María Teresa de Filippis: la primera mujer en la F1

8 marzo, 2021
JORGE FERNÁNDEZ
Al volante de un Maserati

En el Día Internacional de la Mujer, queremos homenajear a María Teresa de Filippis, la primera mujer piloto que corrió un Gran Premio de Fórmula 1.

La historia de María Teresa de Filippis está llena de superación y coraje. Nació en 1926 en Nápoles, y ya estaba corriendo en 1948, con solo 22 años. En su debut profesional quedó primera en los 10 km Salerno Cava de Tirreni, participando en la categoría de 500 cc de turismo.

En los años siguientes subió a la categoría de 750 cc, con varios triunfos durante este tiempo. Los años 1953 y 1954 se puso al volante de un Osca 1100 cc y consiguió el triunfo en las 12 Horas de Pescara, el Trullo d’Oro, el Catania-Etna y en carreras en Caserta y Siracusa.

En 1955 se puso al volante del Maserati 2000 A6GCS, con el que obtuvo un récord que duró tres años en la carrera Catania-Etna. Al final de la temporada acabó segunda en la categoría de 2.000 cc.

La primera piloto en la F1

Fue en el año 1958 cuando hizo historia en la F1 al ser la primera mujer en clasificarse para un GP. Lo hizo con un Maserati 250F privado (el mismo con el que Juan Manuel Fangio logró un año antes el título de pilotos), participando en el GP de Siracusa y clasificándose para el GP de F1 de Bélgica, donde acabó última, aunque fue capaz de acabar la carrera, a diferencia de otros 9 pilotos que tuvieron que abandonar.

Las dos siguientes carreras, en Portugal e Italia, no las pudo terminar por problemas mecánicos, algo común en la época, llegándola incluso a prohibirla competir en el GP de Francia (su primera carrera en la F1) por su condición de mujer, alegando el director de carrera que “el único casco que una mujer debe usar es el de la peluquería”.

juan Manuel Fangio junto a Jean Behra y María Teresa de Filippis

Se retiró en 1959 tras la muerte de un buen amigo suyo, Jean Behra, en la carrera de Avus, Berlín, al volante de un coche con motor Porsche que conducía al no haberse clasificado ella. No era el primer amigo que perdía en las carreras, pero María Teresa de Filippis decidió que era suficiente y acabó retirándose.

Años más tarde, en 1979, se unió al Club Internacional de Antiguos Pilotos de Fórmula 1, donde fue  vicepresidenta en 1997. También fue presidenta del Club Maserati. Esta pionera de la máxima competición automovilística falleció en 2016 a los 89 años de edad, habiendo abierto las puertas a otras mujeres a la máxima competición automovilística como su mayor legado.

Galeria de fotos