LaFerrari Aperta

24 noviembre, 2016
J. ROBREDO

Mil caballos a cielo abierto

Tras el misterio inicial sobre la denominación final de la versión descapotable del modelo estrella de la marca del «cavallino», finalmente se le reconocerá como LaFerrari Aperta.

Lo vimos en el Salón del Automóvil en París, pero quizá lo más sorprendente de este modelo sea que sus 200 unidades previstas, como edición limitada que es, estén ya todas vendidas, y su presencia exterior se reduce a las acciones de promoción publicitaria y de marketing de los nueve ejemplares “extra” construidos a este fin.

03-ferrari-laferrari-cabrio-400

No es una cifra muy alta (del LaFerrari “berlinetta” se han producido 499) pero suficiente para lograr una destacada presencia internacional, teniendo en cuenta además los desafíos técnicos que planteaba esta versión. De hecho, los ingenieros de Maranello se han esforzado en lograr las mismas prestaciones del LaFerrari cerrado, para lo que han tenido que reforzar el monocasco de fibra de carbono hasta conseguir la misma rigidez torsional de la versión cerrada, al tiempo que han trabajado a fondo su aerodinámica para que la ausencia de techo no perjudicara ni sus prestaciones ni su comportamiento. Y todo con un mínimo aumento de peso, de sólo 50 kg más que elevan su peso total en vacío a 1.420 kg.

Las variaciones respecto al modelo cerrado son mínimas, dado que lo que se abre de este roadster es sólo un techo muy pequeño, dividido en dos piezas de fibra de carbono que se pueden retirar manualmente y guardar bajo el capó delantero (aunque también lleva una minicapota textil enrollable). Las puertas son ahora distintas, aunque con el mismo tipo de apertura (mezcla de lateral y vertical en élitros) y casi el mismo ángulo (ligeramente modificado por razones de seguridad), y detrás se ha integrado un pequeño deflector para generar una mínima turbulencia final, similar a la de cualquier otro roadster de la marca.

También cambia un poco el parabrisas y los pasos de rueda, con modificaciones estudiadas para una mejor canalización dinámica del aire. La mecánica no sufre variaciones, es la misma del LaFerrari. O sea el motor atmosférico de 12 cilindros en V y 6.262 cc, que rinde 800 CV a 9.250 rpm y un par máximo de 71,4 mkg a 6.750 rpm (un régimen que supera el de la potencia máxima de la mayoría de los motores de gasolina), todos transmitidos al eje trasero a través de un cambio automatizado de doble embrague y 7 relaciones (7 DCT).

04-ferrari-laferrari-cabrio-400

Y como en el modelo cerrado, a esta potencia térmica se suman los 120 kW (163 CV) del sistema híbrido Hy-KERS, con su motor eléctrico alimentado por un grupo de 8 módulos de baterías de sólo 60 kg de peso, que se recargan tanto a la frenada y retención como desde un enchufe. Con cerca de 20 mkg de par extra, este motor (que además actúa como motor de arranque del V12) permite un conjunto motriz total de 963 CV y 92 mkg, cifra fabulosa para su peso, que le permite las mismas prestaciones del LaFerrari cerrado, esto es más de 350 km/h de velocidad punta con una impresionante aceleración no sólo de 0 a 100 km/h (menos de 3 segundos), sino hasta 200 km/h (menos de 7 segundos) e incluso 300 km/h (15 segundos)… De este modo, LaFerrari Aperta se convierte en el descapotable más rápido y potente jamás fabricado por Ferrari. Del mismo modo, ante tal nivel de prestaciones, los frenos deben ser también muy especiales, con discos carbocerámicos desarrollados por Brembo con un diámetro de casi 40 cm (398 mm) delante y 38 cm detrás, mientras que las suspensiones son las mismas del LaFerrari berlinetta, con doble amortiguación en el eje delantero y de ajuste variable en el trasero.

Cuesta llamar híbrido a un coche como éste, pero con sus 163 CV eléctricos, con recarga dinámica y además enchufable, el LaFerrari lo es de pleno derecho, aunque en su caso la ayuda eléctrica busque más mejorar prestaciones que disminuir emisiones (calculadas en 340 grs/km de CO2, lo que vendría a equivaler a un consumo medio de 15 lts/100 km, aunque Ferrari no da cifras de consumo). En todo, con 800 CV y un “Kers” de más de 160 CV para apenas 1.400 kg de peso total, este LaFerrari Aperta es lo más parecido que existe a un Fórmula 1 de calle.

Nacido como el primero de los Ferrari que celebrarán el 70 aniversario de la marca (que Ferrari conmemorará con 350 unidades especiales, o sea que aún quedan centenar y medio para otras versiones en otros modelos), este LaFerrari Aperta comparte su electrónica motriz y dinámica con su hermano cerrado, y como éste, con la de los coches desarrollados para la Fórmula 1, con una serie de sistemas electrónicos que gestionan las distintas funciones del vehículo según velocidad y trazado, ajustando igualmente su aerodinámica. Toda una redefinición del concepto de superdeportivo a la altura del siglo XXI.

Galeria de fotos

Ferrari
Ferrari

Tno. 91 411 34 80
Garantía: 2 años sin límit