LANCIA DELTA

4 julio, 2008

Viene a llenar el vacío que la marca tiene en el segmento de los compactos (grandes) del que ha estado ausente tras la desaparición del Lybra. Ese retorno por partida doble no va a pasar desapercibido toda vez que muestra una imagen muy personal con la que la marca quiere atraer a clientes de segmentos tan dispares como los compactos, familiares y berlinas con toque deportivo, una amalgama difícil de compaginar. Desarrollada sobre la plataforma del Fiat Bravo pero convenientemente retocada para ampliar sus dimensiones, la carrocería tiene 4,52 m (19 cm más que aquel), con una anchura de 1,80 m. y una distancia entre ejes de 2,70 m (10 cm más), dimensiones muy notables para situarse a caballo entre los modelos compactos y medios.

LANCIA_DELTA_400

El frontal es muy llamativo con la clásica rejilla cromada de buenas dimensiones, el nuevo logo y unos grupos ópticos de última generación con una línea de diodos LED integrada que hacen la función de luz de cruce diurna (aún no reglamentada en España). La zaga es también muy personal, con un techo descendente a partir del montante central, una luneta curvada que en su parte alta aloja un spoiler y unos pilotos de original diseño en vertical integrados por conjuntos de diodos. La línea de cintura es bastante alta y una tercera ventanilla ayuda a que la imagen sea más estilizada y liviana.

En el interior, el salpicadero es de diseño limpio y atractivo, con un cuadro de instrumentos muy completo y de fácil lectura. Es muy espacioso, tanto en las plazas delanteras como en las traseras, con la particularidad de que el asiento de atrás, dividido en dos mitades asimétricas, puede desplazarse hasta 16 cm. Si a ello le unimos el hecho de que el respaldo se reclina hasta 25 grados, los ocupantes de estas plazas tienen mucho espacio longitudinal y una anchura suficiente para tres adultos. La capacidad del maletero es de 380 litros pero puede llegar hasta los 465. La presentación es buena, con materiales y acabados de impecable factura pero hay escasez de huecos y la guantera tiene unas formas poco aprovechables.

LANCIA_DELTA_401

El Delta empieza a comercializarse con muy pocas unidades a mitad de julio (y en septiembre con normalidad, esperando vender 1.700 unidades este año). La gama estará compuesta por seis motores, tres de gasolina y tres diesel, todos sobrealimentados. En gasolina hay dos versiones del mismo motor 1.4 turbo. Una va dotada de un turbocompresor de geometría fija, ofrece 120 CV de potencia y dispone de un par de 21 mkg a 1.750 revoluciones; la otra incorpora el turbo con geometría variable y su potencia crece hasta 150 CV y aunque dispone del mismo par, lo entrega a más vueltas.

El tercer motor de gasolina es nuevo por completo, cumple ya con la normativa Euro 5 y llegará a partir de febrero del próximo año. Se trata de un 1.8 turbo de inyección directa provisto de un sistema de distribución variable en admisión y escape. Ofrece 200 CV de potencia y estará asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades con posibilidad de utilización secuencial, mientras que los otros dos llevan un cambio manual de seis velocidades.

LANCIA_DELTA_403

Respecto a los diesel, hay dos motores nuevos. El más innovador es el 1.9 Twin Turbo del que anuncian una potencia de 190 CV. Derivado del 1.9 Multijet, incorpora dos turbos, uno más pequeño de baja inercia que actúa hasta las 1.800 rpm con el fin de garantizar una buena respuesta en baja, y otro más grande que funciona a partir de las 3.000 vueltas. Entre las 1.800 y 3.000, funcionan los dos conjuntamente de manera que el turbo grande precomprime el aire que pasa después al pequeño con el fin de garantizar una presión de sobrealimentación adecuada y una respuesta rápida. De este modo se consigue una entrega de par formidable que alcanza los 41 mkg a 2.000 revoluciones pero es que a tan solo 1.250 ya da 30,6 mkg. Anuncia un consumo mixto de 5,7 lit/100 km y unas emisiones de CO2 de 149 gr/km.

También es nuevo el 2.0 turbodiesel Multijet que con 165 CV es una evolución del 1.9 Multijet de 150 CV pero con mayor cilindrada gracias al aumento del diámetro de los pistones; lleva filtro de partículas, un nuevo turbo de geometría variable y entrega un par de 36,7 mkg a 1.750 vueltas. Por último, el motor diesel de acceso a la gama es un 1.6 litros con el turbo de geometría variable que rinde 120 CV; va con un cambio manual de 6 velocidades, al igual que los otros dos, pero dentro de poco también estará disponible con un cambio Selectronic de 6 marchas que permitirá rebajar los niveles de CO2 ahora de 130 gramos.

LANCIA_DELTA_407

Hemos tenido ocasión de conducir los dos motores nuevos diesel y hay que decir que el funcionamiento del 1.9 Twin Turbo es más que sorprendente por su capacidad de respuesta a muy bajo régimen y por su increíble capacidad de recuperación; es capaz de funcionar con una gran suavidad en 4ª a poco más de 1.200 rpm y de empujar sin necesidad de manejar el cambio hasta llegar a la zona roja con una gran facilidad. Y todo ello sin tirones ni reacciones bruscas en ningún momento y con un nivel acústico muy bajo gracias al excelente trabajo realizado en materiales aislantes. La versión 2.0 litros es más normal, pero destaca también por su funcionamiento progresivo. Por lo que concierne al comportamiento dinámico, las suspensiones (Mac Pherson delante y eje torsional atrás), son firmes pero absorben muy bien las irregularidades y garantizan una buena estabilidad. El Delta llega en tres niveles de acabados, Argento, Oro y Platino.

El básico ofrece ya de serie 6 airbag, ESP, climatizador automático, llantas de aleación de 16 pulgadas, sistema de control de crucero, ordenador de viaje y tapicería Alcántara. En opción se ofrecerán toda una serie de innovaciones tecnológicas como la ayuda a mantener la trayectoria en el carril, el Absolute Handling System que es una evolución del ESP, el sistema de asistencia al aparcamiento y otras evoluciones. El precio parte de los 19.990 euros.

Versiones del modelo: 'Delta'

Lancia
Lancia

Tno. 91 885 37 00
Garantía: 2 años sin límit