24 Horas de Le Mans de 1950: única participación de Skoda

10 julio, 2020
JORGE FERNÁNDEZ

Se cumplen 70 años

El 24 de junio se cumplían 70 años de la primera y única vez en la que Skoda participaba en la mítica carrera de resistencia de las 24 Horas de Le Mans.

Después de la Segunda Guerra Mundial se desarrollaron los modelos 1101 y 1102, denominados Tudor, con cuatro cilindros y 1.089 cc, que tendrían bastante éxito en esa época. El nombre viene del inglés “two-door”, o dos puertas, y gracias a su robustez y modernidad participaron en varios rallyes y carreras de largo recorrido, como el Raid Polski de 1948, donde ganaron en las cuatro categorías tras finalizar el recorrido de 2.649 km. En el Rally de Montevideo se finalizó en primer y segundo puesto.

Si nos vamos a circuito la marca ya obtuvo reconocimiento durante las 24 horas de Spa-Frachorchamps, celebrada en Bélgica, subiendo al podio todos los modelos de la marca en sus respectivas categorías tras recorrer cada uno 1.972 km.

En 1.949 se fabricó el Skoda Sport, una versión para la competición del Tudor, aunque en esta caso era un biplaza con una carrocería flotante de aluminio. Este modelo se probó en el Gran Prix Checoslovaco de Brno. Y decimos que se probó porque su objetivo era participar en las 24 Horas de Le Mans al año siguiente.

El día 24 de junio llegó. El modelo definitivo era un Skoda Sport mejorado, con el motor de 4 cilindros y 1.089 cm del Tudor, aunque este desarrollaba 50 CV en lugar de los 32 del modelo de serie. Este Skoda podía alcanzar los 140 km/h gracias a la mezcla de gasolina, etanol y acetona que se usaba en la época para alimentar los modelos de carreras, y del que se consumían alrededor de 12 l/100 km. Los pilotos Jaroslav Netusil y Václav Bobek obtuvieron una velocidad media de 126 km/h, colocándose los segundos de 60 participantes, pero lamentablemente, la rotura de una pieza de cierre de una biela en la vuelta 115 les dejó fuera.

Fue la primera y última vez que Skoda pudo participar en la prueba debido a su integración en la Unión Soviética. El modelo sigue existiendo, y forma parte de una colección privada checa. Este año tendría que haber salido otra vez al circuito para participar en el Clásico de Le Mans que se celebra desde 2002, pero la situación con el COVID-19 ha pospuesto el encuentro hasta el año que viene. Esperaremos pues pacientemente…

Galeria de fotos