Kia Optima (Primer contacto)

1 febrero, 2011
M. ÁNGELES PUJOL

El grupo Hyundai-Kia quiere presentar batalla a las berlinas alemanas y japonesas del segmento medio/grande. El año 2011 será muy importante para ellos y como primera avanzadilla, en el pasado salón de París Kia mostró el Optima que viene a sustituir al Magentis y que ahora hemos tenido la oportunidad de conducir por carreteras californianas. Basado sobre una plataforma nueva, su carrocería de cuatro puertas, presenta unas dimensiones muy generosas con 4,83 m de longitud (supera a todos los coches europeos de 4 puertas de su segmento, salvo al Ford Mondeo y el Skoda Superb), destacando la distancia entre ejes de 2,80 m, lo que ya deja entrever que el espacio interior va a jugar un papel muy importante.
Estéticamente el Optima ofrece una imagen muy atractiva, con un frontal en el que destacan los grupos ópticos, estrechos y alargados, una calandra también bastante estrecha con el marco cromado y el capó con dos resaltes que ayudan a darle mayor robustez.

La zaga es algo más discreta, aunque destaca la luneta bastante inclinada, pero en cualquier caso el conjunto es muy agradable y constituye uno de los diseños más logrados últimamente por el equipo que dirige Peter Schreyer. El buen trabajo de diseño se refleja también en la mejora que el Optima aporta en materia de penetración aerodinámica ya que el Magentis tenía un coeficiente 0,32 y el del Optima se sitúa en 0,29. En el interior esta nueva berlina muestra el esfuerzo continuado que Kia viene haciendo por ofre-cer no solo una buena percepción de calidad en materiales y acabados, sino también en una cuidada presentación. El salpicadero, con un diseño muy atractivo y nada rebuscado, está orientado hacia el conductor y el cuadro de instrumentos está integrado por tres grandes relojes de fácil lectura, en tanto que la consola central agrupa los mandos del sistema audio, calefacción-ventilación y la pantalla de navegación. El túnel central permite que la palanca del cambio esté algo sobreelevado y muy al alcance de la mano, a la vez que acoge dos posavasos y un hueco de buena capacidad habilitado debajo del apoyabrazos central.
Además de una guantera bastante capaz, hay otros huecos para dejar cosas. El Optima probado sólo ofrecía dos buenas plazas traseras con mucho espacio longitudinal para las piernas y también buena altura libre al techo aunque sus ocupantes sean altos; otra cosa es la anchura y sobre todo la no ocupación de la plaza central aquí menos confortable por la propia configuración de los asientos y los respaldos. El maletero tiene buena capacidad con 505 litros pero esto es sobre el papel ya que las bisagras de apertura y cierre del capó son muy intrusivas de modo que la altura se ve algo perjudicada; de todos modos la capacidad total puede ampliarse si se abate el respaldo del asiento trasero mediante un tirador que hay en el maletero y en cualquier circunstancia, debajo del piso de carga se encuentra una rueda de repuesto de tamaño normal.

Mecánicamente, el Kia Optima llegará a los mercados europeos con un motor gasolina de 2 litros que rinde 170 CV y va asociado a una transmisión manual de seis velocidades. También habrá versión diesel, en este caso a cargo del conocido 1.7 litros de 136 CV que va con una caja de cambios manual de seis velocidades y que ofrece un consumo mixto de 4,3 litros. También tiene prevista una versión híbrida que presentó en el Salón de Los Angeles y que ofrece nada menos que 206 CV de potencia, aunque su comercialización se iniciará en Estados Unidos. En materia de suspensiones, delante monta un sistema McPherson y atrás un sistema multibrazo, mientras que por lo que respecta a los frenos, monta discos en las cuatro ruedas, ventilados los delanteros.

Versiones del modelo: 'Optima'

Kia
Kia

Tno. 91 579 64 66
Garantía: 7 años o 150.000 km