MASERATI GRAN TURISMO

26 abril, 2007

EL nuevo «Gran Turismo» es la reinterpretación actual de los clásicos GT burgueses de la marca de Módena (como el legendario 3500 GT), que sin renunciar a una imagen armoniosa y elegante ofrecían prestaciones auténticamente deportivas bajo un formato majestuoso. Ahora, Maserati reinterpreta el concepto bajo un diseño musculoso y deportivo, pero susceptible de un uso cotidiano normal y sobre todo, con la suficiente capacidad como para alojar cuatro personas y, al mismo tiempo, seguir siendo una referencia de comportamiento y prestaciones para el conductor. Su maniobrabilidad y deportividad lo convierten en un punto de referencia dentro de la marca, pero prestando particular atención al confort, a la elección de materiales y a los detalles de acabado.

Maserati_Gran_Turismo_400

Su mecánica es la típica y única de los modelos de la marca en los últimos años –no hay otra—: el 8 cilindros en V de 4.244 cc, que ahora anuncia 405 CV a 7.100 rpm, con un par de casi 47 mkg a 4.750 rpm, del que el 75% está ya disponible desde 2.500 rpm. En realidad es el rendimiento habitual de este motor, que en sus distintas variantes oscila entre 390 y 400 CV. El coche cuenta con un reparto de pesos muy equilibrado (49% delante y 51% detrás) y monta un cambio automático de 6 velocidades autoadaptativo con un sistema de control que ajusta el tipo de cambio al estilo y condiciones de conducción. Sus prestaciones, sin ser apabullantes, están a la altura de lo que debe ser un GT de altos vuelos: 285 km/h de velocidad máxima y 5,2 segundos de 0 a 100 km/h.

Maserati_Gran_Turismo_401

Con 4,88 m de largo por 2,94 m de batalla, el nuevo Gran Turismo presenta un porte suntuoso dentro de su diseño deportivo que representa la tradición del concepto Gran Turismo de Maserati, que data de 1947 cuando la compañía del tridente presentó en el Salón de Ginebra su primer Gran Turismo, el A6, igualmente diseñado por Pininfarina. Sesenta años después la marca vuelve a resucitar la idea bajo el mismo espíritu y estilo vanguardista, tras haber dejado una huella histórica en este segmento de coupés de alta gama con el 3500 GT (1957), del que se fabricaron casi dos millares de unidades durante los siete años en que se mantuvo en producción. Claro que el actual Gran Turismo aspira desde luego a ser un poco menos exclusivo, con un listón inicial que no debe bajar de los tres millares anuales a tenor de las ventas del Quattroporte… (del que por cierto se mostró también en Ginebra su versión automática, con el mismo cambio secuencial del Gran Turismo, ya presentada a primeros de año en el salón de Detroit).

Por dentro, el Maserati Gran Turismo es donde más seduce; tapicería mixta piel/Alcántara, detalles cromados sabiamente escogidos, piel «poltrona Frau»… y hasta un set exclusivo de maletas de piel para aprovechar al máximo su maletero, diseñado por Salvatore Ferragamo. Pero no sólo destaca por su artesanía, sino también por su tecnología (ESP, seis airbags, y hasta faros bi-xenon direccionales).

En suma, un gran coupé de lujo que debe ayudar a la marca de Módena a lograr las 7.000 unidades anuales entre todos sus modelos, su objetivo de ventas para 2007 tras haber logrado superar las 5.700 en 2006.

Maserati
Maserati

Tno. 91 736 45 17
Garantía: 3 años sin límit