¿A QUE VELOCIDAD SALTAN AHORA LOS RADARES

3 mayo, 2011

Despúes de la estúpida reducción del límite de velocidad en autovía de 120 a 110 km/h, me pregunto a partir de qué velocidad real nos denuncian por exceso. Porque antes sabíamos que el límite práctico estaba en 140 km/h, que era la velocidad normal de casi todos en autopista/ autovía. Y ahora con el límite a 110, supongo que lo habrán bajado, pero no sé a cuánto. Yo hago todos los días el mismo trayecto por la A6 Villalba-Madrid-Villalba y no he notado apenas disminución de velocidad; todos vamos a 120/130 km/h… ¿A partir de cuánto te multan ahora? Porque está claro, por mucho que lo nieguen, que de lo que se trata es de multar…
Antonio Valverde (Correo electrónico)

Respuesta.– Pues sí, nosotros también creemos que de lo que se trata es de multar y sacar dinero debajo de las piedras. Antes, los cinemómetros -vulgo radares- de la Guardia Civil (y por añadidura los de la Erzaintza vasca y los de los Mossos d’Esquadra catalanes) tenían el límite de tolerancia puesto en los 138 km/h, umbral a partir del cual te multaban por exceso de velocidad (sin pérdida de puntos hasta rebasar los 160 km/h). Luego, el eximio Pere Navarro forzó en enero la reducción de ese umbral a los 135 km/h (tanto para radares fijos como móviles), y como después nos ha caído la rebaja por razones de “economía” (¿para quién?) energética a 110 km/h, la orden que se ha dado es la de ajustar los radares a 121 km/h (el margen del 10%) para que multen a partir de los 122… De todos modos nos consta que no se han corregido aún todos, ya que algunas DGT provinciales creen que no merece la pena (en algunos puntos de no excesivo tráfico) si la medida se revoca en unos meses, como muchos piensan.

Nosotros también hemos detectado que la inmensa mayoría de los automovilistas sigue circulando a 120/130 km/h de marcador en autovía, que viene a ser una velocidad real entre 114 y 126 km/h (es nuestro crucero de prueba habitual en autovía), simplemente bajan un poco la marcha donde hay radares (o sospechan que los haya, porque a menudo las cajas están vacías). Y no parecen haberse disparado las denuncias… En todo caso, mientras sigamos padeciendo al frente de la DGT al Sr. Navarro tendremos siempre la espada de Damocles del “todo prohibido” pendiente sobre nuestras cabezas… Y sobre de si no se trata de una medida recaudadora, a los datos nos remitimos: en 2001 el porcentaje de vehículos detectados que superaba los 140 km/h en autovía/autopista en nuestro país era de casi el 7%, mientras que en el pasado año el mismo sólo fue del 0,3%…

Como las multas han caído en idéntica proporción, la ocurrencia ha sido tratar de recuperarlas con la nueva prohibición colocando radares en tramos rectos y sin peligro de las autopistas y autovías para cazar incautos, como ha reconocido el propio Navarro, que se niega a colocarlos en los “puntos negros” de nuestra red vial, que es donde deberían estar. A buen entendedor…