Hyundai Tucson N Line

1 febrero, 2021
JORGE FERNÁNDEZ
Con ajustes en la suspensión en algunos motores

El exitoso Hyundai Tucson recibe el acabado N Line, con un aspecto más deportivo y ajustes específicos de suspensión, que se pondrá a la venta esta primavera.

Tras los acabados Klass, Maxx, Tecno y Style, la marca coreana introduce su nuevo Tucson el acabado N Line, cuyo exterior refuerza las líneas que reflejan su mayor deportividad, con formas más angulosas. En su impactante frontal, los patrones geométricos denominados “joyas paramétricas” estrenados con el Tucson normal se muestran de una forma más elaborada creando reflejos adicionales en función del ángulo, siendo la parrilla más alta y ancha. Se introduce el logo N Line, mientras que las tomas de aire frontales son también de mayor tamaño que en el Tucson normal.

Los faros delanteros están enmarcados en negro y el cubre cárter es de color plateado. Las carcasas de los retrovisores exteriores son de color Phantom Black, y el spoiler trasero se ha agrandado. En la parte superior del difusor trasero plateado se ha añadido una banda roja y monta una salida de escape doble. Las llantas de 19 pulgadas tienen forma geométrica que continua con el esquema general de diseño.

La carrocería está disponible en siete colores:  Dark Knight, Engine Red, Phantom Black, Polar White, Shimmering Silver, Sunset Red y Shadow Grey, este último exclusivo de este acabado.

En el interior destacan los asientos deportivos N cubiertos de cuero y ante negro con costuras rojas en contraste, así como el volante deportivo específico N. El salpicadero está cubierto de tela gris con detalles rojos. El pomo de la palanca de cambios también tiene diseño N, y el techo es de color negro. También se han modificado los pedales, ahora deportivos y los peldaños de las puertas tienen un acabado metálico.

El nuevo Hyundai Tucson N Line puede pedirse con sistema de suspensión controlada electrónicamente ECS que controla cada rueda de manera independiente, ofreciendo más dinamismo y versatilidad. Este grado de eficiencia añadida es incluso mayor en el Hyundai Tucson N Line, con unos tarados y una configuración que aumentan la deportividad y el control.

Todas las versiones de la gama Hyundai Tucson N Line son híbridas, ya sean enchufables, no enchufables o de tipo «mild hybrid». Está disponible con el motor de gasolina 1.6 T-GDI en tres versiones: «mild hybrid» de 48V y 150 CV, híbrido de 230 CV e híbrido enchufable y 265 CV. La versión diésel utiliza el motor 1.6 CRDi con hibridación ligera de 48V y desarrolla 136 CV.

En cuanto a los sistemas de seguridad, está equipado con los avanzados sistemas de seguridad del nuevo Tucson, además del sistema de climatización Multi-Air Mode, que convierte el habitáculo en lugar más confortable gracias al estratégico sistema de salidas de aire distribuidas por todo el habitáculo. A este efecto también ayudan los asientos calefactados tanto delante como detrás.

El Hyundai Tucson N Line estará a la venta esta primavera, aunque tendremos que esperar a verano si estamos interesados en las variantes híbrida o híbrida enchufable.

Galeria de fotos