Ford Mustang Concept 1962

7 mayo, 2020
J. FERNÁNDEZ
El padre del Mustang

A principios de los años 60, la marca del óvalo empezó a pergeñar la idea de lanzar al mercado un coupé asequible, pero antes de salir al mercado inició las pruebas correspondientes en 1962 con este Ford Mustang Concept.

Este Mustang Concept fue el punto de partida del Ford Mustang, un deportivo icónico que desde el primer momento caló en el público americano, que lo compró en grandes cantidades y sin perfil definido.

Se emplearon cientos de horas en ensayos en este modelo para que sirviera de base tanto al futuro Mustang como a otros modelos Ford. Y creemos que lo hicieron bien, solo hay que ver el resultado, una historia de un modelo fructífero, llena de versiones emblemáticas hasta la actualidad con los nuevos  Ford Mustang Mach-E, el Mustang Cobra Jet 1400, el Ford Mustang Shelby GT 500 o la ícónica versión Ford Mustang Bullitt Edition.

En 1961 se diseñó el mítico logotipo del caballo al galope

Avanzada barqueta de pruebas

Este Ford Mustang Concept 1962 era una barqueta con chasis tubular, carrocería de fibra de vidrio con cubierta de aluminio y fabricado todo esto a mano por un grupo de artesanos en California. Montaba un parabrisas de carreras de plástico y barras antivuelco. El motor era un V4 central de 1,5 litros y un carburador, obtenido del Ford Taunus alemán. Este motor estaba disponible con dos niveles de potencia, 90 CV y 109 CV, para la versión de calle y la de carreras, respectivamente. Este prototipo del Mustang consiguió una velocidad punta de 120 mph (unos 193 km/h) a 6.100 vueltas por minuto en el circuito de Daytona, suponemos que con el motor superior de carreras.

El depósito de combustible se situaba en la parte delantera y también era de aluminio. Las entradas de aire del Ford Mustang Concept sirvieron de inspiración para las falsas entradas que luego caracterizarían al Ford Mustang. La configuración del puesto de conducción era algo curioso, con una columna de dirección telescópica ajustable longitudinalmente 7 cm y con pedales también ajustables, pero con unos asientos tipo bacquets con posición fija.

El modelo final se presentó en el Salón del Automóvil de Nueva York del 17 de abril de 1964, y en tan solo 8 meses se vendieron 417.000 unidades. El chasis venía del coche familiar Ford Falcon, pero se cambiaron las suspensiones, la dirección, los frenos y los motores eran más potentes. Si bien en un principio montaba el mismo 6 cilindros del Falcon, posteriormente se añadirían versiones V8, asociadas a cajas de cambio manuales de 3 y 4 marchas y automáticas de 3 velocidades.

Y ahí comenzó la leyenda..

Ford
Ford

Tno. 91 714 51 00
Garantía: 2 años sin límit