Audi Q8

6 junio, 2018
G. ROMERO-REQUEJO
El SUV deportivo de vanguardia

Audi ha desvelado el secreto en torno al próximo Q8, el nuevo buque insignia deportivo de su gama SUV, escaparate tecnológico y de vanguardia, con motorizaciones hibridadas a 48V para asegurar consumos y emisiones mínimas.

El segmento alto de los SUV está derivando más hacia los grandes coches deportivos que hacia los más familiares, y Audi se apunta ahora a esta tendencia que inauguró el Porsche Cayenne, BMW X6, y luego continuaron los Mercedes GLE Coupé y Maserati Levante. Pero la marca de los 4 aros no ha querido ir demasiado lejos, buscando una variante cercana al Audi Q7 con unas formas algo más redondeadas y una zaga personalizada, con su grupo óptico continuo en horizontal.

Con sus 4,99 m de largo por dos de ancho y 1,71 m de alto, este Audi Q8 no cae en un excesivo gigantismo, siendo incluso 10 cm más corto y 4 cm más bajo que el Audi Q7 (aunque 3 cm más ancho), con el que comparte plataforma y batalla. Fabricado en la planta eslovaca del grupo Volkswagen en Bratislava, su presentación oficial se efectuará este verano, con las primeras entregas previstas en septiembre, a un precio que rondará los 85.000 euros en su versión de acceso.

Audi Q8: Diseño continuista con matices diferenciadores

Su imagen es ciertamente poderosa, pero sin perder su aire elegante. Su frontal presenta un escudo octogonal “singleframe” distinto, encuadrado por un gran marco en gris con la rejilla cromada en grandes cuadros y los faros matriciales (matrix Led) de diodos perfilados, Visto desde el lateral, destaca la caída del techo más perfilada, con puertas sin marco, rematada por el deflector superior sobre la luneta, el pilar trasero más bajo, y la pequeña prolongación hacia atrás del portón por debajo de la luneta y, con unas minialetas con la parte superior plana, que según Audi se inspiran en el legendario Audi quattro de los años 80. El toque original de la zaga está en la línea que une los grupos ópticos posteriores, un recurso que aumenta la impresión de anchura y que Audi suele utilizar ahora en sus altos de gama (como los Audi A7 Sportback y Audi A8, y ahora en este Q8). Para rematar su aspecto imponente, incluye dos salidas de escape trapezoidales integrados en el paragolpes trasero y las ruedas montan unas inmensas llantas de 22” (aunque de serie parte de llantas de 19”).

La suspensión puede ser neumática, con una altura libre al suelo de 25,4 cm en su posición más alta. En todo caso, Audi ofrece muchas opciones para facilitar un coche a medida de la exigente clientela de este segmento “premium”. Así, este Audi Q8 podrá equipar hasta tres tipos de suspensión; la normal de serie, con muelles y amortiguadores de dureza regulable, luego una primera opción neumática con control de amortiguación, que permite ajustes más confortables o deportivos, además de variar la altura de la carrocería en hasta 9 cm, y finalmente una tercera suspensión neumática que incorpora eje trasero direccional (que hasta 60 km/h hace girar hasta 5º las ruedas posteriores en sentido contrario a las delanteras, y por encima de esa velocidad, en el mismo sentido que las delanteras, aportando mayor aplomo y estabilidad).

Es el mismo eje direccional ya conocido en los A7 y A8, y se trata de aprovechar todas las posibilidades que permite su plataforma común con todos los grandes SUV del Grupo Volkswagen, compartida no sólo con su hermano el Q7, sino también con los Porsche Cayenne, Lamborghini Urus y el Volkswagen Touareg.

 

Audi Q8: Interior espacioso y vanguardista

En el interior, domina la digitalización y el minimalismo, mantiene sus amplias 5 plazas con reglaje longitudinal de 10 cm la banqueta trasera -en opción- y un maletero de 605 litros de capacidad. El salpicadero luce un panel negro y limpio, sin botones de extremo a extremo, en el que al arrancar aparece el cuadro de instrumentos digital (el Audi Virtual Cockpit de 12,3”) tras el volante y dos grandes pantallas táctiles de alta resolución en la consola central, una superior de 10,1” (25,6 cm) y otra inferior de 8,6” (21,8 cm).

La primera controla todas las funciones del sistema MMI mientras que desde la de abajo se ajusta la climatización y las distintas opciones de confort y reglaje de asientos. Además, en esta última se pueden introducir textos, bien con un teclado virtual o mediante escritura manual. En el cuadro se pueden configurar tres tipos de visualización (con uno deportivo, el Virtual Cockpit Plus) y en opción se puede disponer también de “head up display”. La conducción semiautónoma tampoco ha sido descuidada ya que aunque exige no desentendernos de la carretera, descarga en el coche la tarea de manejar pedales y dirección, manteniendo el ritmo de la circulación bajo tráfico intenso. En total, este nuevo Q8 ofrece 39 sistemas de asistencia agrupados en cuatro paquetes diferentes.

