Prueba: Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG

20 marzo, 2019
MARIO CHAVALERA
Un deportivo para el día a día
A FAVOR EN CONTRA
Motor potente y elástico Caja de cambios inapropiada para su condición GTI
Dirección excelente Suspensión algo dura
Habitabilidad y acabado
Comportamiento rutero seguro  –
Relación precio/equipamiento

En un momento donde la mayoría de los ojos miran hacia los SUV en el mercado europeo, Volkswagen ha vuelto a inocular el virus GTI de su Golf al pequeño Polo, convirtiéndolo en el más rápido de la historia, ahora con 200 CV bajo el capó y acercándolo al mítico Golf GTI en cuerpo y alma por poco más de 25.000 euros, con la campaña comercial de la marca incluida.

Las siglas GTI son sinónimo de coche rápido, compacto y exclusivo. Es así desde que Volkswagen se inventó el concepto con el primer Golf GTI en 1976. Desde entonces la marca alemana no ha cesado de evolucionar la idea basada en las siglas que en su día significaban Gran Turismo Inyección, aunque el concepto GTI se ha extendido con los años a otros fabricantes, y también a la propia marca que lo creó.

Así, hoy Volkswagen tiene en su gama un Up! GTI, un Polo GTI y un Golf GTI (aunque el Up! GTI no se comercializa en España). De este modo, con la carrocería del nuevo Polo, Volkswagen de la espalda a un posible “downsizing” (reducción de cilindros) y ofrece un nuevo GTI esta vez con el inédito (en el modelo) motor 2.0 TSI de 200 CV, con una inflación de potencia que no está nada mal para un coche de 4 metros de largo y 1.355 kg de peso.

El chasis del Volkswagen Polo GTI se muestra muy eficaz en zonas viradas

Prueba: Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG: cambio de registro

En todo caso se trata de un modelo nuevo que no viene a usurpar el trono del Golf GTI, aunque sí parece ser su hermano pequeño que se ha hecho un poco mayor y más atrevido. Clave del éxito de esta nueva generación Polo es precisamente el empleo de la plataforma MQB acortada (la AO del grupo Volkswagen), con un ligero aumento de sus principales medidas, y en consecuencia mayor amplitud interior. Sobre ella se instala su única carrocería de 5 puertas (dado que este Volkswagen Polo GTI, siguiendo la tendencia del mercado, no se hará con carrocería de 3 puertas).

Es 8 cm más largo, 7 cm más ancho y ligeramente más bajo que el anterior Polo GTI, y también pesa más, siendo su interior diferente, más grande y habitable, dando un salto en su nivel que le lleva a abandonar la denominación histórica de utilitario por la de polivalente compacto.

Exteriormente este GTI no solo destaca del resto de la gama Polo por la música de su motor, también por una única entrada de aire de grandes dimensiones que recorre de lado a lado la parte inferior del parachoques delantero, las siglas GTI sobre su franja roja en la calandra, el alerón trasero y el escape doble redondo que enmascara la estética exterior de un deportivo, dicho sea de paso bastante discreto para sus prestaciones.

Llantas de 17 pulgadas con las pinzas deportivas en color rojo

De serie monta llantas “Milton Keynes” de 17 pulgadas de diámetro calzadas con neumáticos Michelin Primacy 3 (215/45 R17), que ofrecen un buen compromiso entre conducción normal en carretera y efectividad en conducción deportiva, que se convierte en garantía de su comportamiento dinámico. Opcionalmente se puede recurrir a las “Brescia” de 18 pulgadas con un diseño que recuerda bastante a las del Volkswagen Golf GTI Performance calzadas con neumáticos Michelin Pilot Sport 4 en medida 215/40 ZR18.

Prueba: Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG: Asistentes a la conducción

Gracias a las posibilidades de su nueva plataforma, este Volkswagen Polo GTI incorpora tecnologías del Golf e incluso del Passat, que además de mejorar su conducción y seguridad, marcan la referencia en el segmento de los turismos polivalentes urbanos (el llamado segmento B el mercado automovilístico).

De este modo, en cuanto a asistentes a la conducción, el Volkswagen Polo GTI puede incorporar sensor de ángulo muerto (avisa de la presencia de vehículos o de su aproximación por el ángulo muerto del retrovisor exterior), asistente de salida marcha atrás de huecos de aparcamiento (o de una calle estrecha) con activación del freno en caso necesario, sistema de detección del cansancio con recomendación de hacer una pausa, sistema de frenado anticolisiones múltiples (ayuda a evitar las colisiones en cadena), regulación automática de la distancia con el vehículo que circula delante, función de frenada de emergencia en ciudad a velocidades menores a 30 km/h, sistema de aparcamiento asistido “Park Assist” (en batería y en línea), y sistema de control de presión de los neumáticos.

