Kia cee’d 5p

25 mayo, 2012

Como estrenó su precursor hace 5 años, esta segunda generación totalmente nueva del cee’d también ha sido diseñada, desarrollada y fabricada en Europa (al gusto europeo), con una imagen mucho más atractiva y de mayor personalidad. Aunque hoy hablamos de nuestro contacto con la versión 5 puertas, la familia cee’d crecerá en octubre con la carrocería familiar Sporty Wagon, para ser completada el año próximo por el procee’d (variante de 3 puertas), prometiendo tener, esta vez, más signos distintivos respecto de su hermano de 5 puertas.

El nuevo cee’d conserva la misma distancia entre ejes (2,65 m) del modelo anterior, pero mejora sus medidas interiores, sobre todo en las plazas delanteras. El modelo crece 5 cm hasta alcanzar los 4,31 m de largo, disminuyendo 1 cm en altura y anchura; sin embargo se ha conseguido ganar 1 cm de espacio para la cabeza y 2 cm de espacio para piernas en las plazas delanteras. Las traseras tienen prácticamente la misma (ya de por si buena) habitabilidad anterior (sin apenas túnel de transmisión) y también se ha mejorado en 40 litros la capacidad del maletero, alcanzando unos generosos 380 litros (hasta 1.318 litros con los respaldos traseros abatidos), contando con una rueda de repuesto de emergencia. Con un habitáculo bien definido y un puesto de conducción ligeramente orientado al conductor, permite una posición perfecta.

También dispone de una buena ergonomía incluso para los conductores más altos, pudiendo incluir hasta un cuadro de relojes de alta definición denominado Supervisión, que además de más estético, mejora su percepción tanto de día como de noche. El nuevo cee’d mantiene el mismo esquema de suspensiones, de tipo McPherson delante y multibrazo atrás por paralelogramo deformable, con la consecuente actualización de su geometría.

Los anchos de vías aumentan 17 y 32 mm en los ejes delantero y trasero respectivamente (1,56 y 1,58 m), beneficiando la estabilidad. La mejora en la rigidez del bastidor en un 45% y los retoques acometidos en el eje trasero, le dotan de un comportamiento sano, muy mejorado, con una reducción significativa de los anteriores balanceos de carrocería en los cambios de apoyo, además de beneficiar al confort interior en firme bacheado. La única pega la encontramos en la dirección eléctrica, que aunque permite hasta 3 tipos de endurecimiento progresivo (Confort, Normal y Sport), resulta algo lenta en comparación con el alto nivel de su chasis, mejorando la precisión en regulación sport, al ofrecer una mayor resistencia al giro de volante.

En cuanto a motorizaciones, en gasolina se añade el 1.6 GDi de 135 CV de inyección directa (ya conocido en el Sportage), mientras que el 1.4 CVVT de distribución variable, revisa su potencia máxima a 100 CV. En diesel dispone de dos versiones, el 1.4 CRDi WGT de 90 CV, completándose por arriba por la última versión del conocido 1.6 CRDi con turbo de geometría variable y 128 CV de potencia, que logra un reducido consumo combinado de 4,1 l/100 km.

Todos los motores están asociados a cajas manuales de 6 velocidades, pudiendo optar el 1.6 GDi a otra caja de doble embrague tipo DSG de fabricación propia denominada DCT, y el 1.6 CRDi a una caja automática tradicional con convertidor de par, ambas también con 6 relaciones. Se homologan consumos y emisiones realmente bajos (entre 4,1 y 6,1 /100 km) debido a la mejora de la resistencia aerodinámica del modelo (CX 0,30) y sobre todo a los largos desarrollos de la caja manual de 6 marchas, aunque estos penalizan en cierta medida la brillantez de los motores. El 1.6 CRDi empuja de forma progresiva a partir de 1.500 rpm, mientras que el 1.4 CRDi acusa su escasa cilindrada y se debe conformar con hacerlo a partir de 2.000 rpm, estirando ambos hasta las 4.000 rpm y resultando suaves y silenciosos. En gasolina, el nuevo 1.6 GDi reacciona a partir de 2.500 rpm para empujar con fuerza a partir de 4.000 rpm (hasta 6.000 rpm), momento en el que empieza a resultar algo sonoro.

La variante con caja DCT puede accionar el cambio secuencial desde la palanca o las levas tras el volante, respondiendo rápidamente desde su accionamiento. Sin embargo, si dejamos transcurrir 7 segundos desde el accionamiento del mando secuencial, pasa a modo automático y además introduce una marcha superior. Este hecho puede ocasionar algún despiste en algún adelantamiento, para lo que es aconsejable reducir dos velocidades y así lograr un mayor empuje en la zona alta de revoluciones para realizar la maniobra en menor tiempo. Por último, el alegre 1.4 CVVT (el más equilibrado), nos dejo el mejor sabor de boca al contar con unas adecuadas relaciones de cambio que permitieron sacarle todo el partido al motor, funcionando muy bien en la zona baja de revoluciones y empujando con decisión entre 3.000 y 6.000 rpm. Ya a la venta en acabados Concept, Drive y Emotion, los precios están bastante ajustados y oscilan entre 13.715 y 24.415 € (descuentos incluidos en torno a los 3.000 €), contando todos con 7 años de garantía ó 150.000 km. Desde el nivel Concept se dispone de ESP, 6 airbags, aire acondicionado, faros antinieblas, retrovisores y elevalunas delanteros eléctricos, radio CD+MP3 con conexiones USB+AUX+iPod y volante multifunción, como equipo principal. El Drive añade climatizador bizona, llantas de aleación de 16”, elevalunas eléctricos traseros, luces tipo Led, volante y palanca de cambios en piel, control de crucero y Bluetooth entre otras cosas.

Por último el acabado máximo Emotion incluye opciones tecnológicas de primer nivel como el start&stop (IGS), freno de mano eléctrico, arranque por botón, navegador con pantalla LCD de 7” con cámara de marcha atrás, sensores de parking, luces y lluvia, techo solar panorámico y llantas de aleación de 17”. Y opcionalmente se dispone de un paquete tecnológico que incluye faros de xenon, tapicería en piel, pedales en aluminio y el sistema de asistencia al aparcamiento y de mantenimiento del carril.

Kia
Kia

Tno. 91 579 64 66
Garantía: 7 años o 150.000 km