Porsche 911 Targa (992) 2020

19 mayo, 2020
G. ROMERO-REQUEJO M.
Nueva generación a la vista

El fabricante de Stuttgart especializado en deportivos acaba de mostrar la octava generación de su icónico Porsche 911 Targa, que este verano de 2020 completará a las carrocerías Coupé y Cabriolet con código interno 992.

Desde su primera generación, el Porsche 911 contó con esta emblemática carrocería Targa de techo desmontable, estrenándola en 1965 y acompañando generación tras generación al mítico deportivo alemán. El modelo se vendía como un descapotable seguro al contar con barra antivuelco incorporada, seña de identidad del 911 Targa, combinando las ventajas de la conducción a techo abierto con la seguridad y comodidad de una carrocería coupé.

Al igual que en el primer Targa de 1965, el 992 Targa conserva su típica barra antivuelco ancha que se integra en la carrocería a modo de pilares centrales, así como una sección de techo desplazable y una luna trasera envolvente tipo cúpula. Lo que define a esta carrocería de 4,52 m tan especial en esta nueva generación es sin duda su innovador techo de apertura y cierre totalmente automático, completando la operación en 19 segundos. El nuevo diseño del 911 Targa de 2020 incorpora los elementos de diseño de la última generación (992), como son los pasos de rueda delanteros agrandados, capó rebajado (recuerda al de las primeras series del 911), alerón más ancho de extensión variable en la zaga, así como por una hilera de luces tipo LED integradas entre los pilotos traseros. Toda la carrocería está hecha de aluminio exceptuando los paneles de las secciones frontal y trasera.

Interior setentero

En el interior encontramos el mismo diseño limpio de salpicadero de los modelos 911 Carrera y Cabrio inspirado en los 911 de los años 70, con el cuadro de instrumentos integrado y en el que predominan las líneas rectas. Junto al cuentarrevoluciones central, se encuentran dos pantallas digitales de información sin marco que se pueden configurar al gusto del conductor.

Por debajo de la pantalla central de 10,9″ del Porsche Communication Management (PCM), se sitúa un pequeño panel con 5 botones que da acceso directo a las funciones más importantes del vehículo. Este sistema de comunicación digital es de serie e incluye la navegación online basada en los datos de la nube, así como el sistema Connect Plus.

Esta versión de carrocería cuenta con una capacidad de 132 litros de maletero delantero, aunque se puede ampliar con otros 163 litros adicionales tras los asientos delanteros.

Motorizaciones potenciadas

Esta tercera carrocería del nuevo Porsche 911 (992) llega con las versiones de tracción total 911 Targa 4 y 911 Targa 4S, ambas propulsadas por un motor 6 cilindros bóxer de 3.0 litros que, ayudados de dos turbocompresores, alcanzan ahora los 385 y 450 CV de potencia respectivamente (15 y 30 CV más que la generación anterior), ambos a 6.500 rpm.

Las altas prestaciones del modelo le llevan a lograr una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 4,4 y 3,8 segundos respectivamente, pudiendo rebajar 0,2 segundos en combinación con el paquete opcional Sport Chrono (con selector de modo y Porsche Track Precision App, con visualización de la temperatura de los neumáticos), una y 4 décimas más rápido que el modelo anterior. En cuanto a la velocidad máxima, el 911 Targa 4 alcanza los 289 km/h (2 km/h más que antes), mientras que el Targa 4S llega a 304 km/h (3 km/h más que antes).

Ambas mecánicas están asociadas a la transmisión de doble embrague PDK de 8 velocidades, equipando de serie la evolucionada tracción integral Porsche Traction Management (PTM) que reparte fielmente a las cuatro ruedas el elevado par máximo de 45,9 mkg entre 1.950-5.000 rpm y 54,1 mkg entre 2.300-5.000 rpm para cada variante. Opcionalmente (sin cargo), el más potente 911 Targa 4S se puede solicitar con la caja manual de 7 marchas de nuevo desarrollo, con la que además se incluye el paquete Sport Chrono.

