Kia Ceed 2018 (Primera prueba)

17 julio, 2018
G. ROMERO-REQUEJO
Tras los pasos del Stinger

Kia renueva a fondo su Ceed en esta su tercera generación, que llegará al mercado a partir de septiembre como berlina 5 puertas, sumando en octubre la versión familiar SportsWagon. Esta vez no habrá versión tres puertas, pero sí dos nuevas carrocerías más: un familiar deportivo tipo “Shooting Brake” emulando a Mercedes, e inspirada en el Kia Cee’d Concept que se desvelará a final de año como modelo 2019, y otra versión más en ese mismo año, aún secreta, que bien podría ser un coupé que sustituiría al anterior pro-ceed.

El éxito del Kia Ceed es el éxito de un turismo compacto coreano concebido, diseñado y pensado para el mercado europeo y apoyado en la seguridad que dan 7 años de garantía. Tan europeo como cualquiera de sus rivales de la marcas del viejo continente que dominan el segmentos C, el nuevo Kia Ceed ha sido desarrollado como sus anteriores hermanos en el centro de I+D de Kia en Fráncfort y fabricado en la planta eslovaca de Zilina poniendo el acento en ofrecer un diseño emocional, mucho espacio interior, una gran calidad y una conducción muy refinada.

Kia Ceed 2018: Generoso en espacio y confort

Basado en una plataforma nueva (que Kia denomina K2) mantiene sin embargo su batalla de 2,65 m, ya bastante larga para un compacto de 4,31 m de largo (y 4,60 m el familiar, que mantiene su misma distancia entre ejes aunque gana 10 cm sobre el anterior Sportswagon). Gana sólo 2 cm en anchura y pierde otros dos en altura, variando tan sólo muy ligeramente los voladizos (2 cm menos por delante y 2 cm más por detrás, lo que permite ampliar algo más el maletero, que sube a los 395 litros en la berlina 5 puertas (15 más que antes, con un máximo de 1.291 litros con los asientos abatidos) y llega a los 600 litros en el Sportswagon (72 más que antes), que además incorpora portón trasero automático.

Kia destaca que la nueva plataforma le permite ahora al Ceed una carrocería un 30% más rígida y a la vez 30 kg más ligera, manteniendo los esquemas conocidos de su suspensión independiente (por eje pseudo MacPherson delantero y posterior multibrazo) pero convenientemente modificada con nuevos muelles y amortiguadores con distinto tarado y permiten un mejor control de balanceo (un 40% más duros delante y un 10% menos detrás), con barras estabilizadoras menos rígidas y distinta geometría en las torretas McPherson. El resultado es un comportamiento dinámico impecable con una gran calidad de rodadura y conducción refinada sin que el confort se vea en absoluto afectado al circular por carretera.

Kia Ceed 2018: Una estética más emocional

El nuevo Ceed mantiene la misma armonía de su antecesor, aunque su diseñador, Peter Schreyer (presidente de la compañía coreana) le ha añadido mayor emocionalidad en su frontal con algunos rasgos procedentes del nuevo Kia Stinger, como su marcada parrilla, los nuevos paragolpes que también recuerdan al Stinger en sus esquinas, pudiendo llevar faros integrales de diodos, así como pilotos y luz de cruce diurna también de diodos. La matrícula sale del paragolpes para situarse más alta y Kia anuncia una gama de 10 colores de carrocería y trenes rodantes con llantas de 15” (en acero) a 16” y 17” de diámetro (en aleación), según niveles de acabado (y de 18” en opción), con la novedad de poder solicitar en opción la monta de neumáticos Michelin Pilot Sport 4.

En el interior, se mantiene el diseño funcional, sobrio y sencillo, con la zona del salpicadero más enfocada al conductor, pantallas multimedia flotantes y táctiles de 5” y 7” (ú 8” si equipa navegador) compatibles con entornos Android Auto y Apple Car play y los servicios del Kia Connected, y un cuadro clásico de dos esferas principales y muy fácil lectura, que se anuncia totalmente digital a partir de 2019.

Kia Ceed 2018: Salto importante en calidad

Lo que más llama la atención una vez dentro es su apariencia elegante con un notable salto en calidad percibida que se advierte en este nuevo Kia Ceed en cuanto uno se sienta a su volante. Como ya es habitual en Kia, la calidad de materiales en el habitáculo es muy buena, así como el nivel de remates y acabados, sin nada que envidiar a sus competidores europeos tradicionales, con un tacto general de todos sus mandos muy ergonómico, desde los mandos de luces a las levas al volante (de serie para España en las versiones con cambio automático).

