Los Jaguar y Land Rover serán eléctricos

17 febrero, 2021
GERARDO ROMERO-REQUEJO M.
El lujo británico será también sostenible

Presentada por el mismísimo CEO de de la compañía británica, Thierry Bolloré, la nueva estrategia mundial Reimagine pasa por vender exclusivamente modelos eléctricos Jaguar en 2025 y Land Rover para 2036.

Avanzado en 2019, el reciente comunicado del reposicionamiento a corto y medio plazo como marcas eléctricas tanto de Jaguar como de Land Rover obedece a un replanteamiento del lujo moderno basado en la sostenibilidad, donde sitúa a las experiencias exclusivas del cliente como foco bajo un alto trasfondo medioambiental con impacto social positivo. Para ello Jaguar y Land Rover (pertenecientes al Grupo Tata), tienen previsto convertirse en una compañía neutral en carbono antes de 2039, comenzando con la reinvención de Jaguar como marca de lujo totalmente eléctrica a partir de 2025, mientras Land Rover lo llevará a cabo a partir de 2024, cuando presente su primer modelo totalmente eléctrico que se sumará a otros cinco modelos más (6 en total) a pilas para 2025.

El Jaguar I-PACE fue el primer SUV eléctrico de la marca 

Para ello la compañía ha destinado un presupuesto anual de unos 2.850 millones de euros para sufragar todas sus inversiones en tecnologías de electrificación y para el desarrollo de servicios conectados que mejoren tanto los desplazamientos como las experiencias de sus propietarios. Antes de 2030 se espera que todas las ventas de Jaguar y el 60% de las de Land Rover sean de modelos libres de emisiones, entre los que también habrá versiones con pila de combustible alimentadas por hidrógeno (se espera que los prototipos estén rodando por las carreteras del Reino unido este mismo año). Además, la compañía tiene previsto expandir en otros mercados su modelo de suscripción flexible PIVOTAL desarrollado por InMotion, visto su crecimiento espectacular (un 750 % en este año fiscal).

Exclusividad, calidad y… electricidad

A partir de 2025, la marca del felino estrenará modelos totalmente eléctricos entre los que no estará su buque insignia, el Jaguar XJ, que finalmente y tras sus pruebas dinámicas de 2020 con tecnología eléctrica, se ha visto afectado por esta compleja reestructuración. Sin embargo, Jaguar asegura que mantendrá el nombre del modelo, si bien aunque su reemplazo no formará parte de la gama a corto plazo, recuperará el modelo como berlina o incluso SUV más a futuro.

Plataforma eléctrica del Jaguar I-Pace

Como ya es común en otras marcas de la competencia, la simplificación del número de plataformas modulares afectará a ambas marcas, reduciéndola a solo dos para Land Rover, que empleará su arquitectura modular longitudinal (MLA) para ofrecer versiones híbridas, además de otra arquitectura modular completamente eléctrica (EMA). Entre 2024 y 2025 presentará 6 coches eléctricos basados en su gama Range Rover, Discovery y Defender, mientras que para 2026 prescindirá de las versiones diésel aunque mantendrá las versiones hibridadas.

Por su parte Jaguar solo fabricará en su planta de Solihull (West Midlands) versiones totalmente eléctricas a partir de su futura plataforma de electrificación avanzada.