Volkswagen E-BULLI

2 abril, 2020
G. ROMERO-REQUEJO M.
El «hippie» eléctrico

Como conmemoración del 70 cumpleaños de la Transporter T1, el transformador eClassics revela el prototipo e-BULLI, la icónica furgoneta de Volkswagen a la que se le ha sustituido su motor original por un kit de conversión eléctrico que la propia marca emplea en sus últimos módulos para coches eléctricos.

El 8 de marzo de 1950, Volkswagen comenzó la fabricación de su primer modelo comercial denominado Transporter T1, una furgoneta muy fiable y capaz (podía cargar hasta 760 kg), y que entre sus versiones de carrocería contaba con una Kombi tipo minibus con hasta 8 plazas en tres filas de asientos y banquetas traseras extraíbles, para poder adaptarse a cualquier necesidad. Esta primera generación de la Transporter se convirtió en un éxito de ventas, siendo conocida cariñosamente como Bulli, cesando su producción en 1967 al dar paso a la segunda generación (T2).

Con un parabrisas partido (practicable) como seña de identidad y equipando inicialmente un motor cuatro cilindros boxer refrigerado por aire (derivado del Volkswagen Escarabajo) de 1.131 cc y 24,5 CV a 3.300 rpm, de entre todos los tipos de carrocería a los que se destinó (ambulancia, coche de bomberos, etc.), la denominada Samba de pasajeros (minibus), con hasta 23 ventanillas, fue la más codiciada por su versatilidad y vistosidad.

Con el paso de los años y las actuales restricciones circulatorias en las grandes ciudades, en función de las emisiones contaminantes, ¿quién no ha llegado a pensar alguna vez en reemplazar el motor de combustión original de un vehículo y reemplazarlo por otro totalmente eléctrico?. Sin duda, a los que amamos los coches clásicos, esta idea nos puede parecer una aberración, pero a eClassics, especialista en conversiones eléctricas de vehículos de combustión exclusivos de distintas marcas, le ha parecido un reto más que factible.

Volkswagen E-BULLI: un proyecto electrizante

Coincidiendo con el 70 aniversario del nacimiento de la Transporter T1, Volkswagen Vehículos Comerciales junto a eClassics, han desarrollado el primer prototipo electrificado a partir de una versión T1 Samba Bus original creando el e-BULLI, un clásico de 1966 al que además de restaurarlo a conciencia, se le han instalado los componentes del sistema de propulsión de los últimos vehículos eléctricos de Volkswagen. Su presentación mundial debía de haberse realizado en Techno Classica 2020, pero ante su aplazamiento sine díe, se han adelantado virtualmente sus datos principales.

El tándem compuesto por eClassics, junto con los ingenieros y diseñadores de Volkswagen Vehículos Comerciales formaron equipo con los expertos en sistemas de propulsión de Volkswagen Group Components. Para esta transformación se eligió la versión T1 Samba Bus producido en Hanover en 1966, y que ya había rodado durante 50 años por las carreteras californianas, al que se reemplazó su motor bóxer de 4 cilindros y 44 CV (102 Nm de par máximo) por un silencioso motor eléctrico de 81 CV (61 kW) de origen Volkswagen, respetando su ubicación original en el eje trasero.

Dado que este nuevo motor eléctrico es casi dos veces más potente que el motor original (además de doblar el par máximo, con 212 Nm de forma inmediata), se ha tenido que rediseñar el chasis para mejorar su aplomo y seguridad pasiva en carretera. Los nuevos ejes multibrazo delantero y trasero, incluyen amortiguadores y puntales de suspensión «coilover» (resorte helicoidal montado sobre un amortiguador) ajustables, complementándolos además por cuatro discos de freno ventilados (antes de tambor) y una nueva dirección por cremallera. Todas estas modificaciones logran un mayor confort y una conducción más dinámica.

Acoplado al motor encontramos una nueva transmisión monomarcha seleccionable a través de una palanca de cambio de marchas, ahora situada entre el conductor y el asiento del acompañante. Desde ella podemos seleccionar las posiciones P, R, N, D y B, siendo esta última indicada para poder variar el grado de recuperación de la energía durante la frenada. Las prestaciones de esta e-BULLI vitaminada mejoran significativamente, logrando pasar de 105 km/h de velocidad máxima del modelo original a 130 km/h (limitada electrónicamente).

