Proyecto Braketyre: polvo de neumáticos de desecho en pastillas de freno

6 julio, 2020
J. ROBREDO

A principios de 2019, Signus Ecovalor, en colaboración con el Instituto de Cerámica y Vidrio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) inició el proyecto de I+D “Braketyre”, consistente en la aplicación de polvo de caucho procedente de neumáticos de desecho (NFVU, siglas de Neumáticos al Final de su Vida Útil) en las pastillas de freno de vehículos ligeros.

La idea es aprovechar un producto residual, en este caso el polvo de caucho de los neumáticos gastados como material apelmazante en las pastillas de freno (ahora se utiliza caucho virgen), así como en otros elementos aprovechando que con gránulos de 1 mm de grosor y menos, permite su empleo mezclado con materiales compuestos, poliméricos, metálicos y hasta minerales. La granulometría y morfología de sus partículas, junto a su flexibilidad, elasticidad y duración dan un último valor añadido al polvo del caucho usado.

Los materiales de fricción empleados en los frenos de automóvil deben satisfacer una serie de requerimientos (resistencia al desgaste, fuerza estable durante el frenado, no ser ruidosos y evitar la generación de vibraciones). En este sentido las pastillas de freno se componen de muy diversos materiales, de forma que entre todos formen un solo compuesto capaz de satisfacer los requerimientos señalados.

El uso de partículas de caucho ya es común en pastillas de freno, y con el uso de partículas nanométricas se pueden mejorar las propiedades de fricción, disminuyendo el desgaste de la pastilla y variando el coeficiente de fricción de forma constante con la temperatura. Las partículas de caucho dan flexibilidad a la pastilla de freno, evitan que se formen grietas en la resina fenólica tanto durante su proceso industrial como en el uso diario. Por otro lado, y según los grupos funcionales de las moléculas de caucho, la calidad o resistencia a la fricción y desgaste de las pastillas de freno varía.

En resumen, las pastillas de freno se formulan con caucho en su composición para mejorar ciertas propiedades, y como su amplia difusión exige utilizar materiales lo más económicos y ecológicos posible, el uso de partículas de caucho de origen NFVU se convierte en un potencial sustituto al polímero virgen empleado hasta ahora en la fabricación de pastillas de freno, ahorrando recursos naturales.