Prueba: Audi Q2 1.0 TFSI Sport S tronic

31 diciembre, 2018
J. ROBREDO
El mini SUV más “chic”
A FAVOR EN CONTRA
Calidad percibida Ruedas demasiado grandes
Habitabilidad y ergonomía Consumo muy variable
Prestaciones suficientes Confort plazas traseras
Fácil y agradable de conducir
Bien equipado
Buen comportamiento

Rompiendo un poco la uniformidad estilística y cromática de sus hermanos SUV, el pequeño Audi Q2 con el motor tricilíndrico 1.0 TFSI es un soplo de aire fresco en la tradicional imagen de la marca de los 4 aros, ofreciendo la versión Sport probada aquí, por 31.960 euros, un buen compromiso de un coche “premium” que te conquistará también por la nobleza de su comportamiento.

El pilar trasero puede escogerse en un tono diferente de acabado respecto a la pintura exterior

Ciertamente, tampoco su diseño representa un desafío de atrevimiento, pero este Q2 no deja de ser un Audi atípico, con sus llamativos colores (rojo, naranja, amarillo…) frente al habitual abanico de grises metalizados y un diseño en el que predominan las aristas, dentro del clásico estilo SUV más o menos cúbico. La parrilla “single frame” es más ancha, y los faros trapezoidales más estilizados, con unos perfiles laterales que suavizan su altura y un pilar trasero C a contraste en negro y con los 4 aros de la marca decorándolo.

Un tren rodante con vistosas llantas de aleación de 19” calzadas con unos excesivos neumáticos de 235/40 R19 acaban de vestir este “mini SUV” que no destaca por su altura libre al suelo (solo 15 cm, como un Audi A3) ni por su vocación “off road” (es un simple 4×2 de tracción delantera sin especiales ayudas de agarre en tierra). Eso sí, está realizado sobre la misma plataforma del Audi A3 y con casi su misma batalla (mide 4,19 m de largo por 1,79 m de ancho y 1,51 m de alto), para una batalla de 2,60 m.

Su aspecto todo camino se difumina con un frontal donde la parte inferior, con la toma horizontal de aire y las marcadas entradas pentagonales de las esquinas roba protagonismo al sempiterno “singleframe” de la marca, más ancho de lo habitual. Por detrás su aspecto es más conservador, con los pilotos cuadrangulares y la nota original de los pilares C revestidos con vidrio oscuro.

Prueba Audi Q2 1.0 TFSI: Habitabilidad, punto fuerte

Sin duda, lo más destacable es una habitabilidad y un maletero que se sitúan al nivel del Audi A3, pese a ser casi una veintena de cm más corto, aunque frente al Audi Q3 no sale tan bien parado, con algo menos espacio para piernas en las plazas traseras y un maletero de 405 litros (por 460 el del Audi Q3). Pero en conjunto no está nada mal para un SUV polivalente de 4 plazas habituales y 5 ocasionales.

El maletero del Audi Q2 cubica unos muy aprovechables 405 litros

La anchura interior a nivel de hombros es unos 3,5 cm menor, con otros dos menos en espacio trasero para piernas, pero con la ventaja de poder meter los pies por debajo de los asientos delanteros (incluso hasta llegar a tocar con las salidas de aire para las plazas traseras). Y no deja de haber algunas carencias (ausencia de asas de techo en las plazas traseras, y de aireadores en la prolongación de la consola central, por ejemplo), pero se nota cierto refinamiento general (como la toma de corriente a 12V o el miniportaobjetos de la consola). La altura libre al techo es bastante generosa para su altura total exterior de apenas metro y medio, con una habitabilidad general interior muy parecida a la del Audi A3 Sportback.

El puesto de conducción es muy parecido al de un Audi A3, con la diferencia de llevar los asientos colocados algo más altos (8 cm más), lo que no evita tener que flexionar las rodillas al entrar o salir del coche. Los 405 litros de capacidad oficial de su maletero de formas geométricas se amplían a 1.050 con los asientos traseros abatidos, opcionalmente plegables en tres secciones (40/20/40), con la central sirviendo de trampilla para objetos largos. Su volumen es el mismo en los Audi Q2 4×4 y de tracción delantera, pero en éstos últimos bajo su plano queda un hueco circular donde poder alojar una rueda de repuesto de emergencia, o en su caso la parte más voluminosa del equipo hi-fi opcional (y sin perder la rueda).

