La invasión de los coches “kilómetro cero”

28 agosto, 2018
G, ROMERO-REQUEJO
Automatriculaciones elevadas por la WLTP

La espectacular cifra de ventas de automóviles registrada en el pasado mes de julio (131.886 unidades), un 19,3 por ciento más que en el mismo mes de 2017, no es muy normal que digamos pero tiene su explicación: se debe a las llamadas automatriculaciones, es decir, las ventas que los propios concesionarios de las marcas se hacen a sí mismos, para luego venderlas como “kilómetro cero” a un precio sensiblemente más barato a un particular, como si se tratara de un coche de segunda mano. De hecho son considerados como coches de segunda mano aunque no tengan kilómetros.

Estás automatriculaciones a las que recurren habitualmente en los concesionarios para no perder las primas y bonificaciones que les dan sus marcas por cumplir con los objetivos de venta, se están multiplicando, al forzarles las propias marcas a ello debido a la entrada en vigor el próximo día 1 de septiembre en todos los países de la Unión Europea del nuevo sistema de homologación de emisiones para los coches, conocido como WLTP (Worldwide Light-duty vehicle Test Procedure). Y coche nuevo que no se homologue con lo establecido en dicha normativa no puede venderse en la Unión Europea, por lo que algunas marcas que se han visto pilladas con estos coches sin vender, los están convirtiendo en “km 0” antes de que se cumpla el plazo establecido para ello.

Volviendo a la cifra de ventas del mes de julio pasado, se estima que las automatriculaciones fueron de unos 15.800 coches, un 12% del total de las ventas, cuando lo normal en nuestro mercado es que se muevan entre el 7 y 9% (cifras que no son para asustarse pues en Alemania no suelen bajar el 30% en cada mes), que luego se venden como “km 0” o se exportan a otros países o se venden a empresas de alquiler que, una vez utilizados durante tres meses, los vuelven a recomprar las marcas para colocarlos en el mercado de segunda mano.


Con todo, estamos en un agosto en el que se van a batir todos los récords de ventas de coches nuevos y también de coches “km 0”, con lo que al haber tantos bajarán aún más los precios de los coches por la ley de la oferta y la demanda, ya de por si depreciados al no haberse vendido antes del 1 de septiembre de 2018. Lógicamente los próximos meses serán un buen momento para comprar, máxime cuando por otro lado los coches nuevos van a subir de precio este septiembre al aplicárseles la nueva normativa de emisiones WLTP que elevará aproximadamente el Impuesto de Matriculación del 70% de los vehículos actuales, cuyo mínimo a pagar es del 4,75%.