Mini Cooper SE, la versión eléctrica materializada

20 agosto, 2019
G. ROMERO-REQUEJO M.
Eléctrico al estilo Mini

La marca británica acaba de presentar el Mini Cooper SE, la variante totalmente eléctrica del emblemático modelo de tres puertas que retoma la movilidad urbana, esta vez con un mínimo impacto medioambiental y que acaba de comunicar su precio final para España. Mini abre ahora el plazo de pre-reservas desde 33.950 euros.

Se trata del primer automóvil premium compacto completamente eléctrico puesto a la venta y la segunda generación que explora la movilidad eléctrica plena, tras la primera incursión realizada en el año 2009 con el Mini E y que apenas tuvo repercusión, al tratarse de una serie experimental limitada de 500 unidades, restringidas a una clientela seleccionada en la que primaban principalmente las instituciones. Tras este primer experimento de electrificación, en 2017 se presentó el Mini Electric Concept en el Salón de Frankfurt, mostrando las serias intenciones de lanzar una variante totalmente eléctrica en un mercado, aunque poco maduro y de escasa competencia, en plena fase de expansión de modelos e interés.

Mini Cooper SE: Detalles que lo hacen único

Exteriormente, el Mini Cooper SE conserva la calandra cerrada del concept, con el logotipo del enchufe en relieve ‘Mini Electric’ como seña de identidad de esta versión eléctrica. Tanto la parte central de la parrilla como las carcasas de los espejos retrovisores, intermitentes laterales, el portón trasero y el contorno de las llantas están pintados en amarillo, siendo junto con la ausencia del escape, los únicos detalles que diferencian al Mini Coper SE del resto de sus hermanos de 3 puertas.

Incluso la toma de carga está situada sobre la rueda trasera derecha, en el mismo lugar que ocupa la boca del depósito de combustible en los Mini 3 puertas de propulsión convencional. La parte central del frontal también muestra su tradicional diseño de rejilla con celdas hexagonales, que ahora están cerradas, ya que los motores eléctricos necesitan muy poca cantidad de aire para su refrigeración.

Al igual que la parrilla específica del modelo, los bajos carenados y el diseño distintivo del alerón trasero contribuyen a reducir la resistencia aerodinámica. El hecho de que el Mini eléctrico no requiere de un sistema de escape también facilita la canalización del aire en la zona carenada y en la parte trasera. Las llantas de aleación ligera de 17 pulgadas también están optimizadas aerodinámicamente y lucen el diseño Mini Electric Corona Spoke de dos tonos. Al igual que las llantas de aleación ligera de 16 pulgadas con diseño Mini Electric Revolite Spoke, están disponibles de forma exclusiva para el nuevo Mini Cooper SE.

En el interior encontramos un cuadro de instrumentos específico con pantalla en color de 5,5″ con diseño Black Panel, situada detrás del volante. En el centro de esta pantalla, completamente digital, se muestra la velocidad en cifras con una banda de escala periférica. El rango de velocidad también se muestra en el marco luminoso de la esfera central: en rojo (modo SPORT), blanco (MID) o verde (GREEN y GREEN+), según el modo seleccionado.

Otra característica especial del interior es la palanca de cambios, específica de este modelo, en la consola central. El nuevo Mini Cooper SE también dispone de freno de mano eléctrico y de un sistema acústico de protección para los peatones, a través de un sonido distintivo generado por los altavoces ya que prácticamente circula de manera silenciosa.

Mini Cooper SE: Propulsor potente y compacto

El sistema de propulsión eléctrico del Mini Cooper SE ha sido desarrollado en los centros tecnológicos de movilidad eléctrica del Grupo BMW en Dingolfing y Landshut (Alemania). El motor eléctrico no es solo más pequeño que un motor térmico, sino mucho más ligero, por lo que logra un armonioso reparto de pesos. Junto al bajo centro de gravedad, Mini ha dotado a este modelo eléctrico de un comportamiento ágil y fácilmente controlable incluso en curvas tomadas a alta velocidad. Con un peso en vacío de 1.365 kilos, el modelo eléctrico pesa 145 kilos más que el Mini Cooper S 3 puertas con transmisión automática Steptronic.

