Suzuki SV 650 X

15 febrero, 2019
J. BOTELLA
“Café Racer” japonesa

La indudable aceptación en el mercado de las motos tipo Café Racer, una tendencia lógica por su estilo y versatilidad tanto en ciudad como en carretera, ha propiciado que la marca japonesa también se interese por este segmento con esta Suzuki SV 650 X.

La Suzuki SV 650 X no es una moto pequeña, pero sí que se muestra muy compacta en sus dimensiones. Con una estética “semi-vintage”, esta nueva oferta de Suzuki se caracteriza por la carencia de cualquier tipo de plásticos o carenado; tan solo destaca en ella una pequeña cúpula que esconde el faro delantero al más puro y auténtico estilo Café Racer.

En todo su conjunto, la nueva SV 650 X se muestra como una moto con unas medidas muy comedidas y esta característica la hace tan ágil como manejable, gracias en buena parte a sus cómodos semi-manillares. El motor rellena el chasis multitubular característico de esta marca.

LA Suzuki SV 650 X tiene un cuadro de instrumentación digital de fácil lectura

Por todo ello, traslada a quién la pilota una muy buena sensación de ligereza en cualquier escenario, particularmente en los siempre engorrosos recorridos urbanos, pero también cuando la metemos en carretera; es allí donde su motor bicilíndrico en V muestra todas –que son muchas- sus posibilidades dinámicas.

Suzuki SV 650 X: Diseño retro

La Suzuki SV 650 X no es una moto totalmente nueva, ya que su base deriva directamente de la SV 650 (lo que ya es sinónimo de calidad) pero con esos toques “retro” en su diseño, se ha convertido en una auténtica moto de las denominadas “Street Racer” o “Café Racer”, o sea; una moto personalizada y con rasgos de los años setenta, ese estilo “retro-vintage” tan particular, pero equipada con toda la modernidad mecánica para rendir a nivel dinámico. El tubo de escape no es “vintage” pero le aporta un toque estiloso. Se trata de un dos en uno de última generación con un sonido ronco muy característico.

La posición de conducción es excelente: la altura al suelo es la adecuada; la posición de los brazos asidos a los dos bajos semimanillares es la que debe ser; y sentado, ni vas demasiado erguido ni exageradamente agachado. Frente al conductor, en esa pequeña cúpula que cubre la óptica frontal, se aloja un completo cuadro de instrumentos digital monocromo que informa de todo lo necesario: la marcha insertada, el nivel del depósito de combustible, la velocidad, hora y un largo etcétera; una información que se maneja con un pulsador tan sencillo y práctico como intuitivo.

la postura de conducción de la Suzuki_SV 650 X es muy acertada

La posición del piloto es muy confortable gracias a la altura del nuevo asiento, mucho más estrecho que en la versión SV 650, un asiento que permite apoyar, por decirlo de alguna manera, la entrepierna en el depósito, algo que -no nos engañemos- ayuda cuando nos enfrentamos a recorridos en carreteras viradas y sobre la moto, la sensación es muy auténtica.

Suzuki SV 650 X: Un motor muy agradable

El motor de dos cilindros en V a 90 grados con sus 645 cc de cubicaje, ofrece 76 CV de potencia, que llegan a la rueda trasera suavemente. Un motor que dispone de un sistema de asistencia a bajas revoluciones, idóneos para ciudad y excelentes para carretera, lo que facilita la arrancada y evita esos desagradables e incómodos tirones incontrolados. Una buena noticia para los usuarios menos experimentados, lo que la hace fácil de manejar y menos exigente con la maneta del embrague, particularmente en conducción por la ciudad.

El chasis tubular, cumple sobradamente y las suspensiones también, pese a que para mantener ese estilo retro, Suzuki ha optado por equiparla con una horquilla convencional de eje centrado (quizá una horquilla invertida le hubiera dado un plus de más efectividad (pero eso en los setenta no existía) aunque la que lleva cumple a la perfección, tanto a nivel estético como mecánico. La parte trasera se confía a un amortiguador regulable marca de la casa.

Dos pilotos sobredimensionados garantizan la buena visibilidad para ser vistos

Si a todo lo dicho, le añadimos un precio más que asequible (7.299 euros) para este tipo de moto, la nueva propuesta Suzuki: la SV 650 X, es una muy buena opción para los que están en ese punto de sustituir, por fin, su scooter por una moto urbana y rutera a la vez, en la que sobre todo destaca su estilo encantador.

 

Ficha técnica
Motor Bicilíndrico en V, 4 tiempos
Refrigeración Líquida
Alimentación Inyección
Cilindrada 645 cc
Potencia máxima 76,5 CV a 8.500 rpm
Dimensiones
Altura asiento 780 mm
Distancia entre ejes 1.445 mm
Depósito 14,5 litros
Peso 195 kg
Precio 7.299 euros

 

Galeria de fotos

foto: Suzuki SV 650 X_01.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_02.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_03.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_04.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_05.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_06.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_07.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_08.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_08a.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_09.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_10.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_11.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_12.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_13.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_14.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_15.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_16.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_17.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_18.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_19.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_20.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_21.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_22.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_23.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_24.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_25.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_26.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_27.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_28.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_29.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_30.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_31.jpgfoto: Suzuki SV 650 X_32.jpg