BMW Blechmann R 18

25 agosto, 2020
Deportiva neo retro

Tras la Dragster, BMW Motorrad acomete la segunda personalización de su R 18 con la Blechmann R 18, una interpretación de la mítica BMW R 5, realizada esta vez por Bernhard Naumann que le da un toque neo retro al robusto modelo alemán.

Blechmann es el apodo con el que se conoce en el mundillo de la personalización a Bernhard Naumann, un reconocido preparador austriaco que presenta su especial visión de la exclusiva cruiser BMW R 18, presentada el pasado mes de abril. Al estar el modelo inspirada en la mítica BMW R 5, se centra en la esencia de las motos, razón que ha considerado Naumann suficiente para respetar el chasis y la tecnología que incorpora el modelo original en la medida de lo posible, empleando solo los puntos de anclaje originales para crear su espectacular creación: la BMW Blechmann R 18.

Proceso creativo de la BMW Blechmann R 18

Cuando Bernhard Naumann inicia un nuevo proyecto, nunca lo hace a partir de bocetos. Una vez desarmada la moto queda un lienzo en blanco, inspirándose sobre la marcha mientras trabaja en la moto misma. Como él mismo explica: «Dibujo mi diseño directamente sobre el objeto usando el material final. Esto me permite responder directamente a los requisitos y vigilar las proporciones en todo momento».

En el caso de la Blechmann R 18, se basa en la estructura de soporte original del guardabarros trasero, sillín y pasajero, evaluando con precisión las proporciones del carenado frontal. El pequeño piloto trasero redondo encastrado en el colín es de Kellermann, eliminando cualquier tipo de guardabarros. Esta deportiva monoplaza modifica ampliamente el depósito de combustible, ahora más estrecho, lo que lo hace a la moto más deportiva y expone aún más el dimensionado motor boxer. Además, presenta cortes en el área de las rodillas, que destacan aún más la línea atlética de la moto, mientras que el tubo de dirección original se ha empleado como base para el manillar.

Y llegamos a lo que es sin duda la parte esencial de esta customización, el faro. Como en la última personalización de Blechmann, a partir de una BMW R NineT denominada «Giggerl» (auténtica moto de ciencia ficción), los faros iban a tener un diseño sutil, en forma de riñón, y con una lámpara de filamentos en el centro, rodeando el conjunto con un grueso embellecedor cromado. Como en la «Giggerl», el ángulo de la dirección y la inclinación hacia adelante del faro determinan el diseño de esta customización, imprimiendo una sensación de velocidad, aún estando parada. El remate final lo pone una discreta pintura negra con las clásicas franjas finas blancas de BMW Motorrad que se combina con las partes plateadas y cromadas de la moto.

El equipo de Blechmann empleó 450 horas en la interpretación de la BMW R 18, ya que aunque Blechmann trabaja solo en su artesanía y diseño, si es necesario, busca el apoyo de escogidos profesionales en los que confía plenamente.

Galeria de fotos