El Peugeot 508 remodelado

21 noviembre, 2010

Con 4,79 m de largo (4,81 el familiar SW) para una batalla de 2,82 m (la misma del Citroën C5, cuya plataforma comparte), el 508 presenta un diseño levemente continuista, ya que rompe con la exagerada extrapolación de líneas “felinas” de los últimos Peugeot con un frontal de capó realzado, al estilo de los Volvo grandes, y unas aristas generales más suaves, que le han permitido una excelente aerodinámica, con un Cx de 0,25 para la berlina y 0,26 para el SW, los mejores de su categoría. Y además, pese a ser 10 cm más largo que el 407 (5 en el caso del 508 SW frente al 407 SW) el peso no ha aumentado, sino que se ha contenido, siendo 35 kg más ligero el 508 berlina y 45 el familiar SW. Faros y parrilla cambian un poco el estilo felino, recordando más al concepto del “concept” coupé SR1, mientras que se reducen los exagerados voladizos del 407, en especial el delantero, aumentando un poco el trasero, de forma que la silueta lateral es ahora más armoniosa y proporcionada.

Como sucesor a la vez del 407 y del 607, el 508 presentará dos niveles diferentes de acabado en función de a cuál de los dos va a sustituir, con un nivel GT especialmente pensado para la actual clientela del 607. En este nivel (de momento sólo ofrecido con el motor 2.2 HDI, ahora con 200 CV) el 508 cuenta con un acabado interior más cuidado, con un completo cuadro de instrumentación (que incluye hasta termómetro de aceite, como en el actual 607) y sobre todo, con un distinto tipo de suspensión delantera, por dobles triángulos superpuestos con eje de pivote desacoplado, mientras que los demás 508 montan el conocido eje por columnas Mac Pherson. En el eje posterior, tanto los GT como los demás 508 montan un eje independiente multibrazo. La calidad percibida mejora muy considera-blemente, como también el equipamiento, con sistemas de climatización de hasta cuatro zonas, proyección de datos en el parabrisas (“head up display”), navegador con disco duro y sistema de alerta, etc.

Sorprende un poco que la gran superficie acristalada no se traduzca en mejor visibilidad, así como la batalla en habitabilidad, por culpa de unas excesivas zonas opacas internas que limitan la visión real y ensanchan los pilares centrales y finales, y unos asientos sin duda cómodos pero muy grandes. Al menos, el maletero crece en consonancia con los 10 cm más de largo (y los 9 cm más de batalla), con 545 litros brutos para la berlina (515 VDA) y 660 nada menos para el SW (560 VDA), aunque siempre partiendo de la configuración máxima, sin rueda de repuesto (sustituida por un kit antipinchazo). Rueda que existirá (de emergencia) en opción e incluso normal en el SW, aunque dependiendo de los distintos mercados.

En cuanto a motores, de entrada en gasolina sólo se ofrecerán los 1.6 en versión atmosférica (120 CV) y turboalimentada THP, estos ya con inyección directa de gasolina (156 CV), mientras que los diesel pasan a integrarse en la nueva familia e-HDI, tanto el 1.6 como el 2.0 (el primero con 112 CV y el segundo con 140 y 163 CV) . Pero más adelante se espera en gasolina una versión de este 1.6 THP con 180 CV así como quizá otra de 200 (como la que ya ofrece el Ford Mondeo) en dos litros.

Y respecto a los diesel (todos con filtro de partículas de serie) el alto de gama (en nivel GT) corresponderá al 2.2 HDI, ahora con 204 CV y más de 46 mkg de par máximo.
También más adelante, ya bien entrado 2011, habrá también un híbrido (Hybrid 4) con tracción total, a base de montar un motor diesel 2.0 HDI de 163 CV delante y un motor eléctrico de 37 CV detrás, sumando así 200 CV totales, unido a un sistema “stop & start” y otro de recarga de baterías en la frenada. Con un consumo mínimo, este 508 Hybrid 4 podrá rodar sólo en modo eléctrico, anunciando una emisión combinada de CO2 e sólo 99 grs/km.

Las transmisiones son a base del cambio manual de 6 velocidades ó automático también de 6 (2.2 HDI, 1.6 THP), existiendo también una versión de cambio robotizado y pilotado de 6 marchas para el 1.6 e-HDI, cuya versión de acceso debe conformarse (es el único) con un cambio manual de 5 relaciones. Las emisiones de CO2 se han reducido bastante, por debajo de los 120 grs/km en los 1.6 e-HDI (109 grs/km) y en torno a los 150 en los demás (con un máximo de 169 en el 1.6THP automático).

En el caso del 1.6 e-HDI se anuncia un consumo combinado de sólo 4,4 lts/100 km, que además de rebajará a 4,2 en el transcurso de 2011, montando se serie distintos dispositivos de los llamados “microhíbridos”, como el sistema “stop & start” de parada y arranque automático en detenciones, así como la recarga inteligente de la batería, etc.

Respecto a frenos, trenes rodantes, etc, variarán bastante según los niveles y motorizaciones, con llantas de 16 a 18 pulgadas de diámetro (19 en opción) y discos ventilados delanteros de 283, 302 y 340 mm, según tipos, lo que asegura una amplia variedad de comportamientos. Para octubre ya se darán a conocer las versiones y acabados para España, así como los precios.

Versiones del modelo: '508'

Peugeot
Peugeot

Tno. 91 347 10 00
Garantía: 2 años sin límit