El salpicadero del Audi Q2 es minimalista y recuerda mucho al del Audi A3

Puestos a echar en falta, las plazas traseras no disponen de reglaje longitudinal de asientos ni de regulación vertical de respaldos. A cambio, y siguiendo la moda este nuevo Audi Q2 puede contar con portón posterior de cierre y apertura eléctrica. Y al igual que en los últimos Audi, el Q2 puede llevar el «drive select», con 4 modos de conducción predefinidos y uno personalizable (Auto, Comfort, Dynamic y Efficiency).

El cuadro de instrumentos repite el concepto del “Audi Virtual Cockpit”, con una pantalla digital opcional de 12,3” que permite configurar su lectura en distintas formas, mientras que la conectividad multimedia se amplía con pantallas de distinto tamaño según los acabados actuando a través de los sistemas multimedia Android Auto de Google, y Car Play de Apple, además de contar con conexión a Internet mediante redes 4G y WiFi.

Las plazas traseras no son inmensas, pero sí cómodas, especialmente para dos pasajeros adultos (tres van ya un tanto apretados). Audi dice que se ha tomado como referencia la estatura de 4 adultos de 1,85 m de talla, y esto se nota en las dos filas, en especial delante donde al volante los conductores más pequeños (en torno a 1,70 m) no estarán tan cómodos, pese a los ajustes del asiento, ya que el cuadro no queda a la altura adecuada, y no es tan sencillo ajustar bien el volante, quedando un tanto alta la base de la ventanilla. Forma parte de su diseño, pero es algo a tener en cuenta.

Las plazas traseras del Audi Q2 tienen una buena habitabilidad respecto a su tamaño exterior

Otro detalle atractivo de su interior es la posibilidad de elegir colores vivos en los asientos e insertos decorativos, que alegran y rejuvenecen su aspecto, así como la iluminación ambiental, con los puntos retroiluminados sobre la guantera y en los laterales de la consola central, seleccionables en varios colores. El conjunto destaca por crear su ambiente juvenil, con detalles procedentes de los Audi A1 y A3, con un alto nivel de calidad percibida (aunque no mayor al de un A3) y algunos detalles mejorables (como los tiradores de las puertas).

Prueba Audi Q2 1.0 TFSI: Mecánica suficiente

Bajo el capó tenemos el pequeño tricilíndrico de 999 cc del grupo VW, una mecánica muy ligera (sólo pesa 88 kg) totalmente de aluminio con inyección directa y 10,5:1 de relación de compresión (muy alta para un motor turbo). Da 116 CV de 5.000 a 5.500 rpm y un par máximo de 20,4 mkg entre 2.000 y 3.500 rpm. Su respuesta es inmediata y sólo delata el sonido de su carácter tricilíndrico al acelerar a fondo en marchas cortas, con un giro general suave y silencioso (es más silencioso que el 1.4 TFSI). Tira muy bien a bajo régimen y se mueve muy a gusto entre 2.000 y 4.000 rpm, con una curva de par muy plana, y se estira hasta las 6.500 rpm, aunque no merezca la pena superar las 6.000 rpm.

Dotado del recomendable cambio automático por doble embrague S tronic de 7 velocidades (una más que en el manual), sus desarrollos del cambio acortados respecto a la caja manual permiten una conducción más refinada, si bien, la 7ª marcha es ligeramente más larga que en el manual permitiendo ajustar algo más los consumos. Esta caja facilita cambios muy suaves y rápidos en posición “D”, sin embargo en modo “S” permite una conducción bastante más dinámica para su potencia, ayudado por el selector de modos de conducción (Comfort, Auto, Dynamic e Individual) con el que se puede jugar más con las necesidades del momento ajustando el climatizador, la dirección, el potenciómetro del acelerador y el régimen de cambio de la caja automática (y opcionalmente la dureza de la suspensión pilotada).

Lo cierto es que para la gran mayoría de conductores este Audi Q2 1.0 TFSI supone una acertada elección, en especial para usuarios eminentemente urbanos, sin que ello implique un mal comportamiento en carretera, echando únicamente en falta algo más de fuerza a coche cargado en marchas largas.

