Opel Ampera-e

3 mayo, 2017
MARIANO NIETO

Con sobrada autonomía

Opel presenta el Ampera-e, su primer vehículo eléctrico con autonomía de hasta 520 km (NEDC), que puede inclinar la balanza hacia la electromovilidad a ciertos compradores tradicionales de automóviles y una alternativa real para casi el 90% de los conductores que se mueven cada día entre el hogar y el trabajo, A España no llegará hasta 2018.

Está claro que el éxito de los vehículos propulsados enteramente por electricidad, pasa por ofrecer una autonomía comparable a la ofrecida por los motores térmicos a gasolina, gasoil o híbridos. Poco a poco veremos aparecer en el mercado modelos que empiezan a incluir baterías de mayor capacidad y por tanto, capaces de ofrecer autonomías suficientes para recorrer largas distancias, antes impensables para este tipo de coches de cero emisiones. En el caso del nuevo Ampera-e, sin duda va a ser el primero en considerarse como una alternativa polivalente accesible en el panorama eléctrico actual (si descartamos a Tesla, claro, que aunque ofrece autonomías similares se enmarca en el segmento premium y es mucho más caro), al disponer de una batería de ion-litio de 60 kWh.

Interpretando las autonomías.- Bien es cierto que ofrecer más de 520 km medidos en el Nuevo Ciclo Europeo de Conducción (NEDC) solo enchufándolo para cargar la batería, y sin la conocida autonomía extendida del antiguo Opel Ampera (a partir de un motor térmico empleado como generador), pasa por realizar una parte de los recorridos por la ciudad, donde el sistema optimiza al máximo la recuperación de la energía a través del sistema de frenado y el freno motor. Sin embargo, esta autonomía es al menos 100 km adicional al que ofrece su rival de segmento más cercano, el Renault Zoe Z.E. 40 con 300 km reales de autonomía en carretera. Aunque el ciclo NEDC es importante para comparar, en el mundo real influyen en la autonomía factores como las características de la calzada, las condiciones meteorológicas, el estilo de conducción o la carga adicional.

Por eso, Opel también realiza pruebas con el Ampera-e similares al perfil de velocidades definido en el ciclo de conducción WLTP [Procedimiento de pruebas de vehículos ligeros coordinados a nivel mundial]. En el WLTP, los resultados se acercan más al comportamiento real de conducción, y basándose en estas pruebas, los ingenieros estiman que la autonomía en ciclo WLTP combinado es superior a los 380 km. Naturalmente, en el uso cotidiano la autonomía variará y dependerá de los hábitos de conducción y de otros factores externos. Y cuando los clientes necesiten recargar, pueden recargar casi 150 kilómetros de autonomía en tan sólo 30 minutos en una estación pública de carga (de acuerdo a la normativa NEDC en una estación de carga rápida de 50 kWh). Normalmente, el Ampera-e se recarga entre 2,3 y 7,4 horas, dependiendo del punto de recarga.

El enfoque en la eficiencia.y el rendimiento del Ampera-e también ha sido en su diseño y concepto: compacto por fuera y más espacioso que el Opel Astra. Con el paquete de baterías montado bajo el suelo, los asientos quedan en posiciones más altas y crean una “sensación de SUV”, además de optimizar el espacio que conforma el habitáculo.

Para recargar, frenar con el acelerador.- Como buen eléctrico, el Ampera-e permite circular de forma relajada y prácticamente sin ruido a velocidad de crucero, siendo posible recargar las baterías en la posición normal “Drive” al levantar el pie del acelerador en retenciones, recobrando energía a través del motor eléctrico que funciona como generador. El efecto de freno motor se incrementa cuando el conductor selecciona la posición “Low”, aumentando así también la recuperación de energía. Además, el conductor puede seleccionar la posición “Regen on Demand” para obtener la máxima recuperación de energía a través de un mando detrás del volante. El par de retención es tan alto en los modos “Low” y “Regen on Demand” que no hace falta pisar el pedal del freno para detener completamente el vehículo en tráfico normal. De esta forma, el Ampera-e se puede controlar con seguridad a través del acelerador (conducción con un solo pedal). Obviamente el pedal de freno habrá de utilizarse en caso de emergencia, no obstante, las simulaciones iniciales con el vehículo muestran que el conductor puede incrementar la autonomía en hasta un 5% haciendo uso de este modo de conducción, obteniendo la máxima recuperación en tráfico urbano.

La potencia que desarrolla el motor eléctrico es de 204 CV (150 kW), con un par máximo de 360 Nm, con lo que las salidas de los semáforos y las incorporaciones en autopista se realizan de forma muy dinámica. El Ampera-e acelera de 0 a 50 km/h en sólo 3,2 segundos (7,3 s de 0 a 100 km/h), y recupera de 80 a 120 km/h en 4,5 segundos, lo que resulta especialmente importante en los adelantamientos (cifras preliminares). La velocidad máxima está limitada a 150 km/h con el fin de favorecer la autonomía.

Con 4,16 m de largo, el Ampera-e ofrece espacio para hasta cinco ocupantes y un volumen de maletero de 381 litros. Este generoso espacio se ha logrado gracias a la inteligente colocación de los 10 módulos de baterías debajo del suelo y ajustado al contorno del vehículo, con lo que no se desaprovecha espacio alguno. La batería (LG Chem) consta de 288 células de iones de litio que suman una capacidad de 60 kWh.

Con la batería ubicada, los ingenieros del Ampera-e han desarrollado un nuevo tipo de estructura para la carrocería que protege la batería a la vez que minimiza el peso. Para ello, emplearon varias calidades de aluminio y acero de alta resistencia a fin de reducir la masa sin afectar negativamente a la seguridad o la durabilidad. Alrededor del 81,5% de la estructura de la carrocería del Ampera-e está formada por aceros de alta resistencia o aceros avanzados de alta resistencia. Para reducir aún más el peso, los ingenieros eligieron el aluminio para cerramientos como el capó, las puertas y el portón trasero, ahorrando un 6% adicional de peso en comparación con el uso de acero convencional.

La gran sensación de amplitud se complementa con lo mejor en conectividad digital, gracias al Asistente Personal de Servicio y Conectividad Opel OnStar que se combina con el sistema multimedia exclusivo IntelliLink-e (compatible con Apple CarPlay y Android Auto), lo que permite a los usuarios realizar llamadas, navegar hasta un destino, intercambiar mensajes y escuchar música por Spotify mediante el control con pantalla táctil o el reconocimiento de voz. El Ampera-e también incorpora un nuevo sistema de sonido Bose con siete altavoces de alto rendimiento.

Opel está escalonando el lanzamiento del Ampera-e priorizando los países que ya tienen algún tipo de infraestructura para vehículos eléctricos (fundamental para afrontar viajes de largo recorrido), estando ya a la venta en Noruega (el mercado de vehículos eléctricos más maduro de Europa), mientras que Alemania, Holanda y Suiza le seguirán este año con un precio a partir de 39.950 € en Alemania.

Galeria de fotos

Opel
Opel

Tno. 91 456 92 00
Garantía: 2 años sin límit