

BMW M8 Competition Coupé y Cabrio: un motor de carreras

La diferencia máxima entre este BMW M8 Competition y el M8 “normal” es que el motor V8 biturbo de 4,4 litros de cilindrada pasa de 600 a 625 CV a 6.000 rpm, con el tope de giro en las 7.200 rpm, repitiendo sus 76,5 mkg de par (entre 1.800 y 5.800 rpm). Se trata del mismo motor, cambio y tracción del BMW M5 Competition, o sea con el cambio automático M-Steptronic de convertidor de par y 8 relaciones y la tracción total M xDrive, que como en sus hermanos menores prioriza el eje trasero ofreciendo además un modo 4WD Sport y otro exclusivamente de propulsión trasera (2WD).

La división M de BMW ha retocado el propulsor V8 bajo los mismos parámetros del BMW M5 Competition, o sea mayor presión de soplado de turbocompresores, colector de escape de flujo cruzado, inyección directa de gasolina a 350 bares y sobredimensionamiento de los sistemas de refrigeración y lubricación. El aceite del motor también lleva su propio radiador suplementario, e incluso el de la caja de cambios tiene otro aparte, para evitar los recalentamientos incluso en uso extremo o de competición.

Así, se han logrado 25 CV extra que unidos a un leve aligeramiento (seguimos al filo de las dos toneladas de peso en vacío en el coupé, y los 2.100 kg en el cabrio, como un Serie 8) permiten a este BMW M8 Competition unas prestaciones espectaculares (3,2 segundos en el 0-100 km/h, con una décima más -3,3- en el cabrio, y sólo 10,6 segundos en el 0-200 km/h en el coupé), con una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h. pero que con el paquete opcional M Driver puede alcanzar los 305 km/h. Y todo con un consumo oficial promedio de menos de 11 lts/100 km.

BMW M8 Competition Coupé y Cabrio: cambio, chasis y frenos de competición

Para el cambio, se adopta la última versión de la caja ZF de 8 marchas por convertidor de par, ahora convenientemente reforzado y dotado de levas para su uso secuencial. Lleva el botón Drivelogic en el selector para variar la rapidez y precisión de los cambios según tres programas diferentes (Confort, Sport y Pista), tanto en modo automático como secuencial. La tracción total se complementa con un diferencial trasero activo (electrónico) y el control de estabilidad puede desactivarse para que solo intervenga en casos extremos o incluso deje de actuar (en esta desconexión sobreviene el modo de propulsión 2WD). La dirección de desmultiplicación variable ha sido también ajustada a las características más deportivas de estos BMW M8 sobre las demás versiones de la Serie 8.

Chasis y motor han sido adaptados para asegurar la máxima fiabilidad de sus altas prestaciones, dotando de un soporte especial al subchasis del motor, para una conexión más rígida y un sistema de refrigeración de doble circuito (de alta temperatura para el motor, culata y turbos, y de baja temperatura para los intercambiadores indirectos), con una bomba eléctrica extra de agua encargada de mantener la refrigeración de los turbos durante un cierto tiempo al apagar el motor.

De serie ambos traen suspensión de amortiguación variable específica M, de control electrónico y tres tipos de acción, Confort, Sport y Sport Plus, que suman a la selección de modos de conducción antes citada a elegir con el botón M Mode (los modos Road, Sport y Track o mejor, confort, sport y pista). Y con el mismo mando podemos variar los sistemas de asistencia a la conducción, la información mostrada en el cuadro y la del Head-Up Display.

Igualmente el sistema de escape también es específico (con 4 bocas de salida de 10 cm de diámetro, pudiendo regularse su sonido interno mediante el M Sound Control) y los frenos han sido discretamente reforzados, con discos ventilados y perforados delanteros de 395 mm de diámetro con pinzas fijas de 6 pistones, dejando los discos traseros (igualmente ventilados y perforados, de 380 mm) con pinzas flotantes monopistón.

Dado su tamaño son discos “compound”, con el buje de aluminio y las pistas de fricción de hierro fundido, para rebajar peso, aunque en opción queda la posibilidad de montar discos carbocerámicos ”M” (de 400 mm delante y 380 mm detrás) identificados por su color cobrizo y cuya rebaja total de peso puede superar los 80 kg. Y en cuanto a tren rodante, montan de serie llantas de 20” de diámetro de aleación forjada y radios en estrella, con neumáticos ZR de medida 275/35 delante y 285/35 detrás.

BMW M8 Competition Coupé y Cabrio: interior, exclusivamente M

En el interior encontramos nuevos asientos, teclados exclusivos, emblemas específicos M8 y hasta algunos gráficos y funciones de las pantallas que no llevan las demás versiones del Serie 8. El cuadro de instrumentación digital (12,3”) es de serie, lo mismo que los asientos con ajuste eléctrico y costuras en rojo, inserciones en carbono, tapicería en piel (bicolor en opción) y novedad del botón Setup (en el centro de la consola) con acceso directo a todas las opciones a través de la pantalla táctil usando el iDrive Controller.

El BMW M8 Competition trae de serie también el asistente personal inteligente de BMW (como en el nuevo BMW Serie 3) y el “head-up display”, y además sus ayudas pueden completarse ya en opción con el control de crucero activo con función Stop & Go, el sistema de visión nocturna y un paquete (Driving Assistant Professional) con asistente de dirección y trayectoria, mantenimiento de carril con protección activa contra choques laterales, asistente de esquiva y las alertas de prioridad, de sentido contrario y de tráfico transversal delantero. También son opcionales el sistema de aparcamiento automático y la cámara de visión de 360º, mientras que la pantalla multimedia táctil de 10,25” es de serie, capaz de reconocer órdenes por voz.

En suma, los nuevos BMW M8 Competition vienen a ofrecer la continuidad de los antiguos BMW M6, completando la gama de la nueva Serie 8, a un precio todavía por definir pero que se aproximará a los 170.000 euros en carrocería Coupé (solo el M850i xDrive de 530 CV supera ya los 140.000 euros).

Desarrollado en paralelo con el M8 GTE de competición (participante en el campeonato mundial de resistencia de la FIA) será de momento el único M8 comercializado en Europa (en EE.UU., Oriente Medio y Asia también se ofrecerá el M8 “normal” de 600 CV), esperado en la red de la marca bávara para finales del verano (septiembre). Más adelante también habrá un M8 Gran Coupé, aunque éste no llegará al mercado hasta bien entrado 2020.

Galeria de fotos

foto: BMW M8 Cabrio Competition_01.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_02.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_03.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_04.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_05.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_06.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_07.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_08.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_09.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_10.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_11.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_12.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_13.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_14.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_15.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_16.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_17.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_18.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_19.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_20.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_21.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_22.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_23.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_24.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_25.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_26.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_27.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_28.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_29.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_30.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_31.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_32.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_33.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_34.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_35.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_35a.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_36.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_37.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_38.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_39.jpgfoto: BMW M8 Cabrio Competition_40.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_01.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_02.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_03.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_04.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_05.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_06.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_07.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_08.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_09.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_10.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_11.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_12.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_13.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_14.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_15.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_16.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_17.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_18.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_19.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_20.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_21.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_22.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_23.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_24.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_25.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_26.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_27.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_28.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_29.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_30.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_31.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_32.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_33.jpgfoto: BMW M8 Coupe Competition_34.jpg
Bmw
Bmw

Tno. 91 335 05 05
Garantía: 2 años sin límit