Además, estrena algunos nuevos y útiles detalles, como los indicadores del climatizador, que muestran la temperatura. El salpicadero está recubierto por arriba con un plástico blando de tacto mullido, que resulta tan agradable a la vista como al tacto. Las molduras decorativas interiores pueden ir metalizadas o en negro piano, y entre las opciones más interesantes destacan los asientos calefactados (delante y detrás) o ventilados (solo delante), parabrisas o volante también calefactados, el soporte de carga inalámbrica para teléfonos móviles o el equipo de sonido JBL con 7 altavoces y 320 W.

La habitabilidad de la parte trasera es muy buena, con las mejores cotas de espacio para piernas y hombros de su categoría y sin perder en altura (pese a ser un poquito más bajo). El espacio para piernas es muy generoso en las plazas traseras, ahora con más sitio para los pies, y tenemos a mano todos los controles, de tacto suave y agradables.

La nueva dirección que Kia afirma haber mejorado sensiblemente, es una muy grata sorpresa, es más rápida y permite ahora sentir mejor la carretera aportando más información sobre el trabajo de las ruedas, tiene un buen retorno y no peca en absoluto de dura en uso urbano. Y también llama la atención el muy alto nivel de aislamiento logrado en el habitáculo, apreciable desde el mismo momento de arrancar, ya sea en motores de gasolina o diésel.

Kia Ceed 2018: Equipado para convencer

Los niveles de equipamiento son 4 para nuestro mercado (Concept, Drive, Tech y Emotion). El equipamiento general es bastante completo, incluso desde el nivel básico Concept, con luz de cruce diurna por diodos, 6 airbags, control de crucero, cierre centralizado, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, sensor de luces, aire acondicionado, equipo de audio (con pantalla de 5”) y ayudas como el aviso de mantenimiento de carril, advertencia de colisión frontal, luces dinámicas de carretera, el detector de fatiga de conducción o el control de la presión de los neumáticos.

Luego tenemos el nivel medio Drive, que cambia las llantas de chapa de 15” (con neumáticos de 195/65 R15) por las de 16” en aleación (205/55 R16), añade los faros antiniebla con función direccional, los pilotos de diodos, retrovisor interior electrocrómico, cámara de visión trasera, pantalla multimedia de 7”, sensor de lluvia y climatizador bizona automático, entre otras cosas. Y a continuación el medio/alto Tech (el más comercial) con llantas de aleación de 17” (225/45 R17), lunas supertintadas, retrovisores con plegado eléctrico, navegador con pantalla de 8”, sensores de aparcamiento y el cargador inalámbrico para teléfonos móviles.

Finalmente queda el nivel Emotion como alto de gama, con techo panorámico de vidrio, faros de diodos, freno de mano eléctrico, pedalier deportivo, equipo de audio JBL, llave “manos libres” con arranque por botón, asistente de aparcamiento automático, detección de presencia en ángulo muerto y lector de señales de tráfico.

Kia Ceed 2018: Mecánicas para todos los gustos

De momento el nuevo Kia Ceed llegará a España con dos motores turbo de gasolina T-GDi (el 1.0 de 3 cilindros y el 1.4 de 4 cilindros) alimentados por inyección directa, uno con 120 CV (el más comercial sin duda) y el otro como alto de gama con 140 CV; a ellos dos se suma el 1.6 CRDi turbodiesel con 115 y 136 CV, y más adelante el 1.4 MPi atmosférico de gasolina (100 CV) como versión de acceso. Todos con cambio manual de 6 velocidades o automático de 7 (DCT-7) y cumplidores de la nueva normativa de emisiones Euro 6d-TEMP.

En 2019 se espera una variante deportiva GT (que puede ser novedad en el Salón de Paris este octubre) con el motor 1.6 T-GDi y que puede dar paso a un nuevo nivel GT-Line, con una potencia aún por definir pero no inferior a los 180 CV.

El motor más básico 1.4 MPI da 100 CV y un par motor de 13,7 mkg, con distribución variable CVVT e inyección indirecta multipunto. Con la caja de cambios manual de 6 velocidades acelera de 0 a 100 km/h en 12,6 segundos y alcanza los 183 km/h de velocidad máxima, con un consumo homologado de entre 6,2 y 6,4 litros cada 100 km (según tren rodante).
Mucho más interesante es el siguiente escalón, el 1.0 T-GDi de 120 CV, el bloque tricilíndrico con turbo que ofrece un par motor máximo de 17,5 mkg entre 1.500 y 4.000 rpm. Con el mismo cambio manual de 6 marchas, acelera de 0 a 100 km/h en 11,1 segundos y alcanza los 190 km/h, con un consumo de entre 5,5 y 5,6 lts/100 km, incorporando filtro de partículas lo mismo que el 1.4 T-GDi.