Como en el Mini Cooper S de gasolina, este motor eléctrico síncrono desarrolla una elevada potencia de 135 kW (184 CV), alcanzando su par máximo de 270 Nm desde el inicio de la marcha, rasgo característico de los motores eléctricos, con entrega instantánea de par y potencia continua, sin interrupciones por los cambios de marcha. Esto asegura la característica diversión al volante de un Mini, pero en una forma novedosa y especialmente intensa.

En combinación con la propulsión puramente eléctrica, el diseño de la suspensión con eje de articulación única en el eje delantero y suspensión multibrazo trasera, se combina con una dirección asistida electromecánica que garantiza la máxima estabilidad, precisión y rapidez en los cambios de dirección.

La transmisión de la potencia a las ruedas delanteras se realiza mediante una transmisión con control de deslizamiento integrado, que dota a esta intensa versión de la inconfundible agilidad “tipo kart» del modelo. El control de deslizamiento integrado DSC permite que las operaciones de control sean calculadas directamente dentro del sistema de propulsión y no en una unidad de control externa, como ocurre con los controles de estabilidad habituales. Esto optimiza la capacidad de tracción en una arrancada y al acelerar en curvas muy cerradas; así como la estabilidad del conjunto en modo de recuperación de la energía de frenada. Con este conjunto motriz el Mini Cooper SE acelera de 0 a 60 km/h en 3,9 segundos y de 0 a 100 km/h en solo 7,3 segundos, si bien su velocidad máxima está limitada a 150 km/h.

La batería de alto voltaje del nuevo Mini Cooper SE está compuesta por celdas de iones de litio divididas en 12 módulos, que forman una unidad en forma de T posicionada en el suelo del vehículo, con una capacidad energética bruta de 32,6 kWh que le dota de una autonomía de 235 a 270 km. El consumo combinado de energía está fijado entre 13,2 y 15,0 kWh/100 km. Todos los componentes del sistema de propulsión eléctrico están protegidos mediante elementos específicos de la estructura del chasis, y se desactivan de forma instantánea en caso de tener una colisión.

Gracias a la posición de su batería ubicada en los bajos del vehículo (entre los asientos delanteros y bajo los traseros), además de ofrecer un poderoso agarre al asfalto por su bajo dentro de gravedad (30 mm más bajo que el del Mini Cooper S), la capacidad del maletero no se resiente en absoluto respecto a los modelos de combustión tradicional. Como en los MINI de 3 puertas con motor de combustión, el volumen del maletero es de 211 litros, ampliable a 731 litros con los asientos traseros abatidos. Solo existe una pequeña diferencia de medidas entre ambos modelos: para seguir contando con una buena distancia libre al suelo para la batería de alto voltaje, la carrocería del nuevo Mini Cooper SE se posiciona 18 mm más alta que en los modelos de combustión tradicional.

Mini Cooper SE: cuatro modos de conducción

El primer Mini puramente eléctrico también permite adaptar los ajustes del coche, tanto al estado de la carretera, como a los gustos personales. Los cuatro modos de conducción Mini se seleccionan por medio de una pequeña palanca ubicada en el lado derecho del cuadro de mandos. El modo Sport difiere del estándar MID con una curva de dirección mucho más directa y una respuesta más inmediata del sistema de propulsión.

Las características del modo MID, más orientadas al confort de marcha, están también presentes en el modo GREEN, así como en el nuevo GREEN+, exclusivo del Mini Cooper SE. Y lo que es más, el sistema de propulsión en estos dos últimos modos está diseñado a alcanzar una máxima eficiencia. En el modo GREEN+, funciones adicionales de confort como la calefacción, el aire acondicionado y los asientos calefactados están limitados, o desactivados, para aumentar la autonomía del vehículo ante una necesidad imperiosa de conservar la carga eléctrica.

