Kia Carens (Primer Contacto)

4 abril, 2013
M. A. PUJOL

Más espacio y versatilidad
La tercera generación de este monovolumen llegará al mercado español a finales de abril, con su imagen renovada y excelente modularidad, cinco o siete asientos, tres niveles de acabado y dos motores diesel y uno de gasolina.
El principal objetivo de los técnicos de la marca ha sido el de concebir un modelo que pueda satisfacer las necesidades de una familia tanto en lo que concierne a espacio como a capacidad de equipaje, sin olvidar el confort y el dinamismo, argumentos que cumple satisfactoriamente, ofreciendo además una excelente presentación y unos acabados de buena factura. Y es que el Carens sigue la pauta marcada por los modelos que le han precedido en la renovación de gama de Kia mostrando un salto cualitativo que se aprecia a simple vista.

Esta nueva generación ha tomado como punto de partida la plataforma del Kia Cee’d convenientemente retocada. Las dimensiones han variado ligeramente respecto a la precedente. Así la longitud se ha recortado en 2 cm situándose en 4,53 m, la anchura ha aumentado en 1,5 cm y la altura se ha rebajado en 4 cm quedándose en 1,61, mientras que la distancia entre ejes gana 5 cm y se sitúa en 2,70 m. Con todo ello, el nuevo Carens ofrece una silueta más estilizada.
La carrocería muestra en el frontal la imagen característica en los últimos modelos de la marca, con unos grupos ópticos de buen tamaño, la típica calandra con el logo en el capó motor, faros antiniebla en los extremos del paragolpes y la presencia de las luces de día a base de leds. En la zaga, lo más significativo es una luneta de buenas dimensiones y unos pilotos más que generosos en tamaño y que incorporan también luces de diodos. El portón trasero destaca por su amplio vano de apertura lo que permite que personas de 1,80 m no rocen con la cabeza al acceder al maletero que por otra parte presenta un bajo plano de carga; éste por su parte dispone de un hueco muy práctico en el que se puede guardar la cortina cubreequipajes cuando es necesario retirarla para ampliar la zona de carga.

El Carens puede ofrecer cinco o siete asientos, todos ellos individuales. En el primer caso, la capacidad del maletero se sitúa en 536 litros ampliables a 1.694, mientras que en el segundo, la capacidad se limita a sólo 103 litros. Al margen de que los asientos de la segunda y tercera fila pueden abatirse configurando una superficie plana, el asiento delantero del acompañante también puede abatirse lo que permite poder cargar objetos de hasta 2,15 m de longitud.
El salpicadero presenta un agradable diseño con plásticos de tacto suave y buena presencia, con un cuadro de instrumentos de fácil lectura. Destaca la profusión de huecos de diferente capacidad que hay repartidos por todo el habitáculo, incluidos dos en el piso a los pies de la segunda fila de asientos. Uno de los aspectos positivos del modelo es su excelente modularidad. Los dos asientos de la tercera fila están destinados a niños más por razones de altura que de espacio para piernas, pero los tres individuales de la segunda fila -el central un poco más estrecho- disponen de un reglaje longitudinal de hasta 20 cm, bien para las piernas o para ampliar capacidad de maletero, y también de respaldo con regulación de inclinación.
El nuevo Carens está disponible con tres motores, uno de gasolina y dos diesel, todos ellos ya conocidos en la marca. El de gasolina es un 1.6 litros GDi de inyección directa que rinde 135 CV a 6.300 revoluciones con un par máximo de 16,8 mkg a 4.850 vueltas. Va asociado a un cambio manual de seis marchas de tacto preciso y suave. Por lo que respecta a los dos diesel, se trata del 1.7 litros que puede ofrecer 115 ó 136 CV, ambos a un régimen de 4.000 vueltas y asociados a un cambio manual de seis marchas. Por ahora no se contempla la posibilidad de una transmisión automática para nuestro mercado.

En la toma de contacto hemos tenido la oportunidad de conducir las dos versiones más potentes por unas carreteras un tanto tortuosas del Rally Montecarlo. Personalmente nos inclinamos por el motor diesel de 136 CV, con una respuesta a pocas vueltas más rápida y uniforme en tanto que el motor de gasolina nos dio la sensación de no ser tan enérgico en la entrega de potencia, aunque sí más silencioso que el motor de gasóleo que se deja sentir aunque ya esté caliente. Por lo demás, las suspensiones, McPherson en el eje delantero y eje torsional atrás, trabajan bien absorbiendo las irregularidades y sujetando la carrocería por lo que no se registran balanceos acusados, confiriendo un buen confort de marcha. La dirección con 2,7 vueltas de un extremo a otro, es bastante rápida y dispone del sistema por el que se puede variar la asistencia eléctrica a través de tres programas: normal, confort y sport.
El nuevo modelo está disponible con tres niveles de equipamiento: Concept, Drive y Emotion, pudiendo contar con elementos como faros de xenón, climatizador bizona, aviso de cambio de carril involuntario, arranque por botón, freno de mano eléctrico o la cámara de visión posterior, entre otros. Por lo que respecta a precios, aunque no se han confirmado, la gama estará entre 19.900 y 29.000 euros, con un suplemento de 700 euros para las versiones de siete plazas. En lo que queda de año, Kia espera alcanzar unas ventas de 1.400 unidades.

Precios
Versión                                                             
1.6 gdi Concept ………………………………………… 15.740
1.7 CRDi (115 CV) Concept ……………………….. 17.740
1.7 CRDi (115) Drive …………………………………. 19.440
1.7 CRDi (136) Drive …………………………………. 20.440
1.7 CRDi (136) Emotion 7 plazas ……………….. 24.845

Versiones del modelo: 'Carens'

Kia
Kia

Tno. 91 579 64 66
Garantía: 7 años o 150.000 km