El paquete “ArtVelours” incluye asientos deportivos en antracita

Prueba: Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG: interior con herencia GTI

El interior de este Polo GTI destaca por su impecable acabado y su mayor habitabilidad propia ya casi de un compacto, con una posición de conducción ideal y unos asientos delanteros deportivos con buena sujeción lateral (y con la tapicería a cuadros que nos recuerda la del primer Golf GTI de 1976, cuyas medidas casi repite este Polo). Nuestra unidad de pruebas montaba el paquete de interior “ArtVelours” (1.195 €), con asientos calefactables deportivos de sujeción extra y con la tapicería en acabado antracita, menos vistosos que los de serie que van a cuadros negro y rojo.

El puesto de conducción también transmite la deportividad acorde a sus siglas GTI, ahora con un cuadro digital (el Digital Cockpit) y una pantalla táctil de 8 pulgadas empotrada en el salpicadero a la altura del cuadro, con conectividad Mirror Link, Android Auto y Car Play, volante de base recortada y con las levas del cambio DSG, pedalier metálico de aluminio. Y como punto final un maletero de buen acceso de 351 litros de capacidad, de los mayores de su segmento, todo dentro de un buen acabado y de calidad, aunque la rueda de emergencia (opcional) que nos hemos encontrado en el maletero en vez del kit de reparación (de serie), reduce en 100 litros su volumen, que pasa así de ser espacioso a ser algo escaso.

Prueba: Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG: Buen motor pero el cambio solo suficiente

En la mecánica destaca el nuevo motor de gasolina 2.0 TSI de 4 cilindros en línea con doble árbol de levas en culata de calado variable y 16 válvulas, alimentado por inyección directa y soplado por un turbocompresor que desarrolla la notable potencia de 200 CV con un excelente par máximo de 32,7 mkg entre 1.500 4.400 rpm, conseguido con una relación de compresión de 11,7 a 1.

El maletero del Volkswagen Polo cubica 351 litros de capacidad total

Volkswagen ha diseñado para este motor una distribución que, conmuta el ciclo Miller (mayor eficiencia) con el ciclo Otto convencional (prestaciones), variándolo según el requerimiento aplicado sobre el acelerador. Los más puristas verán que la asociación con su caja de cambios automática de doble embrague DSG de 6 relaciones no favorece al dinamismo de este coche, ya que selecciona las relaciones del cambio buscando la economía (es decir, más largas de lo que piden sus siglas GTI y su potencia de 200 CV), lo que no deja de ser una contradicción, que se manifiesta más cuanto más deportiva es la conducción. Una crítica que con la disponibilidad de la caja manual se combatirá a buen seguro.

La suspensión (con dos tarados de serie: normal y deportivo) es a base de un tren delantero independiente McPherson con barra estabilizadora de 21,5 mm de diámetro y un trasero semiindependiente por barra de torsión (nueva analogía con el Golf GTI de hace más de 4 décadas), con servodirección eléctrica y unos enormes discos ventilados delanteros de freno (310 mm).

El Volkswagen Polo GTI sobresale en calidad en cualquier ámbito. Rueda con el refinamiento propio de un coche de mayor tamaño y para tratarse de un deportivo es plenamente utilizable en el día a día. Su eficacia deja boquiabierto al conductor, con un chasis que marca su carácter con una excelente estabilidad y agilidad en el cambio de apoyos, de una precisión ejemplar.

El Volkswagen Polo GTI incorpora varios modos de conducción, con uno de ellos configurable

Es un coche cómodo de bacheo, pisando firme sin llegar a apreciarse incómodo, aunque a veces algún bache nos recuerde su condición de deportivo. Gira rápido y en las curvas enlazadas se apoya sólidamente y sale muy neutro de las más cerradas. Es sin duda el coche menos exigente para circular rápido debido a su lograda puesta a punto y a su control de estabilidad suavizado para favorecer el paso rápido en curva.

En cuanto al eje torsional posterior, otras veces tan criticado por nosotros, va en esta ocasión perfectamente sin reacciones negativas. La suspensión es bastante firme, tanto en modo Comfort (modos de conducción Eco y Normal) como en el deportivo modo Sport, pero en ambos casos sigue siendo confortable. Y la dirección de asistencia eléctrica es rápida y precisa, con 10,6 m de diámetro de giro y 2,5 vueltas de volante de tope a tope. En cuanto los 4 frenos de disco, son eficaces y resistentes, con un tacto agradable y progresivo, no apreciándose ningún síntoma de fatiga en uso intensivo.

Lógicamente su carácter GTI lo aporta su motor, con más potencia y aceleración desde el inicio de marcha, mayor elasticidad y un nivel sonoro estimulante, con el plus añadido de una suavidad de giro que engaña, disimulando su enérgico carácter, aunque su capacidad de empuje, mediante un excepcional par máximo de 32,7 mkg desde sólo 1.500 hasta 4.400 rpm, nos hace olvidar rápidamente esta impresión. Y en cuanto a los frenos, nada que objetar y sí valorar su eficacia que demostró durante toda la prueba.

