Tesla «está que arde…»

10 diciembre, 2019
J. ROBREDO
Incendio de algunas unidades

A las deserciones de su “staff” directivo y sus problemas financieros, Tesla sigue añadiendo el del fuego en sus coches, tras el incendio sufrido por un Model S, que se incendió y explotó de forma espontánea en un aparcamiento subterráneo de un centro comercial en la ciudad china de Shanghai. Y esta vez no fue a consecuencia de un choque, cuando es más probable (dado que el líquido gelificado de las baterías es muy inflamable en contacto con el oxígeno del aire), lo que preocupa más a los ingenieros de Elon Musk.

Desde 2013 los Tesla acumulan 14 casos de incendios (Model 3 incluido), de ellos dos en Europa (Francia y Noruega) en 2016. A este frente se añade el conflicto que tiene Tesla con la cadena de supermercados WalMart, por ignorar “precauciones de seguridad básicas» en la instalación de sus paneles solares. La cadena de supermercados estadounidense ha demandado a Tesla el pago de las reparaciones y la retirada de todos los paneles, tras haberse registrado incendios de los mismos en 7 de sus establecimientos. Tesla está perdiendo cuota de mercado en este sector pese a haber comprado la “start up” Solar City en 2016.

Y por si fuera poco, la empresa alemana de coches de alquiler Nextmove ha cancelado un pedido de 85 unidades del Model 3 por problemas de calidad y servicio postventa tras una primera entrega de 15 unidades. Para compensar estos descréditos, Tesla ha anunciado la integración de la cadena de difusión Netflix en el sistema multimedia de sus coches, de momento sólo en EE.UU. y Canadá, y más adelante quizá también en Europa. Sus usuarios podrán ver las series de películas en la gran pantalla central de los coches, eso sí, siempre que no estén en movimiento (o sea, a coche aparcado).

Tesla
Tesla

Tno.
Garantía: