Audi urbansphere concept: conducción autónoma nivel 4 y un interior futurista

19 abril, 2022
JORGE FERNÁNDEZ
Estudio tecnológico y de diseño

El Audi urbansphere concept es el último modelo de la serie de Audi sphere, donde cada prototipo es un estudio conceptual que presenta como puede ser la movilidad en el futuro, incluyendo la conducción autónoma y una nueva visión de cómo vivirán los pasajeros cada trayecto en coche.

El primero de la serie fue el Audi skysphere, un concept roadster con distancia entre ejes variable, mientras que el Audi grandsphere concept se trataba de una berlina con la vista puesta en el segmento más Premium.

Este nuevo Audi urbansphere concept destaca por su gran tamaño y amplio interior, mostrando un auténtico crossover que fusiona la carrocería SUV con la de un monovolumen. Se trata del coche concepto más grande que Audi ha construido nunca, con 5,51 m de largo, 2,01 m de ancho, 1,78 m de alto y una distancia entre ejes de 3,40 m. Con este tamaño se puede ofrecer un auténtico salón en el interior, con asientos reclinables y giratorios perfectos para relajarse, disfrutar de algunos de los servicios digitales disponibles, o incluso trabajar.

Los asientos se pueden girar hacia dentro para facilitar la conversación con el otro pasajero, o hacia fuera para buscar más privacidad, con una pantalla situada detrás del reposacabezas aumentando este efecto. La puerta trasera se abre en sentido contrario a la delantera, y al no tener pilar B la superficie acristalada ofrece más visión y luminosidad.

También cuenta con una enorme pantalla OLED que se despliega desde el techo y ocupa todo el ancho del coche, y donde se puede disfrutar de una película o asistir a una videoconferencia. También se han instalado dos pantallas individuales detrás de los asientos delanteros, y los altavoces instalados en los reposacabezas de los asientos permiten reproducir diferente audio, o el mismo audio de la pantalla OLED.

La parte delantera aplica la máxima de “menos es más”, con los mandos y pantallas imprescindibles para la conducción, y nada más. Estos mandos ni siquiera están a la vista si el coche no está encendido, ofreciendo la sensación de estar en una estancia amueblada con mucho gusto, cubierta de materiales sostenibles suaves y que reflejan calidad.

El sistema de propulsión está compuesto por un sistema de baterías de 120 kWh que pueden cargarse del 5 al 80% en solo 25 minutos, con la posibilidad de hacer paradas en estaciones de carga rápida donde, con el mismo tiempo que tardamos en hacer un repostaje de un coche con motor térmico, podemos conseguir unos 300 km adicionales.

Otro de los elementos más destacados es la iluminación exterior, donde amplias superficies cubiertas de LEDs permiten formar diferentes patrones de luz, tanto en lo que sería la parrilla «singleframe» como en la parte trasera. En las fotos se pueden ver algunas de estas posibles combinaciones (hay bastantes más), pudiendo ser utilizadas como intermitentes dinámicos, para reflejar algún problema o cuando se acelera.

 

 

Galeria de fotos