Probamos la BMW F 800 GT

9 septiembre, 2019
J. BOTELLA
Una GT equilibrada y polivalente

Es curioso que tras probar la nueva F 800 GT de BMW, una genuina y equilibrada Gran Turismo, tienes la sensación de que en ella todo resulta sencillo, y que además todo está donde debe estar. Me explico. La nueva F 800 GT no destaca por nada, es absolutamente neutra, es decir, no consigues encontrarle ese algo que otras motos puedan tener y esta no, o viceversa. Pero tampoco le encuentras ningún detalle negativo.

Su manejo, pese a su voluminoso cuerpo, no incomoda en un uso por ciudad. Si a ello le unimos que su motor es relajado a lo hora de arrancar en un semáforo, eso, a la larga es una ventaja para quien se mueve en los caóticos entornos urbanos. No es pesada, aunque puedan parecerlo sus 213 kg, por lo que te mueves con agilidad entre el tráfico, tan solo hay que tener en cuenta que como buena GT preparada para viajes largos, le habremos colocado dos maletas laterales (opcionales) y hay que ir con cierto cuidado a la hora de moverte entre los automóviles (no hay que hacerlo, sí, pero se hace). El voluminoso tubo de escape está muy bien integrado y le aporta un estilo deportivo, a la vez que realza su línea.

En esta inmejorable sensación de manejabilidad, también colabora y mucho la posición al manillar y, en particular, la altura del asiento a 80 cm exactos del suelo. En resumen, esta nueva oferta de BMW aporta las ventajas de una Gran Turismo clásica, pero sin los inconvenientes o limitaciones de su mayor peso y la torpeza de motores de más de un litro de cilindrada en marchas lentas.

El cuadro de instrumentos muestra lo imprescindible para tener todo bajo control

Todo en ella está a la alcance de la mano. Seleccionador de modos de conducción, posición manetas freno y embrague, luces y un largo etcétera, mostrando el cuadro de instrumentos lo imprescindible para tener todo bajo control a partir de dos relojes clásicos analógicos y una pequeña pantalla digital monocromo donde muestra la información del ordenador de abordo (hora, combustible, marcha engranada, temperatura, etc).

BMW F 800 GT: en carretera la cosa cambia

La BMW F 800 GT, se muestra como lo que es, una infatigable viajera con la que se puede afrontar cualquier recorrido o viaje, por largo que este sea. Su relación de cambios es perfecta para mantener una velocidad rutera, cómoda y turística, pero también tiene ese punto deportivo, por cierto, habitual en cualquier producto de la gama BMW Motorrad. No es una versión RS, pero equipa detalles, como el amortiguador de dirección, que hace que el eje delantero se comporte adecuadamente en cualquier situación de riesgo no deseado.

En trazados virados esta nueva GT es divertida y una vez más, se muestra ágil en curvas, lo que no ocurre con otras GT de mayor peso. Su suspensión electrónica es regulable y en modo “confort” la moto se mueve tan bien en ciudad como en carretera, aunque en este último caso siempre podremos acudir al modo “normal” o incluso al “sport” para gozar de sus aptitudes deportivas, que sin lugar a dudas las tiene.

Línea fluida y estilosa la de esta BMW F 800 GT

Su motor bicilíndrico en paralelo (personalmente, se echan de menos esos dos cilindros bóxer) dispone de unos relajados 90 CV de potencia a 8.000 rpm. Quizá jugando con el embrague se consigue cierto nervio, pero esto es innecesario: se trata de una moto GT, no una RS y hay que adecuarse a ella en todos sus aspectos o comprarse una RS, claro).

Su relación de cambio permite moverse, con solo una punta de gas, en quinta velocidad y si lo necesitamos, con solo abrir un poco más el puño del acelerador, el motor empuja sin titubeos y dado que utiliza correa dentada de transmisión y no cardan o cadena clásica, la potencia se traslada sin sobresaltos ni alarmantes ruidos. Los dos discos alojados en el tren delantero y el de la rueda trasera, ambos asistidos por ABS, funcionan a la perfección. Dispone opcionalmente, de sistema de estabilidad ASC (recomendable) una opción que aunque no utilicemos habitualmente, en caso de lluvia o asfalto húmedo, agradeceremos tenerlo montado en nuestra BMW F 800 GT.

Circulando por autopista a velocidad constante, el nuevo carenado es más que suficiente para derivar el siempre desagradable y, en ocasiones, agotador flujo de aire; una particularidad que en una Gran Turismo como esta, que utilizaremos para medios y largos recorridos, siempre se agradece.

Las maletas se muestran como un opcional imprescindible en esta rutera BMW F 800 GT

En suma, la nueva BMW F 800 GT (antes ST) es una gran turismo ligera, ágil en ciudad y en carretera; cómoda y, por tanto, una gran viajera; agradable de pilotar y con un mantenimiento muy bajo; características que para los que gustan hacer kilómetros son los mejores argumentos para decir su compra.

Ficha técnica BMW F 800 GT         

Mecánica
Motor 2 cilindros en línea, 4 tiempos
Refrigeración Líquida
Alimentación Inyección electrónica
Cilindrada 798 cc
Potencia máxima 90 CV a 8.000 rpm
Dimensiones
Altura asiento 800 mm
Distancia entre ejes 1.510 mm
Depósito 15 litros
Peso 213 kg
Precio 10.950 €

Galeria de fotos

foto: BMW F 800 GT_01.jpgfoto: BMW F 800 GT_02.jpgfoto: BMW F 800 GT_03.jpgfoto: BMW F 800 GT_04.jpgfoto: BMW F 800 GT_05.jpgfoto: BMW F 800 GT_06.jpgfoto: BMW F 800 GT_07.jpgfoto: BMW F 800 GT_08.jpgfoto: BMW F 800 GT_09.jpgfoto: BMW F 800 GT_10.jpgfoto: BMW F 800 GT_11.jpgfoto: BMW F 800 GT_12.jpgfoto: BMW F 800 GT_13.jpgfoto: BMW F 800 GT_14.jpgfoto: BMW F 800 GT_15.jpgfoto: BMW F 800 GT_16.jpgfoto: BMW F 800 GT_17.jpgfoto: BMW F 800 GT_18.jpg
Bmw
Bmw

Tno. 91 335 05 05
Garantía: 2 años sin límit