Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid

8 mayo, 2017
G. ROMERO-REQUEJO

680 CV con solo 2,9 l/100 km

Con el nuevo Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid, la marca de Sttutgart lanza una variante híbrida enchufable que se convierte en el alto de gama del modelo, con sus apabullantes 680 CV, fruto de la unión del V8 4.0 del Panamera Turbo con un motor eléctrico. Así por primera vez se ofrece un Porsche Turbo S híbrido, sin que haya un Turbo S sólo de gasolina.

Y no será el último porque para final de año el Cayenne seguirá los pasos del Panamera y más adelante es muy posible que lo haga el Macan. Y al final, hasta el legendario 911 tendrá su versión Turbo S E-Hybrid, algo que no se descarta desde Stuttgart, sólo es cuestión de tiempo. Pero ahora al que le toca este desdoblamiento es al Panamera, con este Turbo S E-Hybrid cuyas primeras entregas están previstas para septiembre (aunque su lanzamiento oficial al mercado será en julio), y que de entrada se presenta como la berlina híbrida de turismo más rápida del mundo, del mismo modo que el Cayenne Turbo S E-Hybrid (cuando llegue a final de año) también pretende ostentar el mismo título en el segmento SUV…

Presentado en el Salón de Ginebra, este nuevo Panamera Turbo S E-Hybrid combina un motor eléctrico de 100 k (136 CV) con el V8 4.0 de gasolina con 550 CV, con un embrague separador en el módulo híbrido que funciona de forma electromecánica a través de un actuador eléctrico (ECA) como en el Panamera 4 E-Hybrid. Como ocurre con las demás versiones de la segunda generación Panamera, la caja de cambios PDK de doble embrague y 8 marchas transmite el par motriz al sistema de tracción total activo PTM, permitiendo que este Panamera Turbo S E-Hybrid acelere de 0 a 100 km/h en sólo 3,4 segundos y alcance una velocidad máxima de 310 km/h, estableciendo así las mejores referencias en su clase, viniendo equipado de serie con suspensión neumática para ofrecer un equilibrio único con el confort de una berlina de lujo y las prestaciones de un auténtico deportivo.

Frente al Panamera Turbo S sólo de gasolina, mejora ligeramente sus prestaciones (2 décimas de segundo menos en el 0-100 km/h y 4 km/h más de velocidad punta), pero donde hay una ganancia esencial es en consumo: 2,9 lts/100 km en el promedio oficial combinado, frente a los 9,4 del Panamera Turbo, con la ventaja de entregar sus 86,7 mkg de par máximo (de los que 78,5 provienen del V8 4.0) a poco más del régimen de ralentí…

En la práctica la diferencia con el Panamera Turbo S es mucho más radical (tarda casi un segundo menos en alcanzar los 200 km/h, 8,3 frente a 9,2), con la ventaja de poder rodar hasta 50 km en modo sólo eléctrico. En el bastidor no hay demasiadas diferencias frente al Panamera híbrido normal (el E-Hybrid) que monta un V6 de gasolina junto al motor eléctrico, salvo los desarrollos del cambio PDK para adaptarlos al mayor par así como una disminución de sus pérdidas por fricción interna en casi un 30%.

La potencia eléctrica se alimenta por unas baterías de ion-litio de alto voltaje con refrigeración líquida, con una capacidad de 14,1 kW/h. Integradas en la parte trasera del coche, estas baterías constan de 8 módulos divididos en 13 celdas de ion-litio, con un peso total de 130 kg. A través de un enchufe doméstico de 230 V se recargan por completo en seis horas, (a 10 amperios de intensidad de corriente), pero si se utiliza el cargador opcional a bordo (de 7,2 kW/h en lugar del de 3,6 kW/h que equipa de serie) en una toma normal de 230 V, pero a 32 A de intensidad, el tiempo de recarga total baja a 2 horas y media. Además, el proceso de carga también puede iniciarse con un temporizador, bien a través del Porsche Communication Management (PCM) o de la “app” Porsche Car Connect (para teléfonos móviles y Apple Watch). Y su equipo de climatización, cuenta con un sistema auxiliar para enfriar o calentar el habitáculo incluso durante la carga.

