Tesla: ¿videojuegos al volante?

21 diciembre, 2021
La polémica está servida

Tesla anuncia que se podrá jugar con videojuegos en sus coches, a través de Tesla Arcade, una nueva aplicación que permite seleccionar varios títulos desde la pantalla multimedia de sus coches eléctricos.

Esto que significa que además de haber videojuegos para múltiples plataformas (PlayStation, Xbox, Nintendo, iOS, Android, Stadia, Apple Arcade…), desde ahora también se incluirá Tesla Arcade. Esto ya lo adelantó Elon Musk hace más de un año cuando afirmó que iba a añadir algunos videojuegos a las pantallas táctiles de sus coches eléctricos, a través de un acuerdo de colaboración con Atari.

A principios de 2021 amplió la oferta y la hizo compatible para jugar con mandos de Xbox y PlayStation vía USB, y poco después con Unity y Unreal Engine de modo que además de poderse controlar con los mandos de Xbox y PlayStation y la pantalla táctil, también se podrían jugar usando el volante del coche y los pedales, siempre a coche parado. Todo pensado para poder distraer al conductor mientras el coche recarga sus baterías. Y luego, en el Salón de Los Ángeles, Musk anunció que los Tesla recibirían en 2021 otros juegos como los ‘Cuphead’, ‘Fallout Shelter’, ‘Sky Force’, ‘Solitario’, y ‘Beach Buggy Racing 2’, un juego de carreras en 3D.

Juegos y películas… ¡también conduciendo!

Asimismo, Elon Musk también adelantó que sus coches incorporarían servicios de vídeo en streaming, con acceso a YouTube y Netflix, para ofrecer videojuegos en la pantalla gigante del salpicadero. Esto ha acabado alarmando a las autoridades de Tráfico norteamericanas (la NHTSA) por el riesgo de aumentar los accidentes por distracción de los conductores, que ha abierto una comisión de investigación sobre el uso y los riesgos potenciales por la facilidad para jugar en la pantalla táctil de los vehículos de la marca, sobre todo tras su ampliación con una actualización del ‘software’ que controla los coches y su sistema de infoentretenimiento.

Tanto los videojuegos como las películas están pensadas, a priori, para ejecutarse a coche parado

Tesla asegura que ha puesto filtros para que solo puedan jugar los acompañantes, pero los conductores también pueden hacerlo durante el viaje y con el coche en movimiento engañando el ordenador de a bordo si se presentan como pasajeros. «Los accidentes por distracciones son una preocupación, particularmente en vehículos equipados con una variedad de tecnologías como pantallas de entretenimiento. Somos conscientes de las preocupaciones de los conductores y estamos discutiendo la función con el fabricante», ha afirmado la NHTSA en un comunicado a la agencia Reuters.

Habrá que ver si la NHTSA exige un sistema más seguro para impedir que el conductor juegue mientras conduce, algo que Tesla sostiene que está en contradicción con la conducción autónoma (que por cierto Mercedes acaba de homologar en el Nivel 3), lo que tampoco es tan evidente en un país en donde muchos de sus Estados permiten conducir hablando por el teléfono móvil sin sistema manos libre. Al fin y al cabo EE.UU. triplica en proporción a su población respecto a España las víctimas por accidentes de tráfico (en la primera mitad de 2020 murieron en los mismos 20.160 personas, 15 veces más que en España), y las distracciones al volante están detrás de gran parte de estos siniestros (se calculan 3.142 en 2019).

Habrá que ver en qué queda la batalla legal americana, aunque desde luego en Europa Elon Musk la tiene perdida, por mucho que presente el uso de videojuegos como una deferencia para los tiempos de espera durante la carga.