Audi A6 2.0 TDI 177 CV

13 enero, 2012
MARIO CHAVALERA

Dentro de un estilo general muy continuista (no en vano debe serlo cuando los clientes repiten una y otra vez modelo), el nuevo Audi A6 (marzo 2011) mide 4,91 m de largo, es decir, poco más de 1 cm menos que el anterior A6, mientras que aumenta su anchura (de 1,85 a 1,87 m) y la de sus vías (+1,2 cm) y sobre todo, su batalla que crece de 2,84 a 2,91 m. En su nueva configuración se ha trabajado mucho en afinar su aerodinámica (con los bajos del coche totalmente carenados) hasta lograr uno de los mejores valores del segmento (sólo 0,26 de Cx).

En general el coche es más armonioso, al crecer la batalla sin ganar longitud lo que recorta los voladizos, dando la sensación de ser más compacto. Y la carrocería es de estructura mixta (acero de alta resistencia combinado con más de un 20% de aluminio) por lo que su peso es inferior al de su predecesor (1.575 kg en vacío, una muy buena cifra para un coche de su tamaño). Ahora son de aluminio las puertas, tapa del maletero, aletas delanteras, capó motor, travesaño del vano motor, soporte del tablero y bandeja trasera, tabique del maletero, anclajes de parachoques, torretas de la suspensión delantera, brazos de suspensión, etc. En definitiva, más rígido y menos pesado.

Habitabilidad conocida.- Con un habitáculo que convence por calidad de materiales y acabados, salpicadero y consola central bien terminados y de remate una armoniosa combinación de colores, la mayor distancia entre ejes y anchura mejoran la habitabilidad y el confort. Los asientos delanteros son de nuevo diseño y buena sujeción lateral, mientras que las plazas traseras ganan espacio para piernas y altura del techo, pero sólo para dos personas pese a que el coche tenga anchura sobrada para tres, debido al prominente túnel de transmisión central heredado de las versiones “quattro”.

El puesto de conducción no admite crítica, con una acertada ergonomía de mandos e interruptores, y donde el conductor a través del selector MMI y el programa Drive Select puede elegir hasta 4 modos de conducción: a los habituales Confort, Dynamic, Automático y Personalizado, se añade por primera vez uno nuevo “verde” ( Efficiency), que busca la máxima eficiencia y actúa sobre la dirección, gestión del motor, suspensión neumática, caja de cambios y hasta el climatizador, todo para mejorar el consumo.

Por último, el maletero no aumenta su volumen sino que disminuye ligeramente (de 565 a 530 litros), lo que no es muy grave dadas sus formas cúbicas que lo hacen muy aprovechable. Pero teniendo en cuenta que ya no lleva rueda de repuesto (ni siquiera de emergencia) para conformarse con el “kit” antipinchazo, supone un mayor retroceso.

Desde el punto de vista tecnológico, el A6 ofrece un gran número de innovaciones que le sitúan en vanguardia de la automoción; lástima que casi todas sean opcionales, pese a que vale casi 40.000 euros. Nuestra unidad llevaba la opción MMI Touch, un pequeño recuadro situado al lado del MMI en la consola central, (como el que permite mover el cursor de un ordenador portátil y donde se puede escribir con el dedo. También montaba suspensión neumática adaptativa con amortiguadores de ajuste electrónico automático. Esta suspensión, aunque cara, (2.325 €), controla la dureza de forma automática según el tipo de conducción, con la altura al suelo graduable en tres niveles, alto, normal y mínimo, éste ultimo para rebajar el centro de gravedad en autopista, obtener mayor estabilidad y reducir el consumo. Las ruedas con llantas de aleación de 8” x 18” y neumáticos 245/45 R 18 van unidas a esta suspensión neumática, en vez de las 7,5 x 16 con neumáticos 225/60 R 16 originales.

Otra opción interesante (y también cara: 1.715 €) es la proyección de datos en el parabrisas (“Head-up Display”), que muestra la velocidad o las indicaciones del navegador sobre el mismo. Y la lista no se acaba: masaje eléctrico de asientos, faros de diodos (carísimos), asistente de visión nocturna, control de crucero adaptativo (ACC), ayuda de aparcamiento automático… Y de postre el navegador MMI Plus que permite conectarse a Internet (mediante una tarjeta SIM con tarifa plana), y disfrutar de la información de Google Earth.

Equilibrio dinámico.- De toda la gama A6, el 2.0 TDI de 177 CV y tracción delantera es el más modesto y también será con seguridad el más vendido en nuestro mercado. No va en absoluto submotorizado y tiene un comportamiento dinámico impecable sobre cualquier tipo de carretera, con una gran agilidad de marcha gracias a su contenido peso.

Al volante se aprecia la mejora en suavidad y confort y sobre todo la precisión de la dirección, así como la sensación de pisada más firme, debido a su mayor batalla con un sólido apoyo en curvas. Ha mejorado aún más en la supresión de ruidos y vibraciones, y tanto ha mejorado el silencio de marcha que ahora se oye más el ruido de los neumáticos, por culpa también de la excesiva sobremedida montada.

Cuando circulamos con el A6, si no nos fijamos no se percibe la rapidez a la que se rueda, pero cuando llegamos de repente a una serie de curvas enlazadas, la electrónica viene al rescate cuando la física no da más de si, con un nuevo ESP con bloqueo transversal electrónico. El bastidor del A6 está muy cercano al del A7 Sportback, con el que comparte casi todo (al fin y al cabo deriva de él), en nuestro caso con la suspensión neumática adaptativa. El coche vira plano con muy poco balanceo de carrocería y es muy estable a alta velocidad, dentro de un gran confort. Es un coche que invita a viajar, con un rodar suave y preciso, salvo ocasiones en que pierde su eficacia por las irregularidades del firme o por las juntas de dilatación, mostrándose algo duro (también a causa de la llanta 18” con neumático de perfil 45: con llanta 16 y perfil 60 es mucho más cómodo).

Si queremos circular más rápido de lo normal hay que seleccionar el Drive Select con la función Dynamic, donde el coche a través de la electrónica aumenta sus prestaciones. Si por el contrario queremos una conducción eficiente de bajo consumo debemos elegir el modo Efficiency, para rebajar el coste por km mejor de como lo haría el conductor más experto pero sin tener que modificar nuestro modo de conducción.
Los frenos, con unos generosos discos de 32 cm de diámetro delante y 30 detrás, permiten una detención progresiva y eficaz, sin síntomas de fatiga.

Mecánica brillante.- El motor 2.0 TDI de 177 CV no ofrece prestaciones espectaculares, pero sí un gran rendimiento para tratarse de un 2 litros diesel. Se ha modificado su gestión electrónica e instalado un turbocompresor más grande, lo que ha subido su potencia de 170 a 177 CV, aumentando a su vez el par máximo de 35,7 a 38,7 mkg de 1.750 a 2.500 rpm. Con todo ello su respuesta es más inmediata, sube de revoluciones con rapidez y muestra una elasticidad excelente.

Versiones del modelo: 'A6'

Audi
Audi

Tno. 93 402 89 67
Garantía: 2 años sin límit