El cambio DSG de 6 velocidades es suficientemente rápido, pero sus desarrollos son algo largos

Por último, al valorar sus consumos tenemos que confirmar que no son nada altos para este motor de tamaña potencia y las características del coche, pero claro aquí hay que volver a incidir en lo que hemos dicho sobre la caja de cambios que así los ha buscado. Y esto conlleva que el usuario que busque en mayor medida la deportividad debiera fijarse en el hermano mayor Golf GTI o bien en el S1 de Audi, aunque se tendría que rascar más el bolsillo.

En suma: por su precio de 24.410 euros (descuentos comerciales y por financiación incluidos) este Polo 2.0 GTI es uno de los coches más interesantes de su segmento por calidad, acabado y prestaciones, y además se puede utilizar a diario con toda fiabilidad. Todo un polivalente deportivo de pura cepa destinado a un usuario dinámico y que guste de este tipo de coches sin renunciar a su normal funcionalidad diaria. En definitiva, el auténtico GTI del siglo XXI.

El Volkswagen Polo GTI incorpora por primera vez el cuadro digital
FICHA TECNICA VOLKSWAGEN POLO 2.0 GTI
MOTOR: Posición Delantero transversal
Combustible Gasolina 95
Núm. de cilindros y disposición 4 en linea
Cilindrada (cc)-Diám. x carrera (mm) 1.984 – 82,5 x 92,8
Relación de compresión 11,7 a 1
Potencia máxima (CV a rpm) 200 entre 4.400 y 6.000
Par máximo (mkg a rpm) 32,7 entre 1.500 y 4.4oo
Material bloque-culata Fundición – Aleación
Distribución: Árbol de levas 2 en culata
                    Accionamiento Por cadena
                    Válvulas (número) En culata (16)
Refrigeración Por liquido anticongelante
Alimentación (Inyección) Directa, turbocompresor e intercooler
Encendido  Electrónico integral
TRANSMISIÓN: Tipo de tracción A las ruedas delanteras
Embrague Multidisco bañado en aceite
Cambio Automático DSG de 6 velocidades
Desarrollos del cambio
1º – 2ª – 3ª – 4ª – 5ª – 6ª 8,3 – 13,7 – 21,7 – 31,6 – 41,5 – 53,0
SUSPENSIÓN:
                    Delantera Independiente tipo McPherson, muelles helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora de 21,5 mm
                   Trasera Semindependiente eje de torsión, muelles helicoidales y amortiguadores hidráulicos
FRENOS: Disposición doble circuito Doble circuito en diagonal (x)
Servofreno – Antibloqueo ABS Si – Si
Delanteros (diámetro en mm) Discos ventilados (310)
Traseros (diámetro en mm) Discos macizos   (272)
DIRECCIÓN: Tipo (asistencia) De cremallera (eléctrica)
Diámetro giro (m) – Vueltas volante 10,6 – 2,5
RUEDAS: Llantas (medida pulgadas)  De aleación (7,5 x 17)
Medida neumáticos 215/45 R 17 (91 W)
Marca neumáticos Michelin Primacy 3
CARROCERÍA: Tipo (nº de puertas) Compacto de 5 puertas
Longitud – anchura – altura (m) 4,07 – 17,5 – 1,44
Batalla – Vías delante/detrás (m) 2,55 –  1,51/1,48
Peso en vacío (kg) 1.355
Capacidad depósito – maletero (lit.) 40 – 351
PRESTACIONES
Procedencia de datos Motor mundial Oficiales
Vel. máxima (Km/h) 237 237
Aceleración (seg.)
De 0 a 100 Km/h 6,6 6,7
400 m. salida parada 14,7
1.000 m. salida parada 26,9
Recuperaciones
Desde 40 Km/h en D
400 m 13,1
1.000 m. 24,,2
Desde 50 km/h en D
   400 m. 12
1.000 m. 23,6
CONSUMOS
Datos oficiales de la marca
Urbano 7,7
Extraurbano 4,9
Mixto 5,9
Medio
Datos de Motor Mundial
Promedio a 90 /100 Km/h 5,4
Promedio a 120 /130 Km/h 6,6
Ciudad 8,8
Medio
CO2 (Gr/km) 134
Precio venta público: 26.995 euros
Garantía: 2 años sin limite de kilómetros

Versiones del modelo: 'Polo'

Galeria de fotos

foto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_01.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_02.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_03.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_04.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_05.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_06.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_07.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_08.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_09.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_10.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_11.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_12.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_13.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_14.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_15.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_16.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_17.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_18.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_19.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_20.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_21.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_22.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_23.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_24.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_25.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_26.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_27.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_27a.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_28.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_29.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_30.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_31.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_32.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_33.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_34.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_35.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_36.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_37.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_38.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_39.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_40.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_41.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_42.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_43.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_44.JPGfoto: Prueba Volkswagen Polo 2.0 GTI DSG 2018_45.JPG
Volkswagen
Volkswagen

Tno. 93 402 89 67
Garantía: 2 años sin límit