Este último, el 1.4 T-GDi se configura de momento como tope de gama, con su bloque de 4 cilindros y turbo, con 140 CV de potencia a 6.000 rpm y un par de 24,7 mkg de 1.500 a 3.200 rpm. Además de la caja manual de serie (0-100 km/h en 8,9 segundos y 210 km/h de punta), esta versión puede equipar el cambio de doble embrague 7-DCT de siete marchas (0-100 km/h en 9,2 segundos y 205 km/h de máxima). Su consumo oficial medio se mueve entre 5,5 y 5,9 lts/100 km.

En diésel la oferta se reduce al 1.6 CRDi, retocado para cumplir la Euro6d y ofrecido en dos niveles de potencia, 115 y 136 CV, éste último con cambio manual o con el automático 7-DCT. Ambos entregan el mismo par (28,5 mkg) con el cambio manual, pero con el cambio 7-DCT éste se ve aumentado a 32,6 mkg, con una aceleración de 0 a 100 km/h entre 9,9 y 10,2 segundos, 210 km/h de velocidad máxima en todos los casos y un consumo oficial entre los 4,2 y 4,3 lts/100 km. Hay que destacar que el cambio 7-DCT viene para España con levas al volante (opcionales en otros mercados), contando con un modo Sport específico de selección que varía la reacción del acelerador y del cambio para ganar en rapidez de respuesta

Al volante, tenemos que admitir que lo primero que se nota es el notable nivel de confort de marcha que se aprecia, en el que también influye su buen aislamiento, con una insonorización muy mejorada (a 120 km/h se oye más el ruido del aire en los retrovisores y el de las ruedas que el del motor). La suspensión presenta un compromiso muy logrado, sin apenas movimientos de caja y absorbiendo la mayoría de las irregularidades del firme.

Me gustó mucho el motor 1-0 T-GDi, silencioso y bien equilibrado y sobrado con sus 120 CV para ofrecer una respuesta dinámica ágil y convincente. Empuja desde bajo régimen (con fuerza desde 1.500 rpm) y supera con agilidad las 5.000 rpm, dejándose sólo oír a partir de las 4.000. Por su parte, el 1.4 de 140 CV (que probamos con el cambio 7-DCT) ofrece una aceleración fulgurante y se destaca claramente del tricilíndrico 1-0, pero la realidad es que éste último resulta más que suficiente para la gran mayoría de los usuarios.

En cuanto al diésel 1.6 CRDi, su mayor par le hace muy cómodo de conducir, tanto en 115 como 136 CV, siendo el más indicado para aquellos que tengan que recorrer muchos km al año. En todos ellos el cambio manual nos pareció rápido y preciso, y el DCT más rápido de respuesta que antes, aunque la mayor mejora la hemos notado sin duda en la dirección, rápida y precisa pese a su gran suavidad de tacto y también en la suspensión, pero de ello ya hemos hablado antes.

Para finalizar, conviene recordar que este Kia Ceed es el primer modelo de la marca coreana en alcanzar el nivel 2 de conducción autónoma, gracias a los asistentes de conducción Lane Following Assist y Smart Cruise Control que, básicamente, son capaces de mantener la velocidad, la distancia con el vehículo precedente y también el propio coche dentro de su carril. Pero merece la pena insistir en que ofrece avances tales como el asistente de aparcamiento semiautomático, el detector de vehículos en el ángulo muerto, el asistente para cambio de luces cortas y largas, la alerta de tráfico cruzado al circular marcha atrás o el control de crucero activo con función de parada y arranque.

Sólo falta por ver para comprobar su nivel de competitividad su tarifa de precios, que Kia anunciará próximamente.

Galeria de fotos

foto: Kia Ceed 2018 primera prueba_01.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_02.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_03.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_04.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_05.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_06.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_07.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_08.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_09.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_10.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_11.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_12.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_13.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_14.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_15.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_16.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_17.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_18.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_19.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_20.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_21.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_22.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_23.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_24.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_25.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_26.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_27.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_28.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_29.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_30.jpgfoto: Kia Ceed 2018 primera prueba_31.jpgfoto: Kia Ceed group shot 4.jpg
Kia
Kia

Tno. 91 579 64 66
Garantía: 7 años o 150.000 km