Mercedes GLS 2016

23 noviembre, 2015
G. ROMERO-REQUEJO

Aún más imponente

El gigantesco SUV de la marca alemana, Mercedes GL, adopta nueva denominación añadiendo una S a su denominación, pasando a llamarse GLS, para indicar claramente su pertenencia a la gama suprema de la marca, acompañado de una suave remodelación para acercar su identidad visual a la de sus hermanos. Ya se vende desde 88.950 euros, pero no llegará al mercado hasta marzo de 2016.

Junto un nuevo frontal más en línea con el de los últimos Mercedes, el GLS edición 2016 incorpora algunos detalles diferenciadores, con más cromados (barras de techo, defensas de bajos, perfiles laterales y en portón trasero, taloneras, etc). Sus medidas apenas varían (5,13 m de largo, por 1,93 de ancho y 1,85 de alto, sobre la gran batalla conocida de 3,08 m), un tamaño “XXL” que le permite una enorme habitabilidad para albergar sin problemas 7 adultos.

Aparte de los cambios cosméticos, hay pocas variaciones externas, con algunas ligeras modificaciones en el paragolpes trasero. Igualmente los cambios internos no son de relieve, aunque estrena un nuevo cuadro digital, nueva pantalla multifunción más grande (de 8”, tipo tableta) integrada en el salpicadero, volante de tres radios… El nuevo equipo de infoentretenimiento puede manejarse también por un mando giratorio del Command Online en la consola central.

Quienes busquen un “look” más deportivo siguen teniendo en opción el paquete exterior AMG Line (distintos paragolpes y taloneras, llantas de 21”, etc) o el paquete Night (con diversos detalles en negro). Más adelante habrá un GLS inequívocamente deportivo, el GLS AMG 63, con el motor V8 de 585 CV y esta vez con un auténtico bastidor AMG y no un simple pack estético, aunque incluya asientos deportivos en cuero napa y un cuadro de instrumentación específico (con aspecto de bandera a cuadros) junto a un pedalier de acero inoxidable.

Para cualquier exigencia.- Pero lo que destaca de este mastodóntico “crossover” de lujo, auténtico cruce entre SUV y monovolumen, es su generoso espacio interior, sobre todo en la distancia entre cada fila de asientos o la anchura de cada una a nivel de hombros de sus ocupantes, cotas en las que resulta imbatible, lo mismo que en capacidad del maletero, que arroja 680 litros con todas sus plazas y sube a 2.300 litros con las dos filas traseras de asientos abatidos, con un fondo útil interior de 2,12 m y una carga máxima de 815 kg.

Ofrecido en un nivel estándar de alto equipamiento, el nuevo GLS contará con otro opcional Exclusive con 5 combinaciones internas de tapicería en piel (monocolor y bicolor). Tanto el cambio automático 9G-Tronic como la tracción total 4Matic vienen de serie con todos los motores (salvo el del AMG), con la opción además de reductora, lo mismo que la suspensión neumática AirMatic, de altura variable según el modo elegido o el tipo de terreno: para uso frecuente “off road”, Mercedes ofrece el paquete “Off Road Engineering”, que reúne la citada reductora, bloqueo del diferencial central y altura variable con hasta 30,6 cm de altura libre al suelo y 60 cm de profundidad de vadeo…

La oferta mecánica.- Se compone en exclusiva de motores V6 y V8; la versión de acceso (y la más comercial) corre a cargo del V6 3.0 turbodiesel de 258 CV (GLS 350 d 4Matic) por 88.950 €, que con sus 62,4 mkg de par cuenta con la suficiente fuerza para mover con agilidad un vehículo tan grande. Luego el resto de la oferta son motores de gasolina, empezando por el V6 3.0 biturbo de 333 CV (GLS 400 4Matic) por 93.350 €, con 49 mkg de par máximo desde 1.600 rpm, y continuando por el V8 5.0 biturbo del GLS 500 4Matic (por 115.000 €), con 455 CV (20 CV más que su predecesor) y un par máximo de 71,4 mkg.

Todos son motores turbo de inyección directa con “start & stop” (ECO) de serie, unidos al cambio automático 9G-Tronic de 9 relaciones. Finalmente, la máxima oferta motriz correrá a cargo del GLS AMG 63 4Matic (155.950 €), con su motor V8 5.5 biturbo de 585 CV (28 más que antes) y un par máximo de 77,5 mkg desde sólo 1.750 rpm, que repite el cambio Speedshift MCT 7G-Tronic, de 7 marchas, y que pese a su mayor rendimiento repite su anterior consumo homologado.

En cuanto a ayudas electrónicas a la conducción, encontramos las mismas disponibles en la Clase S, incorporando de serie la llamada de emergencia automática o el Remote Online, que permiten acceder a información del vehículo desde cualquier parte (estado del coche, diagnóstico…), la alerta por fatiga de conducción (Attention Assist), frenada automática urbana anticolisión (Collision Prevention Assist Plus), asistente de viento cruzado (Crosswind), freno Pre-Safe y de emergencia (BAS), tracción integral electrónica 4ETS, ESP con asistente dinámico en curva (con estabilizadoras activas en ambos ejes), control de crucero, asistente de dirección, etc…

Luego en opción quedarán el control de crucero inteligente (Distronic Plus), los asistentes de aviso de presencia en ángulo muerto y de mantenimiento de carril, y los faros integrales de diodos, combinados con el sistema de iluminación variable ILS (Intelligent Light System), además del Magic Vision Control, con un sistema de limpiaparabrisas adaptativo y calefactado para limpiar mejor el parabrisas.

Versiones del modelo: 'Gls'

Galeria de fotos