Jaguar-Land Rover, tocada por el “brexit”

6 septiembre, 2018

El grupo británico Jaguar Land Rover (propiedad de la india Tata desde 2008) ha caído en horas bajas y anuncia un recorte de su capacidad de producción en el Reino Unido y el cese de mil trabajadores temporales, como resultado de su caída de ventas a causa del “brexit”, la entrada en vigor de la normativa WLTP el 1 de septiembre de 2018 y por el descenso de la venta de modelos diésel, hoy penalizados por algunos gobiernos, lo que les está generando un crecimiento de los stocks y aumento de las automatriculaciones (km 0).

La reducción de plantilla se aplica íntegramente sobre la factoría de Solihull, aunque el grupo insiste en su compromiso con sus plantas británicas en las que ha invertido más de 4.000 millones de libras (4.625 millones de euros) desde 2010, si bien fueron invertidos antes de 2017, antes del anuncio de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Jaguar Land Rover vendió en el pasado ejercicio 2017/2018 (cerrado a 31 de marzo) un total de 614.309 vehículos en todo el mundo (+1,7% sobre el anterior), pero ha registrado un descenso de casi el 4% entre enero y marzo del presente 2018. Y ahora, con la nueva normativa europea de contaminación a partir del 1 de septiembre, se vienen encima un montón de problemas para vender sus vehículos.

Se trata de una situación que empieza a ser frecuente en las fábricas de algunos fabricantes europeos, como el ERTE anunciado recientemente por Volkswagen en Navarra ante la falta de motores de la marca homologados bajo el nuevo test WLTP y el aumento de la venta de versiones con motores gasolina.

Jaguar
Jaguar

Tno. 91 578 62 00
Garantía: 3 años sin límit