El sistema MMI es el mismo del A8, y su manejo bastante intuitivo, imitando el de un “smartphone”, de forma que se pueden mover las aplicaciones en la pantalla y situarlas en el lugar preferido o ampliar la imagen con los dedos. Si se marca una función se escucha, se oye un clic de confirmación, y el control de funciones se puede hacer también por voz, de forma sencilla sin emplear palabras predeterminadas ni exigir una pronunciación forzada. Además, el sistema recuerda las selecciones escogidas y puede actuar de forma predictiva, sugiriendo opciones que ya ha detectado que nos interesan. Y en marcha, cuenta con un procesador (zFAS) que monitoriza el entorno del vehículo y controla todos los sistemas para que trabajen de forma coordinada, a través de 5 sensores de radar, 5 cámaras, 12 sensores de ultrasonidos y un escáner láser.

En opción, y a partir de 2019, este Audi Q8 también podrá tener un asistente de aparcamiento remoto (remote garage parking) para meter y sacar el coche en una plaza de aparcamiento desde fuera del mismo, mediante una App en el teléfono móvil (y dotado además de una función con asistente de protección de llantas, en la que en la pantalla superior se ve la perspectiva del coche en tres dimensiones, permitiendo alejar o acercar más las ruedas al bordillo).

Esta dependencia del teléfono móvil parece ser un rasgo dominante del Q8, ampliada con la llave opcional Audi Connect Key, que a través del móvil, no sólo permite el acceso digital al coche sino controlar varias funciones del mismo. Esta llave virtual en el móvil permite almacenar unos 400 parámetros de configuración personal en el perfil de usuario, que quedan vinculados a nuestro teléfono. Así, cuando nos dispongamos a conducir otro Audi de similar generación, con sus mismas funciones avanzadas, el vehículo reconocerá inmediatamente el perfil al conectarse el móvil y ajustará esos parámetros configurados previamente al nuevo usuario.

Audi Q8: motorizaciones hibridadas

Inicialmente se ofrece con un único motor turbodiésel, el 3.0 de 6 cilindros con 286 CV y un par máximo de 61,2 mkg, unido a una caja de cambios Tiptronic de 8 relaciones. Pero además se complementa con una hibridación ligera a 48 voltios (“mild hybrid”) con una capacidad de 10 A/h, dotada de una batería auxiliar de ion-litio y también recargable en frenadas y retención. Con este equipo se facilita mucho el “stop & start” en tráfico urbano (entra a 22 km/h) y la navegación “a vela” (rodaje por inercia) en carretera, pudiendo lograr ahorros de consumo de hasta 0,7 l/100 km. Además de este 3.0 turbodiésel (50 TDI) se ofrecerá en breve otro 6 cilindros en gasolina con 340 CV (55 TFSI) y más adelante un diésel de 6 cilindros (45 TDI) con 231 CV; pero eso será ya al año que viene y todos llevarán la tecnología Mild-Hybrid (MHEV).

La tracción total quattro es de serie, con un diferencial central mecánico que reparte la potencia entre ambos ejes, bajo un reparto normal del 40% del par motriz al eje delantero y el 60% al trasero. Cuenta con siete modos de conducción seleccionables a través del Audi Drive Select, con uno específico para todoterreno con control de descenso de pendientes.

En definitiva, un escaparate tecnológico donde además de ayudas a la conducción ya conocidas, incluye cámaras de visión periférica, equipo hi-fi (Bang & Olufsen), conexión Wi-Fi o la posibilidad de acceder al coche y arrancar el motor mediante el teléfono, encontramos otras como el aparcamiento remoto con el móvil desde fuera del vehículo, la ayuda para maniobrar con un remolque, el asistente de visión nocturna o el de eficiencia, que analiza la ruta a seguir y nos aconseja el tipo de conducción a realizar para obtener el menor consumo. Y todo bajo un diseño impactante y poderoso, como corresponde al SUV insignia de la marca de los 4 aros..

Galeria de fotos

foto: 01 Audi Q8 2018.jpgfoto: 02 Audi Q8 2018.jpgfoto: 03 Audi Q8 2018.jpgfoto: 05 Audi Q8 2018.jpgfoto: 06 Audi Q8 2018.jpgfoto: 06b Audi Q8 2018.jpgfoto: 07 Audi Q8 2018.jpgfoto: 08 Audi Q8 2018.jpgfoto: 09 Audi Q8 2018.jpgfoto: 10 Audi Q8 2018.jpgfoto: 11 Audi Q8 2018.jpgfoto: 12 Audi Q8 2018.jpgfoto: 13 Audi Q8 2018.jpgfoto: 14 Audi Q8 2018.jpgfoto: 15 Audi Q8 2018.jpgfoto: 16 Audi Q8 2018.jpgfoto: 17 Audi Q8 2018.jpgfoto: 18 Audi Q8 2018.jpgfoto: 19 Audi Q8 2018.jpgfoto: 22 Audi Q8 2018.jpgfoto: 23 Audi Q8 2018.jpgfoto: 24 Audi Q8 2018.jpgfoto: 25 Audi Q8 2018.jpg
Audi
Audi

Tno. 93 402 89 67
Garantía: 2 años sin límit