La conducción de los “One Pedal” eléctricos

3 septiembre, 2021
J. GETE
Una conducción segura a la que es necesario acostumbrarse

Se trata de una nueva tecnología denominada “One Pedal” o “e-Pedal” que mediante la frenada regenerativa permite detener el vehículo a medida que se va dejando de presionar el pedal del acelerador, convirtiendo así el mismo casi en un único pedal para gestionar el avance y freno en conducción.

Esta tecnología de frenado regenerativo se monta exclusivamente en vehículos electrificados (híbridos o eléctricos), aportando un nuevo sistema de conducción que se basa en la utilización única del acelerador para frenar o acelerar.

Vistas las costumbres arraigadas de conducción puede parecer increíble, ya que hasta ahora todos los vehículos han contado tradicionalmente con dos pedales distintos (freno y acelerador) para realizar cada una de las acciones, y sin embargo no sólo es posible sino que además resulta incluso más beneficioso.

En nuestra opinión conviene siempre contratar el seguro de este tipo de vehículos electrificados con compañías especializadas en seguros para coches eléctricos, ya que estas adaptan las coberturas a todos los aspectos tecnológicos.

¿Cómo Funciona el “One Pedal” ó “e-Pedal”?

Para poder entender cómo funciona el “One Pedal”, se necesita conocer bien la operatividad del “freno regenerativo” que no es otra cosa que un sistema que aprovecha la energía cinética generada en desaceleraciones y frenadas para convertirla en electricidad y recargar la batería del coche.

“One Pedal” da un paso más potente hacia adelante, ya que está preparado para activar el “frenado regenerativo” desde el mismo instante en que detecta que el conductor levanta el pie o presiona en menor medida el acelerador, de manera que cuanto mayor sea la omisión de presión en el pedal del acelerador, mayor es la actuación del freno, llegando a detener el coche por completo en el momento en el que se quita por completo el pie del pedal del acelerador, ya que así se activa su máxima capacidad.

La sensación es de aplicación directa y automática del bien conocido por todos los conductores efecto “freno motor”, pero llevado a un nivel en el que la actuación es muy directa y sin que el conductor tenga que solicitarlo.

Este nuevo sistema de conducción es realmente cómodo en circulación urbana, durante la que se acelera y frena de manera constante, evitando el cambio continuo del pie entre los dos pedales y generando así una mayor comodidad y seguramente más seguridad al no tener que perder tiempos en el cambio de pedal.

Claro que es también importante que los coches del entorno sepan que se está deceleran/frenado al levantar el pie del acelerador, por lo que los vehículos dotados con esta tecnología avisan con las luces traseras de freno para que los coches posteriores sepan que se está produciendo la deceleración.

Es importante remarcar que el equipar el “One Pedal” no significa de ninguna manera que el vehículo carezca del pedal tradicional de freno, aunque su uso queda limitado a intensas frenadas, paradas más agresivas y frenadas de emergencia en su caso.

Evidentemente, el uso mucho más limitado de los frenos tradicionales se convertirá en el tiempo también en una ventaja económica, al reducir claramente su desgaste y, en consecuencia, reducir los costes de mantenimiento del sistema de frenado.

Conducir un vehículo con un solo pedal resulta algo extraño al inicio y, por supuesto requiere algo de tiempo para buena adaptación, ya que al principio acceder al punto óptimo de frenada cuesta un poco hasta que nuestros gestos y costumbres accedan autónomamente a una actuación correcta.

Por supuesto, la gran mayoría de los vehículos que montan esta nueva tecnología, disponen de la posibilidad de desconectarla para poder circular a la manera tradicional con el uso paralelo de los dos pedales como siempre.

Nissan, que es una de las marcas promotoras de este nuevo sistema de frenado en sus vehículos, asegura con los estudios que ha realizado que los conductores que utilizan el sistema en sus desplazamientos diarios reducen la utilización del freno tradicional en un 90%.

La expansión del “One Pedal” entre los nuevos modelos empieza a ser bastante notoria, contando ya en el mercado con el Nissan Leaf, todos los modelos Tesla, el Honda e, el BMW i3, el Mercedes EQC, el Ford Mach-E y los Volkswagen ID.3 e ID.4 (aunque en este caso cuentan con una versión algo distinta de las demás), otros muchos que se van incorporando a esta nueva tendencia, aunque hay algunos coches eléctricos en los que su frenada regenerativa no es suficientemente intensa, por lo que la utilización del pedal del freno sigue siendo indispensable (Ej Mazda MX-30, Lexus UX 300e,…).

De la misma forma que el avance de los coches eléctricos con esta tecnología de “Pedal Único” es imparable, las aseguradoras de coches valoran la potencial seguridad de estos sistemas dentro de sus pólizas específicas para vehículos electrificados, y pensando siempre en un futuro nada lejano ya en la actualidad.

Ventajas e inconvenientes del uso del “pedal único”

De todo lo dicho anteriormente, se deduce que la utilización del “One Pedal” aporta luces y sombras, que podemos resumir como sigue:

VENTAJAS:

o Gran confort, al evitar el juego de pie para acelerar y frenar, lo que permite olvidarse del pedal del freno en el 90% de las ocasiones.

o Desconectable: su desactivación está presente en casi todos los casos, permitiendo una conducción más tradicional con los dos pedales en uso.

o Ayuda a la gestión de la recarga de la batería ya que aporta mayor eficiencia y comodidad al recargar constantemente en su uso.

o Reducción del desgaste de pastillas y discos de freno, con la consiguiente repercusión económica positiva al reducir en gran medida los mantenimientos en taller.

INCONVENIENTES:

o Necesidad de adaptación para evitar que el cuerpo pida la utilización del pedal del freno lo que puede provocar alguna frenada más brusca de lo habitual hasta que el conductor se acostumbra definitivamente.

o Olvido del freno tradicional: una vez que el conductor se acostumbra al pedal único, es posible que tenga reacciones más lentas para frenadas de emergencia, por lo que se aconseja que de vez en cuando se siga utilizando el sistema tradicional para no perder estos reflejos.