Mercedes-Benz Vision AVTR

13 enero, 2020
J.C. BERGER
Un “concept” de película

Presentado en el CES de Las Vegas, este espectacular Mercedes-Benz Vision AVTR es un “concept” inspirado en la película “Avatar” de James Cameron, y representa un ejercicio de estilo donde plasmar todo tipo de ideas y tecnologías de futuro, unas reales y otras virtuales, pero siempre con la idea de su posible utilidad en el día de mañana.

El nuevo máximo patrón del grupo Daimler y de Mercedes, el sueco Ola Källenius, fue el encargado de presentar en Las Vegas este Vision AVTR, que definió como un avance de vehículo inteligente “capaz de interactuar de manera estrecha con sus ocupantes y a su vez ser respetuoso con el medio ambiente”. Y a la pregunta de cómo atender el aumento de la demanda de movilidad individual de manera sostenible y compatible con el medio ambiente, Källenius afirmó que la solución no pasa por reducir el número de vehículos, sino por hacerlos mejores, modificando además la relación existente entre el aumento de la producción y el del consumo de recursos naturales, apoyándose en la innovación sostenible y la tecnología.

Según Mercedes, sus diseñadores tomaron como referencia el enfoque de ‘Avatar’ para dar vida a un elemento de diseño bautizado como «One Bow», en el cual se basa este Vision AVTR (siglas de Advanced Vehicle Transformation, pero que también resumen las del nombre del film) con el que se busca ofrecer una sensación orgánica. Su habitáculo es una cápsula con puertas de cristal para 4 ocupantes con asientos que parecen reproducir el vínculo de los habitantes de Avatar con su planeta.

El Mercedes-Benz Vision AVTR es un prototipo de coche, autónomo, eléctrico y de impacto cero, un “concept” extravagante y llamativo pero con tecnologías de futuro muy interesantes, como sus baterías de grafeno y que introdujo por primera vez el superdeportivo español GTA Spano. un material cuyas cualidades casi mágicas al decir de algunos permiten abrigar grandes esperanzas en sus futuras aplicaciones, dado que aún está en los inicios de su desarrollo. Pero en todo caso es una nueva alternativa para los nuevos procesos de electrificación en la automoción, facilitándola reduciendo costes y eliminando sus inconvenientes, siempre bajo la idea futurista de ‘Pandora’, reuniendo en un solo vehículo una combinación de propiedades humanas, cibernéticas y naturales.

Su aspecto es ciertamente futurista, bajo un diseño de lo más espectacular en forma de coupé monovolumen de 4 plazas ultraperfilado, con puertas transparentes de apertura vertical, parabrisas muy inclinado y faros frontales integrados en una fina banda luminosa. A ello se suman unas enormes ruedas que parecen no llevar neumáticos, absorbidos por unas inmensas llantas con radios luminosos, todo fruto de una imaginación digna de los creadores del mundo de Avatar.

Dentro de sus innovaciones futuristas, este Vision AVTR cuenta con 33 «flaps biónicos» en su zaga que deben permitir, según Mercedes, la “comunicación natural” entre el conductor, el coche y el mundo exterior. Por supuesto en el interior no hay ningún volante, ya que el coche se puede conducir desde cualquier asiento, contando además con conducción autónoma.

La tracción está asegurada por 4 motores eléctricos (uno por rueda) con una potencia total conjunta de más de 350 kW (476 CV) alimentados por “baterías orgánicas” de 110 kW/h capaces de recargarse en menos de un cuarto de hora, proporcionando a este Mercedes-Benz Vision AVTR una autonomía de más de 700 km… ¿Realidad o ficción? Dejémoslo en simple posibilidad gracias al grafeno… La distribución de un motor por rueda permite, además de la tracción total, el giro selectivo de las ruedas de cada eje, lo que posibilita eliminar la dirección convencional, reemplazada por el distinto giro de cada rueda facilitando el desplazamiento lateral del Vision AVTR en hasta 30º y en un tiempo mínimo (las ruedas pueden girar no sólo a distinta velocidad, sino hasta en sentidos opuestos, facilitando un giro inmediato de 180º).

Mercedes-Benz Vision AVTR: interior sostenible y altamente tecnológico

Su interior está hecho con materiales sostenibles, como una piel de microfibra (Dinamica) que asegura su sostenibilidad durante todo su proceso productivo, o el piso en madera (una especie de ratán procedente del árbol indonesio Karuun, capaz de crecer en poco tiempo).

El volante se ha sustituido por un elemento circular que sobresale en el centro de la consola. Al colocar la mano encima, el interior del coche cobra vida e identifica al conductor por el latido de su corazón y su respiración. Una vez activado, el vehículo proyecta un menú de acciones sobre la palma de la mano del conductor que puede elegir las diferentes opciones que se le ofrecen y escogerlas a través de gráficos en 3D e imágenes proyectadas en la pantalla curva del salpicadero. Esta “unidad de control” está «vinculada biométricamente al usuario«, por lo que reconoce su pulso cardíaco y su respiración. Los menús proyectados en la palma de la mano se activan y controlan de forma gestual, y su información también está disponible para el resto de los ocupantes, aunque el control de funciones queda limitado a los permisos otorgados por el conductor durante la configuración del coche. Todo ello en aras de esa interacción entre hombre, máquina y naturaleza preconizada por Mercedes.

Sin duda sus soluciones son a menudo simples trucos efectistas en línea con el mundo fantástico de la película, como el diseño de los 33 “flaps biónicos” de la parte trasera del vehículo, reproduciendo las escamas de un reptil, y capaces de comunicarse con el conductor y conectarle con el mundo exterior mediante gestos naturales. Pero también hay elementos reales como la batería de grafeno libre de metales raros, realizada a base de células químicas orgánicas, y que según Mercedes-Benz es la primera batería exenta de recursos fósiles y construida a partir de materiales reciclables utilizada para la tracción automotriz. Con apenas 10 cm de grosor ofrece esas increíbles propiedades (110 kW/h, recargable por inducción en menos de 15 minutos, 700 km de autonomía…) que desde luego son experimentales y de difícil verificación, pero que marcan el camino a seguir en el futuro a través de un proyecto ideal como ejemplo de la capacidad de imaginación y creación de Mercedes, y que abren la puerta a una experimentación más ambiciosa en sus futuros proyectos de electromovilidad.

Galeria de fotos

foto: Mercedes-Benz VISION AVTR avatar_01.jpgfoto: Mercedes-Benz VISION AVTR avatar_02.jpgfoto: Mercedes-Benz VISION AVTR avatar_03.jpgfoto: Mercedes-Benz VISION AVTR avatar_04.jpgfoto: Mercedes-Benz VISION AVTR avatar_05.jpgfoto: Mercedes-Benz VISION AVTR avatar_06.jpgfoto: Mercedes-Benz VISION AVTR avatar_07.jpgfoto: Mercedes-Benz VISION AVTR avatar_08.jpg
Mercedes
Mercedes

Tno. 91 484 60 00
Garantía: 2 años sin límit