Asientos delanteros más deportivos con el paquete interior S line

La razón esencial de que este pequeño motor de un litro no se quede corto estriba en el contenido peso del Q2 (ya que sus posibles rivales como BMW X1, Mercedes GLA, etc vienen a pesar entre 150 y 250 kg más), con lo que ello implica de mejor respuesta dinámica y menor consumo. Audi anuncia para este Q2 1.0 TFSI una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos, con una velocidad máxima de 197 km/h, y aunque nuestra unidad de prueba no ha llegado a estos registros, tampoco se ha quedado lejos. Son cifras muy brillantes para una mecánica como ésta, aunque estén lejos de ser deportivas…

Y en cuanto a consumos, su brillantez es aún mayor; pese a su calzado de 235/40 R19, su aerodinámica no muy buena (mide 1,5 m de alto) y su relativo peso (por encima de la tonelada y cuarto), ha logrado bajar de los 5,5 l/100 km en nuestro crucero turístico y mantenerse por debajo de 7,5 l/100 km en el urbano. Eso sí, en conducción Comfort muy suave y procurando aprovechar la inercia. En conducción normal hay que calcularle 6,5 l/100 km en carretera y 7 en autovía, y en plan deportivo, por encima de los 8… Son consumos muy aceptables, aunque desde luego por encima de los muy optimistas oficiales (4,8 lts/100 km de mínimo interurbano, 6,3 de promedio urbano y 5,4 de media general). Sin duda con un calzado más lógico para este motor (ya sean de 215/60 en llanta 16” ó 215/55 ó 215/50 en 18”) se podrían arañar algo a estas cifras. Pero incluso así son un buen registro.

Prueba Audi Q2 : Comportamiento: al nivel del A3

Pese a que la tracción delantera de este Audi Q2 1.0 TFSI implica una suspensión posterior distinta a la multibrazo de los 4×4 (aquí tenemos el clásico eje posterior semitorsional, por ruedas tiradas unidas por un eje de torsión, que es una solución muy eficaz sobre todo en estos coches ligeros -y este Q2 lo es, ya que se queda en los 1.315 kg en vacío-), y la verdad es su comportamiento dinámico es francamente irreprochable. En realidad, apenas si se aprecian diferencias frente a un A3, y eso que es 8 cm más alto y se asienta sobre una batalla 3 cm más corta. Incluso se muestra igual de eficaz y cómodo que su hermano mayor el Audi Q3, con su misma calidad de rodaje, mejor aislamiento acústico y mayor agilidad.

Es un coche muy fácil de conducir, con una electrónica eficiente que aumenta la sensación de seguridad, como cuando ayuda a redondear las curvas frenando ligeramente las ruedas interiores para proporcionar una mayor agilidad. Quizá a veces nos llegue a parecer un poco intrusiva (como al pisar a fondo a las salidas de curva, donde si no está de nuevo el volante casi recto, no entrega de golpe toda la potencia). Pero para eso están los modos de conducción…

Dinamismo asegurado también en esta versión de acceso con eje trasero torsional

La dirección tiene buen tacto y se muestra muy rápida, gracias también a que cuenta con desmultiplicación progresiva variable (de serie en toda la gama). Y la suspensión también tiene el tarado adecuado, con una amortiguación firme pero sin pasarse de dura, que con los neumáticos de serie en llantas de 17” y suspensión convencional (sin amortiguación variable) resulta más que suficiente (los neumáticos 235/40 en llanta 19 opcionales perjudican el confort, con su suspensión 1 cm más baja y más dura del paquete S line). Los frenos, con discos ventilados de 312 mm delante y 260 mm detrás (estos macizos), van más que sobrados para su peso y prestaciones.

Por último, constatar que la dotación de serie en este nivel Sport no viene mal servida, con detector frontal de peatones y frenada automática de serie, control de crucero activo, asistente de atascos, aviso de salida y mantenimiento activo de carril, control de ángulo ciego, lector de señales de tráfico, aviso de tráfico trasero cruzado, etc… Todo eso a un precio de 31.960 euros (similar al del A3 Sportback). No es que sea barato, pero para tratarse de un Audi tan “chic” y especial, no deja de ser un buen precio, sobre todo si nos fijamos en lo que este coche ofrece en el nivel más inferior Advanced por 28.590 €.

