Peugeot 2008

27 febrero, 2013
JUAN ROBREDO

SUV de ambiciones mundiales
Lo vimos hace seis meses en Pekín en forma de “concept” pero ahora ya es una realidad de calle que se mostrará en el Salón de Ginebra (marzo), con la que Peugeot ofrece su mini SUV compacto 2008 que sustituye al pequeño break 207 SW, sólo con 2 ruedas motrices y se comercializará en junio a partir de 17.500 euros aproximadamente.
La carrocería recuerda en su frontal al 208, con los faros felinos tan gratos a la marca que aquí hacen una especie de pequeño escalón inferior (a la inversa del que hace por arriba el 208, pero parecido, incorporando la luz diurna de cruce por diodos), con la parrilla simétrica trapezoidal, como en el 208, pero cromada. Mide 4,16 m de largo y es 12 cm más alto que el 208, por 1,74 m de ancho. Desarrollado sobre la misma plataforma del 208 y con su misma batalla (2,54 m), presenta un diseño muy logrado en 5 puertas con vocación mundial, ya que se fabricará a la vez en Francia (Mulhouse), Brasil (Porto Real) y China (Wuhan), sólo con 2 ruedas motrices para abaratar su precio.

Su estilo es más masculino que el del 208, pero sin excesos, con una suave línea lateral en cuña que suaviza la unión entre techo y parabrisas, con un doble perfil en U como en el 208 de 3 puertas, dentro de un diseño general más atlético reforzado por el diseño de los pasos de rueda en forma de arco. Como buen “todo camino” presenta una generosa altura libre al suelo (16 cm) con ruedas de 15”, 16” ó 17” de diámetro (calzadas con neumáticos M+S) para afirmar su polivalencia entre tierra y asfalto. Y aunque no dispone de tracción 4×4, monta un diferencial delantero de deslizamiento limitado (DDL) bajo la opción Grip Control (sólo disponible con llantas de 16” y neumáticos 215/60 R16 ó de 17” y 205/50 R17) para mejorar el agarre en condiciones de baja adherencia.
En el techo, el 2008 busca repetir el abombamiento doble y paralelo del coupé RCZ, aunque en realidad tiene poco que ver con él, dado que aquí es más cuadrado y rematado por las barras de techo. Por detrás, el portón lleva ahora una manilla convencional de apertura (antes oculta) y divide los grupos ópticos, facilitando un amplio acceso al maletero, mientras que el deflector posterior de techo integra en su centro la tercera luz de freno, por diodos, como la luz diurna de cruce.
El maletero ofrece un volumen útil de 360 litros ampliable hasta 1.194 mediante el plegado asimétrico (1/3-2/3) de los asientos traseros, que se pliega de forma automática con sólo accionar una palanca situada en el propio respaldo. Con 5 raíles longitudinales sobre su piso para facilitar la manipulación de los bultos, presenta un bajo umbral de carga (60 cm), con 6 ganchos internos de sujeción y dos huecos laterales con una cinta de fijación, red sujetabultos y un hueco auxiliar bajo el piso con otros 22 litros de volumen adicional. Por detrás, los pilotos traseros son similares a los del 208, con forma de “garra” y lámparas de diodos.

Luego, en el interior tenemos un puesto de conducción similar al del 208, con su misma pantalla multifunción flotante y su volante de pequeño diámetro, dispuesto para mirar el cuadro sobre su aro. Los huecos portaobjetos adicionales suman otros 24 litros más de espacio útil. En la consola central está el mando del Grip Control, que actúa sobre el eje motriz delantero con 5 modos de funcionamiento: estándar, para conducción normal sin problemas de adherencia, modo Nieve para rodar bajo este meteoro (que pasa al modo estándar automáticamente al superar los 50 km/h), modo Todo Camino para circular sobre piso aun más deslizante (barro, hierba húmeda, etc) asegurando el arranque y transfiriendo siempre el máximo par posible a la rueda que más se agarre (se mantiene siempre activo por debajo de los 80 km/h) y el modo Arena, que admite el patinado simultáneo de las dos ruedas motrices para avanzar sobre suelo muy blando y evitar el riesgo de quedarse “clavado” sobre arena (hasta 120 km/h, pasando al modo estándar a más velocidad). Finalmente el modo ESP Off desconecta por completo el ESP y el Grip Control (hasta 50 km/h) para que el conductor lo gestione de forma autónoma. Con el Grip Control, el 2008 ofrece una tracción similar a la de un 4×4 sin añadir más peso, que se mantiene en vacío en torno a la tonelada (1.045 kg en la versión más ligera).

En cuanto a motores, este 2008 cuenta con los mismos del 208, incluido el 1.2 de 3 cilindros y 82 CV en gasolina, con inyección indirecta (la inyección directa tardará unos dos años en llegar) ofrecido con y sin “stop/start” de serie (99 y 114 grs/km de CO2 respectivamente), al que se añadirá pronto su versión turbo 1.2 THP y 110 CV (20,9 mkg de par) con “stop/start” y cambio de 5 marchas, y al que más tarde se unirá una versión de 130 CV de este mismo 1.2 THP con cambio manual de 6 relaciones. Luego, con 4 cilindros e inyección indirecta habrá también un 1.6 VTi de 120 CV y 16,3 mkg (sólo con 5 marchas).
En diesel, la oferta se centra en el 1.4 e-HDI de 68 CV con filtro de partículas FAP y cambio manual de 5 marchas, completado con los 1.6 e-HDI (igualmente con FAP) de 92 CV y 23,5 mkg, con “stop/start” de serie y cambio de 6 relaciones (bien manual o bien automatizado), y con la versión de 115 CV (y 27,5 mkg) de este 1.6 e-HDI igualmente con FAP y “stop/start” pero sólo con cambio manual de 6 velocidades (todos turboalimentados y de inyección directa “common rail”).
Con el 2008 Peugeot presenta la tercera declinación del 208 (después de las versiones de 3 y 5 puertas), con el que reemplaza al 207 SW por un SUV, versión más polivalente y lúdica que la berlina y el familiar (SW) que le facilitará reequilibrar sus ventas mundiales, compitiendo con el Nissan Juke, Opel Mokka, Renault Captur…

Versiones del modelo: '2008'

Peugeot
Peugeot

Tno. 91 347 10 00
Garantía: 2 años sin límit