Volkswagen E-BULLI: la batería

El motor eléctrico se alimenta a través de una batería de iones de litio de 45 kWh que le permite una autonomía de más de 200 km. Incorpora un sistema de electrónica de potencia para controlar los flujos de energía de alta tensión que convierte la corriente continua (DC) almacenada en corriente alterna (AC). Como también ocurre en los nuevos modelos eléctricos de Volkswagen, los ID.3 y el futuro ID. BUZZ (inspirado en la Bulli), la batería está alojada en el suelo del vehículo en posición central, lo que rebaja el centro de gravedad y mejora por tanto sus características de conducción.

A la hora de recargar la batería, esta se realiza mediante un enchufe de sistema de carga combinada (CCS) que le permite cargar tanto con corriente alterna como continua. Con corriente alterna la batería se carga a través de un cargador AC con una potencia de carga de entre 2,3 y 22 kW, en función de la fuente de energía. La batería de alta tensión también puede cargarse con corriente continua en puntos de carga rápida de hasta 50 kW, con lo que emplea 40 minutos para cargar el 80% de su capacidad.

Volkswagen E-BULLI: retoques de diseño en el exterior e interior

En paralelo al nuevo sistema de propulsión eléctrico, se ha creado un concepto interior para el e-BULLI que es tan elegante como vanguardista. El nuevo look y las soluciones técnicas correspondientes han sido desarrolladas por el centro de diseño de Volkswagen Vehículos Comerciales en colaboración con Volkswagen Vehículos Comerciales Vintage Vehicles y el departamento de Comunicación.

Aprovechando esta novedosa transformación, los diseñadores han modernizado discretamente el exterior de este e-BULLI integrando nuevos faros delanteros redondos esta vez por LED, mientras que en la zaga también hay indicadores de carga LED, camuflando la toma de carga tras la matrícula trasera. Como remate, la e-BULLI incluye un acabado de pintura bi-tono en «Naranja Metálico Energético» como color principal combinado por un «Metálico MATTE Arena Dorada».

Pero es solo cuando nos acercamos a echar un vistazo al interior cuando nos damos cuenta de que algunas cosas chocan en un modelo de hace 70 años. Aunque se ha respetado la configuración de 8 plazas original, los diseñadores de Volkswagen Vehículos Comerciales han rediseñado de forma armoniosa gran parte del interior respetando el concepto original. Los asientos también vienen en dos colores («Saint Tropez» y «Naranja Saffrano») y se reemplaza la palanca de cambios por un selector moderno de transmisión automática que añade botones de start/stop del motor eléctrico, modo de conducción, ventilador y luneta térmica, además de un práctico hueco portaobjetos.

El salpicadero conserva los tiradores originales de conexión de las luces, pero reemplaza el velocímetro por otro también analógico, que aunque está basado en el original, incluye un símbolo Bulli dibujado y una pequeña pantalla digital donde informa de la capacidad de la batería, añadiendo debajo testigos del freno de mano, cable de carga enchufado, control de velocidad y avería. La radio también es nueva, aunque de estilo retro, y está equipada con la última tecnología, con Bluetooth, receptor DAB+ y USB, estando vinculada también al sistema de sonido mediante componentes ocultos a la vista, incluyendo un subwoofer activo.

Como complemento tecnológico, la consola del techo integra una tablet y a través de la aplicación de Volkswagen para smartphones «We Connect», el conductor puede acceder a información como el tiempo de carga restante, los kilómetros recorridos, el consumo de energía, la recuperación, etc. Como remate exclusivo de este Samba Bus electrificado, el suelo está recubierto con madera que imita la cubierta de un barco, haciendo un agradable juego visual en contraste con los tonos claros de cuero, reforzado por el techo panorámico retráctil.

Disponible para la venta en eClassics (www.eclassics.eu), todos aquellos que estén interesados en este icono transformado libre de emisiones al circular, podrán ver cumplido su sueño desde 64.900 euros. Además de vehículos T1 completos al estilo del e-BULLI y transformaciones del T1, la empresa también ofrecerá de ahora en adelante conversiones del T2 y T3 e incluso kits de piezas listas para el montaje en concesionarios especializados.

La compañía con sede en Renningen (Alemania), también realiza procesos de restauración artesanal de alta calidad de coches clásicos exclusivos, proyectos llave en mano de conversión de vehículos eléctricos (desde la restauración hasta la homologación para su uso en carretera), y la creación de prototipos de coches y furgonetas eléctricas.

Galeria de fotos

foto: Volkswagen e-BULLI_01.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_02.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_03.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_04.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_05.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_06.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_07.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_08.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_09.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_10.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_11.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_12.jpgfoto: Volkswagen e-BULLI_13.jpg
Volkswagen
Volkswagen

Tno. 93 402 89 67
Garantía: 2 años sin límit