CARACTERISTICAS TECNICAS

MOTOR: Posición Delantero transversal
Combustible Gasolina 95 NO
Nº de cilindros y disposición 3 en línea
Cilindrada (cc.)-Diámetro x carrera (mm) 999 – 74,5 x 76,4
Relación de compresión 10,5 a 1
Potencia máxima (CV a rpm) 116 de 5.000 a 5.500
Par máximo (mkg a rpm) 20,4 de 2.000 a 3.500
Material bloque-culata Aleación – Aleación
Distribución: Árbol de levas En culata (2)
Accionamiento Por cadena
Válvulas (número) En culata (12)
Refrigeración Líquido anticongelante
Alimentación (inyección) Inyección directa + Turbo
Encendido Electrónico integral
TRANSMISIÓN: Tipo de tracción Delantera
Embrague Dos monodisco en seco
Desarrollos cambio (Km/h a 1.000 rpm)
1ª-2ª-3ª-4ª-5ª-6ª-7ª 7,0 – 11,6 – 17,3 – 23,3 – 29,9 – 36,9 – 44,5
SUSPENSIÓN
Delantera: Independiente por eje pseudo Mac Pherson con triángulo inferior auxiliar, muelles helicoidales, amortiguadores hidráulicos telescópicos y barra estabilizadora.
Trasera: semiindependiente, por eje semitorsional y muelles helicoidales, con amortiguadores hidráulicos telescópicos separados.
FRENOS: Disposición doble circuito En diagonal (x)
Servofreno – Antibloqueo ABS Sí-Sí
Delanteros (diámetro en mm) Discos ventilados (312)
Traseros (diámetro en mm) Discos macizos (280)
DIRECCIÓN: Tipo (asistencia) De cremallera (sí)
Diámetro de giro (m) –Vueltas de volante 10,2 – 2,5
RUEDAS: Llantas (medida en pulgadas) Aleación (7,5 x 19)
Medida neumáticos 235/40 R19
Marca neumáticos Bridgestone Potenza S001
CARROCERÍA: Tipo (nº de puertas) Berlina dos volúmenes (5)
Longitud – anchura – altura (m) 4,19 – 1,80 – 1,50
Batalla – Vías delantera/trasera (m) 2,60 – 1,55 / 1,54
Peso en vacío (kg) 1.315
Capacidad depósito – maletero (lit.) 50 – 405 / 1.050
PRESTACIONES
Procedencia de datos Motor Mundial Oficial
Velocidad máxima (km/h) 189 197
Aceleración (seg.)
De 0 a 100 km/h 11,0 10,3
400 m. salida parada 17,6
1.000 m. salida parada 32,3
Recuperación (seg.)
Desde 40 km/h en D
400 m. 18,8
1.000 m. 33,7
Desde 50 km/h en D
400 m. 19,7
1.000 m. 34,9
CONSUMOS
Datos oficiales de la marca
Urbano 6,1
Extraurbano 5,0
Mixto 5,4
Emisiones CO2 (grs/km) 123
Datos de Motor Mundial
Promedio a 90/100 km/h 5,4
Promedio a 120/130 km/h 6,5
Ciudad 7,4
Medio 6,4
PRECIO DE VENTA AL PÚBLICO: 31.960 euros
GARANTÍA: 2 años sin límite de kms
OPCIONES: (€)
Pintura sólida 260
Pintura metalizada 755
Paquete deportivo S line 2.140
Paquete exterior S line 1.785
Paquete Vision (faros y pilotos de diodos, cambio automático de luces, espejos exteriores eléctricos y plegables, ABS Plus, lavafaros) 1.660
Paquete Tech (MMI Navegación, ordenador de a bordo a color, control de crucero inteligente, cuadro digital Audi Virtual Cockpit) 1.095
Paquete Comfort (cámara de visión trasera, climatizador automático, control de crucero Tempomat, apoyacodos central delantero) 1.330
Tapicería mixta S-Line (Alcántara/Piel) 855
Tapicería en piel napa 1.650

Galeria de fotos

foto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_01.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_02.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_03.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_04.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_05.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_06.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_07.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_08.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_09.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_10.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_11.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_12.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_13.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_14.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_15.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_16.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_17.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_18.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_19.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_21.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_22.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_23.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_24.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_25.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_26.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_30.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_31.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_32.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_33.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_34.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_35.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_36.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_37.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_38.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_39.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_40.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_41.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_42.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_43.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_44.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_45.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_46.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_47.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_48.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_49.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_50.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_51.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_52.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_53.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_54.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_55.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_56.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_57.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_58.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_59.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_60.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_61.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_62.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_63.jpgfoto: Prueba Audi Q2 1.0 TFSI Sport S Line S tronic_64.jpg
Audi
Audi

Tno. 93 402 89 67
Garantía: 2 años sin límit