En cuanto a modos de conducción, dispone de cuatro, a fin de rodar siempre en el más adecuado a las circunstancias. El primero es el E-Power, 100% eléctrico y el primero que se activa por defecto (hasta una autonomía de 50 km). Cuando se traspasa un punto de presión específico en el acelerador o cuando el nivel de carga de la batería desciende por debajo de un valor mínimo, cambia automáticamente al segundo modo “Hybrid, en el que se combinan los dos motores para buscar la máxima eficiencia, mientras que el tercero –Sport– es el ideal para una conducción rápida en autopista o carretera, con el motor de combustión y el mínimo de batería. Por último, el modo Sport Plus es el más indicado para una conducción plenamente deportiva, con el motor eléctrico apoyando al V8, manteniendo un mínimo de batería para potenciar la capacidad del motor de gasolina cuando se le exige y desplegando todo el potencial de su alimentación biturbo, con un comportamiento dinámico impresionante más próximo al de un 918 que al del Panamera normal… De este modo, el Panamera Turbo S E-Hybrid se presenta como una gran berlina de lujo apta para rodar con todo confort y comodidad pero con todo el nivel de prestaciones de un superdeportivo.

En cuanto al interior, su reparto y disposición es el mismo de los demás Panamera, con un amplio despliegue tecnológico que se traduce en varias pantallas digitales por todo el salpicadero. La que corresponde al cuadro de instrumentos ofrece un sinfín de datos, desde los que se refieren al nivel de batería o de rendimiento energético a los puramente dinámicos, que también se pueden reflejar en la pantalla central táctil de 12”. Por lo demás, su dotación de serie se corresponde con la de un alto de gama superexclusivo, con frenos cerámicos Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB), el Porsche Dynamic Chassis Control Sport (PDCC Sport), del que forma parte el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus); la dirección asistida Power Steering Plus y las llantas de aleación de 21” (diseño 911 Turbo).

También forma parte del equipamiento de serie el climatizador auxiliar, el sistema de aerodinámica activa y la suspensión neumática con tres cámaras, con el sistema Porsche Active Suspension Management (PASM). Y de propina, la versión de batalla larga -Executive- viene de serie con eje trasero direccional. Porque de entrada, Porsche ofrece este Panamera Turbo S E-Hybrid en dos carrocerías, la normal (ya de por sí imponente, con sus 5,05 m de largo sobre una plataforma de casi 3 m de batalla -2,95-) y la alargada Executive, con 5,20 m de largo y una distancia entre ejes aumentada en 15 cm, hasta los 3,10 m…

Ya con precios para España (elevados, pero mucho más racionales que los de otras berlinas prestacionales de su nivel), el nuevo Panamera turbo híbrido saldrá al mercado este verano por 190.387 euros, ya con impuestos y en la calle, mientras que su versión Executive sube hasta los 204.060 euros, con el aliciente de su porte y prestaciones para un consumo oficial de menos de 3 lts/100 km (y ojo, medido bajo el nuevo ciclo de homologación europeo (NEDC) para híbridos enchufables, habiendo homologado 2,9 litros de gasolina por cada 100 km, 66 g/km de CO2 y 16,2 kW/h de energía eléctrica consumida en esa misma distancia).

Versiones del modelo: 'Panamera'

Galeria de fotos

foto: 01 Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid 2017.jpgfoto: 02 Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid 2017.jpgfoto: 03 Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid 2017.jpgfoto: 04 Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid 2017.jpgfoto: 05 Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid 2017.jpg
Porsche
Porsche

Tno. 91 203 56 00
Garantía: 2 años sin límit