Una parte de la característica experiencia de conducción de los coches eléctricos del Grupo BMW es la denominada “conducción con un único pedal”. Sobre todo en el tráfico urbano, el vehículo decelera de una forma muy perceptible en cuanto el conductor levanta el pie del acelerador. Este efecto tiene lugar porque el motor eléctrico adopta la función de un generador cuando el coche avanza por inercia, transformando la energía cinética en energía eléctrica que se almacena en la batería. Como resultado, este vehículo impulsado por energía eléctrica puede decelerar a baja velocidad sin usar el pedal del freno, y conducirse con un solo pedal.

Además, el nuevo Mini Cooper SE es el primer modelo eléctrico del Grupo BMW en el que el conductor puede establecer el grado de eficiencia de la recuperación. Si en otros modelos eléctricos o híbridos enchufables se dispone de unas levas, es este caso un conmutador situado a la izquierda del botón Start/Stop permite elegir entre una recuperación intensa o de bajo nivel, lo que tiene un impacto relevante en la deceleración, independientemente del modo de conducción seleccionado. De esta forma, la respuesta a la deceleración en modo de recuperación puede ser adaptada con precisión al estilo personal de conducción, cuando por ejemplo, el conductor adopta una conducción dinámica. Dependiendo de los gustos personales, se puede entrar en curva aprovechando la inercia o con un efecto de retención más intenso. Para asegurar una eficiencia máxima en el Mini Cooper SE, cada vez que se arranca el motor se activa por defecto el nivel más alto de recuperación.

Mini Cooper SE: Posibilidades de recarga

El MINI Cooper SE recibe la energía necesaria a través de la red eléctrica, a la que se puede conectar mediante un enchufe convencional, el MINI ELECTRIC Wallbox o una estación pública de recarga. Su toma de carga está diseñada para corriente alterna y corriente continua, usando los conectores Tipo 2 y CCS Combo. Un indicador sobre la toma de carga muestra el nivel de carga con luz naranja en el inicio, luz intermitente amarilla en el momento de la carga, y verde cuando la batería está completamente cargada.

El MINI ELECTRIC Wallbox está disponible como opción para cargar en casa, así como un cable trifásico para recargar en un punto de carga público. Ambas opciones permiten que la batería de alto voltaje del nuevo MINI Cooper SE cargue un 80% de su capacidad máxima – de 11 kW- en dos horas y media; y el cien por cien en tres horas y media. Un supercargador de corriente continua permite recargar el vehículo en menos tiempo. La unidad de carga del nuevo MINI Cooper SE está diseñada para recarga rápida con corriente continua de hasta 50 kW, lo que permite recargar un 80% de la capacidad de la batería en solo 35 minutos.

También se ofrece un servicio de instalación en conjunto con el MINI ELECTRIC Wallbox. Este cargador de pared puede instalarse en garajes, así como en aparcamientos techados. También se ofrece el servicio ChargeNow para una máxima comodidad de carga, dando acceso a los usuarios a la red de puntos públicos de carga más grande del mundo. La reserva y pago de la carga se realiza mediante la tarjeta ChargeNow o la aplicación para el teléfono móvil.

Durante la carga, el cuadro de mandos digital ofrece información de si el vehículo está conectado a un enchufe o a una estación de carga, la hora, la temperatura exterior, la autonomía disponible, el porcentaje de carga y el tiempo restante hasta la carga completa.

Mini Cooper SE: Alto equipo de serie

El nuevo Mini Cooper SE incluye de serie faros LED y climatizador automático de dos zonas, con ventilación y control de temperatura individuales para el conductor y el copiloto. El habitáculo está calefactado por una bomba de calor, que recupera el calor sobrante emitido por el motor, el sistema de transmisión, la batería de alto voltaje y el aire exterior, para introducirlo en el sistema de aire acondicionado. La bomba de calor emplea un 75% menos de energía que un sistema de calefacción convencional y ofrece un alto confort climático en invierno. Para incrementar la autonomía del vehículo, los circuitos de frío y de calor están conectados directamente a la tecnología de propulsión, formando un sistema integrado de alta eficiencia.

