Nuevo Abarth 500e: la deportividad concentrada ahora es eléctrica

23 noviembre, 2022
JORGE FERNANDEZ

¡Es más rápido que el de gasolina!

Tras el Fiar 500e, el fabricante italiano extiende su electrificación hacia el nuevo Abarth 500e, que amplía la gama del ultracompacto deportivo mejorando los tiempos de aceleración de sus hermanos 695 con motor de combustión.

El diseño llamativo y deportivo de auténtico Abarth se vuelve a fusionar con el rendimiento en este nuevo Abarth 500e de propulsión eléctrica, no desentonando en absoluto junto con el resto de la gama del escorpión. Y es que a pesar de cambiar el olor a gasolina por el cable de conexión, tiene la posibilidad de conservar el característico sonido del motor del Abarth de gasolina a través del Sound Generator, un procesador digital de sonido que emula la esencia del deportivo italiano, el sonido de su motor.

La nueva cara del escorpión

Basado en el Fiat 500 eléctrico con el que comparte plataforma y dimensiones (mide 3,63 m de largo), su exterior es más agresivo, con un nuevo diseño frontal de parrilla cerrada con la palabra “Abarth” emplazada en una posición central, donde antes se situaba el logo del marca, ahora desplazado a una posición más elevada y visible sobre el capó. Los grupos ópticos son totalmente nuevos, con los faros redondos delanteros Full LED partidos por la línea del capó, dejando sobre esta línea únicamente una franja que recuerda a unas cejas, y que suponemos que son los intermitentes.

La vista lateral muestra las nuevas llantas de aleación, específicas de este modelo, faldones esculpìdos y los retrovisores exteriores cubiertos por carcasas acabadas en gris titanio. El nuevo escudo electrificado del escorpión, cruzado por un rayo, se pinta a continuación de las puertas, incorporando estas tiradores de apertura enrasados y añadiendo en su zona inferior el nombre de la marca en acabado tridimensional. La capota de la versión Cabrio monta un spoiler integrado, mientras que el hatchback trae de serie las lunas tintadas.

Nuevo Abarth 500e: la deportividad concentrada ahora es eléctrica

Interior elegante, pero deportivo

En el interior, el salpicadero incluye dos pantallas digitales, una para el cuadro de instrumentación de 7″ y otra para la pantalla táctil de infoentretenimiento de 10,25″ con navegador y capaz de mostrar indicadores («Performance Pages») de control de la potencia, el nivel de carga de la batería de tracción y su temperatura y hasta el voltaje de la batería de 12V. Afortunadamente, por debajo de las salidas de aire centrales se sitúan los mandos de la climatización por teclas tradicionales, y un poco más abajo los botones para seleccionar la marcha, eliminando la palanca selectora del cambio.

Como detalles deportivos exclusivos podemos encontrar un volante multifunción achatado en su parte inferior y forado en Alcantara y cuero, pedales de acero marcados con el logo del escorpión, ambiente oscuro de los pilares y el forro del techo y hasta la cinta de plegado del asiento pintada de color azul Poison, combinando elementos de calidad Premium con otros que reflejan la deportividad del modelo.

Abarth 500e salpicadero

Un propulsor eléctrico, pero poderoso

El nuevo Abarth 500e es, a nivel de rendimiento, incluso más rápido que las versiones 695 de gasolina, con una aceleración superior y consiguiendo un menor tiempo de vuelta en la pista “Misto Alfa” de Balocco. Monta un motor eléctrico de 113 kW (154 CV) con 235 Nm de par máximo constante, asociado a una batería de 42 kWh con la que es capaz de homologar hasta 250 km de autonomía (WLTP) con una sola carga (su consumo puede considerarse alto para su tamaño, con 18 kWh/100 km). Como referencia para los más urbanitas, en una aceleración urbana de 20 a 40 km/h mejora en un 50% la aceleración del 695, mientras que en curvas cerradas, y de 40 a 60 km/h, solo tarda 1,5 segundos en conseguir la velocidad final, mientras que la aceleración hasta 100 km/h desde parado la hace en solo 7 segundos.

Otro de los aspectos que realzan aún más su deportividad son los modos de conducción Turismo, Scorpion Street y Scorpion Track. El modo Turismo equilibra la deportividad con la eficiencia, ofreciendo menos potencia y ahorrando así batería. El modo Scorpion Street ofrece toda la potencia disponible, pero aumentando también el nivel de frenada regenerativa. El Scorpion Track, por su parte, permite sacarle el máximo partido al Abarth 500e, ofreciendo el máximo de prestaciones.

Y a la hora de recargar la batería, el pequeño Abarth 500e puede hacerlo en corriente continua hasta a 11 kW, si bien está equipado con el sistema de carga rápida en CC de hasta 85 kW, necesitando solo 35 minutos para alcanzar el 80% de el nivel de carga de la batería, y solo 5 minutos en aumentar en 50 km su autonomía.

El nuevo Abarth 500e se pondrá a la venta el próximo mes de enero de 2023 en una edición limitada de lanzamiento denominada Abarth 500e Scorpionissima Edition desde 43.000 euros, dotada de un exclusivo equipamiento de serie. Su fase de reserva dura un mes y solo para los miembros de la comunidad Abarth, como agradecimiento a su participación en la creación colectiva de este nuevo modelo eléctrico. 

Galeria de fotos