Los consumos homologados en el nuevo ciclo WLTP parten de un consumo combinado de combustible de 9,8 l/100 km (223 g/km de CO2 ) en el 911 Targa 4, mientras que el 911 Targa 4S lo hace entre 9,9 y 10,3 l/100 km (227-235 g/km de CO2).

Chasis y tracción integral mejorados

Esta nueva generación Targa con tracción integral presenta un rendimiento mejorado, sobre todo en el desarrollo de la transmisión sobre el eje delantero. El embrague y el diferencial tienen refrigeración líquida, y los discos de dicho embrague se han visto reforzados para lograr una mayor capacidad de carga. El aumento de par sobre el embrague mejora la propulsión extra sobre el tren delantero y su tracción mejora gracias al Porsche Traction Management, en cualquier condición de la carretera.

Por otra parte, el sistema electrónico de amortiguación variable (Porsche Active Suspension Management), ajusta de forma automática las características de la amortiguación, teniendo en cuenta el confort y el comportamiento, y dispone de dos posiciones (Normal y Sport). El Porsche Torque Vectoring Plus que incluye un diferencial autoblocante electrónico trasero para distribuir el par, se añade como equipo de serie del Targa 4S (opcional en el Targa 4). Además, el Porsche 911 Targa trae de serie el modo Porsche Wet, que al detectar agua sobre la carretera activa una señal en el interior para recomendar el modo Wet, que adapta la respuesta del vehículo a las condiciones del asfalto, garantizando la máxima estabilidad de marcha.

En cuanto a medidas de neumáticos, el Porsche 911 Targa 4 monta en el eje delantero gomas de 235/40 ZR sobre llantas de aleación de 19″, mientras que para el trasero emplea dimensionadas llantas de 20″ con medidas de 295/35 ZR. En cuanto a la versión más potente Targa 4S, monta llanta de 20 pulgadas con neumáticos 245/35 ZR delante y 305/30 ZR en llanta de 21″ detrás. Bajo las llantas del Targa 4 se esconden cuatro discos de freno de 330 mm con pinzas monobloque fijas en color negro de 4 pistones, subiendo a discos de 350 mm con pinzas de freno rojas en el Targa 4S, con 6 pistones delante y 4 detrás.

En opción están disponibles los frenos cerámicos con discos ventilados internamente y perforados de 410 mm de diámetro en el eje delantero y 390 mm en el trasero (con pinzas de freno fijas de aluminio monobloque de color amarillo de 6 y 4 pistones respectivamente).

Ya a la venta, los nuevos Porsche 911 Targa llegarán al mercado español en agosto de 2020, con precios finales de 147.608 euros para el Targa 4 y de 165.255 euros el Targa 4S, si bien en junio tiene prevista la llegada de una edición especial del modelo con mayores posibilidades de personalización tecnológica.

Entre las opciones más sofisticadas se encuentran el sistema de elevación del eje delantero, el control dinámico de la suspensión Porsche Dynamic Chassis Control Sport (PDCC Sport) o el eje trasero direccional. También está disponible por primera vez en ambas versiones el Porsche InnoDrive (integra el control de crucero adaptativo) y la función mejorada Smartlift (la altura libre al suelo se puede programar por GPS para elevar el frontal en determinadas zonas de uso frecuente).

Galeria de fotos

foto: Porsche 911 Targa_01.jpgfoto: Porsche 911 Targa_02.jpgfoto: Porsche 911 Targa_03.jpgfoto: Porsche 911 Targa_04.jpgfoto: Porsche 911 Targa_05.jpgfoto: Porsche 911 Targa_06.jpgfoto: Porsche 911 Targa_07.jpgfoto: Porsche 911 Targa_08.jpgfoto: Porsche 911 Targa_09.jpgfoto: Porsche 911 Targa_10.jpgfoto: Porsche 911 Targa_12.jpgfoto: Porsche 911 Targa_13.jpgfoto: Porsche 911 Targa_14.jpg
Porsche
Porsche

Tno. 91 203 56 00
Garantía: 2 años sin límit