El climatizador automático del nuevo Mini Cooper SE también dispone de calefacción auxiliar y una función de aire acondicionado en parado. Esto permite calentar o refrescar el interior del vehículo a una temperatura específica antes de iniciar la marcha a través de la aplicación Mini Connected de forma remota, para programar la hora de preacondicionamiento de la temperatura interior.

El equipamiento de serie del nuevo Mini Cooper SE también incluye un sistema de navegación a través de una pantalla táctil de 6,5 pulgadas en la consola central, así como servicios de Mini Connected especialmente diseñados para la electromovilidad. La pantalla eDrive muestra información sobre el consumo instantáneo de energía y la autonomía, además de formas de incrementar dicha autonomía desactivando funciones de confort o potenciando la recuperación. En el mapa del navegador se puede mostrar el radio de acción con el estado de carga actual del vehículo, con el rango de distancia que se puede recorrer. Cuando se inicia el guiado de una ruta, se muestran las opciones más rápida y más corta, además de proponer la ruta más ecológica, que permite consumir la menor cantidad de energía.

El navegador de serie incluye servicio de información de tráfico en directo, así como la plataforma de internet MINI Online y la función Apple CarPlay. La conexión con el teléfono móvil también permite actualizar los mapas de navegación de modo automático. Los servicios remotos permiten al conductor ver la carga de la batería y la autonomía a través de la aplicación de servicios remotos MINI Connected, y también se pueden generar estadísticas del consumo de energía del coche. Además, es posible visualizar un mapa con los puntos de carga más cercanos al vehículo. El sistema Connected Navigation Plus opcional incluye una pantalla en color de 8,8″, además de la función de carga inalámbrica del teléfono móvil.

Opcionalmente, hay disponibles cuatro paquetes adicionales (Trim S, Trim M, Trim L y Trim XL), tanto para el exterior como para el interior del vehículo. Estos paquetes permiten una personalización selectiva del vehículo sin esfuerzo para el cliente, ya que cada uno de ellos incluye una combinación específica de acabado exterior, llantas de aleación, tapicería de asientos y accesorios interiores. Dependiendo del paquete de equipamiento seleccionado, hay cinco variantes de llantas de aleación ligera de 16 o de 17″.

En el interior, el nuevo Mini Cooper SE equipa de serie tapicería de tela Double Stripe Carbon Black, que forma parte del paquete Trim S. Los paquetes Trim M y Trim L incluyen la tapicería combinada de tela y cuero Black Pearl o Cross Punch Carbon Black. La tapicería en cuero MINI Yours Lounge Carbon Black está incluida en el paquete Trim XL.

El nuevo MINI Cooper SE saldrá del «hogar» de la marca en la planta de Oxford (Inglaterra) el próximo 1 de noviembre, compartiendo la línea de producción con los modelos de combustión tradicional. Todos aquellos clientes que participen en la pre-reserva podrán disfrutar de ventajas únicas y exclusivas en relación al nuevo Mini Cooper SE, como ser unos de los primeros afortunados en ver el coche a su llegada a España o prueba del producto del mismo en primicia. Las primeras entregas se producirán en España a partir del 7 de marzo

Los precios del Mini Cooper SE en función de su acabado son los siguientes: Trim S (33.950 €), Trim M (36.500 €), Trim L (39.000 €) y Trim XL (43.000 €), todos con una garantía de la batería de 8 años. A pesar de producirse la entrega del Mini Cooper SE en el próximo año, si se señaliza ahora, la marca garantizaría el precio a pesar de la entrada del Brexit, que haría subir los precios debido a los aranceles, aún por determinar.

Galeria de fotos

Mini
Mini

Tno. 91 335 05 05
Garantía: 2 años sin límit